FICHA TÉCNICA



Título obra El canto de las sirenas

Autoría Creación colectiva del Taller Laboratorio Teatral La Rueca

Dirección Susana Frank

Elenco Aline Menassé

Notas de Música Banda Elástica

Grupos y compañías Taller Laboratorio Teatral La Rueca

Referencia Bruno Bert, “Símbolo y significación de Silvestre Revueltas. El silencio de las sirenas”, en Tiempo Libre, 25 febrero 1988, p. 43.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica


Teatro

Símbolo y significación de Silvestre Revueltas
El silencio de las sirenas

Bruno Bert

Alguna vez (o muchas veces) dije que el teatro de grupo, o el tercer teatro o el teatro antropológico o como queramos llamar a esta corriente del teatro mundial, no es una concurrencia estética sino esencialmente una visión ética que toma las formas que cada realidad le impone y que cada grupo crea para definir su propia identidad. Sin embargo, hay que reconocer que así como dos hermanos no necesariamente tienen que ser parecidos, pero en muchos casos lo son, también con la "familia" del tercer teatro ocurre lo mismo. El teatro Laboratorio La Rueca es un miembro de ella que con frecuencia está en contacto con los que tal vez podamos llamar "hermanos mayores", y a partir de estos encuentros y seguramente de una concordancia formal no sólo con las técnicas sino con la estética de los mismos se ha ido formando un lenguaje que apunta a las similitudes.

Hoy, con El silencio de las sirenas, el espectáculo dirigido por Susana Frank que se presentó hace poco en el Palacio de Minería, terminamos de confirmar esta impresión. Lo cual, en sí, no representa ningún juicio de valor, sino simplemente el reconocimiento objetivo del hecho. Y dentro de esta indicación de pertenencias formales, pienso que decididamente es el grupo que en México expone con mayor claridad a esa corriente.

Es indudable que en los últimos años ha ido puliendo su capacidad expresiva hasta lograr el nivel que hoy vemos y que nos permite compararla a ciertos ejemplos internacionales que comparten su visión. El espectáculo está dedicado a Silvestre Revueltas y es un canto a la creación y a la vida desde el doble ángulo de la visión particular y humana del protagonista y desde la perspectiva social en que este se mueve. Rota toda descripción lineal o anecdótica, esta dualidad de enfoques se nos muestra como una concatenación de momentos contrastantes apoyados más en el ritmo, la imagen y el sonido que en la posible comprensión lógica de cada instante, que muchas veces escapa al espectador tanto por la forma en que está pre sentado el desarrollo como por el desconocimiento de las particularidades de la vida de Revueltas. De todas maneras es claro que no se intenta ilustrar la vida del músico, sino asimilarnos a una dinámica que la represente valiéndose de símbolos que cobren significación para el espectador por su ubicación en el contexto de la obra, rechazando incluso cualquier aspecto de emocionalidad a la que se quiebra deliberadamente en forma reiterada.

Quien haya visto Cenizas de Brecht (la obra que el Odin Teatret presentara en México en 1984) encontrará similitudes e incluso momentos e imágenes que están tomados de allí (el comienzo, la quema de la bandera, la referencia irónica a la calidad de los artistas, etc.) pero esto no significa más que un doble homenaje, ya que se encuentra implícito el de Eugenio Barba dentro del de Silvestre Revueltas.

La calidad de los actores es pareja aunque indudablemente es Alinne Menassé la que realmente hace una creación en su trabajo, volviéndose un eje de interés no sólo porque interprete al protagonista, sino esencialmente por su capacidad actoral y expresiva. Incorporados al trabajo está la Banda Elástica, un conjunto musical que ya en múltiples ocasiones demostrara que no sólo son excelentes intérpretes sino también que se hallan profundamente interesados en una acción interdisciplinaria que muchas veces los pone en situaciones poco convencionales y de riesgo, de los que salen airosamente valiéndose de su capacidad e imaginación.

Muchos son los caminos que conducen a la casa del padre. El Grupo La Rueca ha elegido el de la identificación y se apoya en una excelente disciplina de grupo y en una coherente acción a través del tiempo que va dando sus resultados. Ya pueden celebrar que la esencia de sus búsquedas esté conseguida y pueda verse en el espacio escénico.

Alinne Menassé en El canto de las sirenas, Interpreta a Silvestre Revueltas. La obra es creación colectiva del Taller Laboratorio Teatral La Rueca, que no tiene foro donde presentarse, luego de que reestrenó este espectáculo en la Capilla del Palacio de Minería.