FICHA TÉCNICA



Título obra Querida Lulú

Notas de Título Basada en El espíritu de la tierra y La caja de Pandora, de Frank Wedekind

Notas de autoría Ludwik Margules, Juan Tovar, David Olguín y Beatriz Novarro / adaptación

Dirección Ludwik Margules

Elenco Julieta Egurrola

Espacios teatrales Teatro El Galeón

Referencia Bruno Bert, “Desafío feminista ante la moral burguesa. Querida Lulú”, en Tiempo Libre, 11 febrero 1988, p. 39.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica


Teatro

Desafío feminista ante la moral burguesa
Querida Lulú

Bruno Bert

La vida de Frank Wedekind (1864-1918) transcurre en el arco del tiempo en que se da el desarrollo, la exaltación y la decadencia del realismo y el naturalismo, para concluir en la etapa de imposición del expresionismo, en los años del nacimiento del cine de El gabinete del Dr. Caligari. Si trazamos una línea más amplia dentro de la dramaturgia alemana, lo encontraremos como un continuador de las ideas de Schiller, como un maestro de Brecht y como un antecesor, en algunos aspectos de la obra de F. Durrenmatt. En lo que hace al primero es justamente con Lulú donde Wedekind produce el modelo dramático de aquella "educación estética del hombre" que Schiller había esbozado en el plano teórico, esa misma que debía superar la fatal separación entre espíritu y sensualidad. Con respecto a Brecht, es éste mismo el que se encarga de decirnos que Wedekind "junto con Tolstói y Strindberg, fue uno de los más grandes educadores de la Europa moderna. Y su mayor obra fue su misma personalidad". En relación a Dürrenmatt, la vinculación entre su obra El matrimonio del Sr. Mississippi y El castillo Wetterstein de Wedekind es bastante clara al respecto.

Todo esto con la única intención de ubicar al autor de Lulú dentro de un espacio en el pensamiento y el teatro que lo dimensione a su verdadera medida, aún teniendo en cuenta sus cambios y contradicciones finales.

En lo que hace al trabajo que hoy nos ocupa, Querida Lulú, se trata de un espectáculo de Ludwik Margules basado en la Lulú de Wedekind que se compone a su vez de dos obras: Es espíritu de la tierra (1895) y La caja de Pandora (1904). Es un trabajo libre sobre estos dos materiales como ya de alguna manera lo hiciera Pabst en el cine alemán durante la década del veinte y de la cual Margules ha tomado elementos e incluso ambientación. La propuesta puede resumirse (en lo que hace a Wedekind) en las palabras de Klaus Völker: "El conflicto trágico se produce en la colisión entre dos concepciones morales totalmente irreconciliables. Lulú no acepta "la posición universalmente subordinada del sexo femenino" (F. Engels) y si aún no reviste las formas del feminismo, asume un rol que significa un desafío destinado a fracasar porque no puede moverse fuera de su sociedad. En cuanto ser social debe practicar la moral burguesa, pero de tal forma que se opone a su propia moral humana. Este contraste provocará su fin". Los adaptadores que junto con Margules trabajaron en el material (Juan Tovar, David Olguín, y Beatriz Novarro) Complicaron interesantemente la propuesta, por un lado la estructura narrativa de cualquier linealidad, y por otro complejizando al personaje al incorporar a una actriz que interpreta el papel de Lulú y que a su vez la cuestiona y se cuestiona, creando así una variedad de perspectivas tanto estéticas como conceptuales teniendo en cuenta el tiempo transcurrido y su efecto sobre la obra original: sumando elementos teatrales que allí sólo estaban en germen o no se encontraban, e imágenes, sentidos del ritmo y la composición que tienen directo correlato en el cine, y dentro de él, en segundo orden, con la obra de Pabst, que es un antecedente demasiado importante para haberlo negado y — a más de 60 años de su filmación — demasiado débil para haberlo aceptado sin cuestionamientos.

Esto nos da como resultado un espectáculo en el que confluyen toda una serie de antecedentes que son incorporados como un corpus a la obra original y al que se suma la visión misma de Margules constituyendo así un hito más dentro del material de Wedekind con el que se contará para posteriores reelaboraciones. Este fragmento de visión personal cuenta esencialmente por lo conflictivo que parece para el director el abordamiento de esta obra y por un tenaz y minucioso trabajo sobre las imágenes, los climas y ese manejo del espacio-tiempo donde la aportación de Alejandro Luna como escenógrafo parece fundirse perfectamente con la visión misma de Margules. Existen algunos puntos de disonancia dentro de la unidad conseguida, pero la solidez creativa del conjunto — incluyendo obviamente el trabajo de los actores — permite que éstos sean más elementos de reflexión que debilidades de puesta, transformando así a esta Querida Lulú en un ejemplo serio de lo mejor de nuestro actual teatro.

Julieta Egurrola en Querida Lulú, espectáculo de Ludwik Margules basado en El espíritu de la tierra y La caja de Pandora de Frank Wedekin, Teatro El Galeón, Unidad Artística y Cultural del Bosque (Paseo de la Reforma y Campo Marte, Chapultepec, 520-4869), jueves y viernes, 20:30; sábados, 19:00 Y domingos, 18:00 horas. (Fotografías de Luis Fernando Moguel).