FICHA TÉCNICA



Título obra En tiempos de don Porfirio

Autoría Enrique Alonso

Notas de autoría Adaptación de Enrique Alonso de cuadros escritos por Carlos Ortega, Pablo Prida y Manuel Castro Padilla

Dirección Enrique Alonso

Elenco Irma Dorantes, Marta Ofelia Galindo, Doris

Grupos y compañías Compañía de revistas mexicanas María Conesa

Espacios teatrales Teatro Benito Juárez

Referencia Bruno Bert, “El encanto de las tandas. Las tandas 90”, en Tiempo Libre, 10 enero 1991, p. 25.




Título obra Si te casas ya verás

Autoría Enrique Alonso

Dirección Enrique Alonso

Elenco Marta Ofelia Galindo, Tita Merelo

Referencia Bruno Bert, “El encanto de las tandas. Las tandas 90”, en Tiempo Libre, 10 enero 1991, p. 25.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica


Teatro

El encanto de las tandas

Bruno Bert

Es indudable que el teatro de tandas encuentra en Enrique Alonso a uno de sus fundamentales exponentes, pero también es cierto que no todas las producciones de un creador tienen necesariamente el mismo nivel. Hay vaivenes, picos de calidad y momentos de rutina, de reiteración de fórmulas. Y creo que estas Tandas 90 de la Compañía de Revistas Mexicanas María Conesa hacen, parte de este último tipo de situaciones.

El espectáculo, como es habitual, se divide en dos tiempos, en dos tandas. La primera recibe como nombre "En tiempos de Don Porfirio" y son adaptaciones que Alonso hiciera de cuadros que escribieron en su momento Carlos Ortega (1885-1965), Pablo Prida (1886-1973) y Manuel Castro Padilla, "creadores de más de mil revistas de éxito". Hay que admitir que esta parte dedicada a la nostalgia es la más débil, tal vez porque la rememoración implica casi necesariamente el volver sobre chistes que el tiempo ha gastado; situaciones chuscas que hoy se viven entre la ingenuidad (tan simpática... a veces) y el distanciamiento e imágenes que han perdido su fuerza para quedar como pálidos cromos, con acciones previsibles de antemano. Tal vez por eso lo más disfrutable de esta parte, por lo cómico, sean las canciones que nos traen Irma Dorantes, Marta Ofelia Galindo y Doris, junto con las frecuentes coreografías de los bailarines, pero de todas maneras se siente un poco el olor a naftalina y éste predomina sobre el asombro de redescubrir lo antiguo o reecontrarse con el ayer desde un hoy, teatralmente presente y dinámico.

La segunda tanda: "Si te casas ya verás", pertenece a Enrique Alonso y contiene momentos mucho más brillantes en cuanto a ritmo e imágenes, pero aquí es donde decimos que tal vez predomine la rutina en un creador que ya ha probado todas las fórmulas y también las variantes que cada una de ellas es capaz de contener, y cae entonces en reiteraciones temáticas con clichés de comportamientos que posiblemente tengan tantos años como la primera tanda. Todo el débil hilo conductor de esta segunda parte resulta tan manido y con un pensamiento tan convencional, que sólo se justifica en cuanto que permite una serie de escenificaciones, bailes y canciones en donde se encuentran ciertos elementos de goce visual.

Tanto en la primera como en la segunda tanda, Marta Ofelia Galindo, "La Reina de la gracia", como la define el programa de mano, es la que impone la chispa de mayor simpatía, interactuando con el público con ese grado de agresividad de quien conoce perfectamente sus recursos y posibilidades, en una capacidad de autocaricatura muy atractiva, como cuando asume la figura y la canción de la intérprete argentina Tita Merelo con "Se dice de mí", un viejo tango milonga de los años treinta, en un ambiente de "guapos" y "percantas" cómicamente adaptados a la visión mexicana. Naturalmente, las tandas tienen su encanto personal y, a pesar de toda las deficiencias que podamos encontrarle al espectáculo, son capaces de entregarnos una cuota de arte popular muy nuestro, que posiblemente tenga la facultad de gustarnos a pesar de todo Además, es válido insistir sobre el rescate de géneros que el tiempo va borrando de nuestros escenarios y así, si por un lado pedimos a estos auténticos creadores que renueven la vieja cepa con su experiencia y no se adormezcan sobre éxitos ya conseguidos, por el otro acatando el pedido del mismo Alonso, es bueno invitar al público a que acompañe estos trabajos.

Doris y Martha Ofelia Galindo en Las tandas 90, espectáculo de Enrique Alonso, Teatro Benito Juárez (Villalongín 15, Cuauhtémoc, jueves (20:0O) viernes y sábado (18:00y 20:15); domingo (17:00 y 19:30 horas). A partir del 17 de enero. Fotografías de Luis Fernando Moguel.