FICHA TÉCNICA



Título obra Hola, ¿quién está ahí?

Autoría William Saroyan

Dirección René Pereyra

Elenco Juan Zermeño, Nube Valbuena

Grupos y compañías Los Actores del Método

Espacios teatrales Teatro Actores del Método

Referencia Bruno Bert, “Hola, ¿Quién está ahí?. Actores del método”, en Tiempo Libre, núm. 342, 27 noviembre 1986, p. 39.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica


Teatro

Hola, ¿Quién está ahí?
Actores del método

Bruno Bert

Junto al Foro Shakespeare, en Zamora 11 se alza una vieja casa ocupada por un grupo teatral que al mismo tiempo tiene características de escuela. Se denomina Actores del Método en honor a Lee Strasberg y está dirigido por René Pereyra que fue alumno del Actor's Studio durante varios años. Pereyra se siente trasmisor de las enseñanzas recibidas en la controvertida pero prestigiosa escuela norteamericana y trata de vertirlas tanto en sus aspectos técnicos como en la ética que dimana de esa estructura de enseñanza que tienden, asimismo, a la formación humana del que va a dedicarse a la actuación.

Hace algo más de un año que el grupo se está preparando y ahora presenta su primer producto, que es la obra de William Saroyan Hola, ¿quién está allí? No habiendo en la casona lo que propiamente podríamos llamar un teatro, han adoptado escenográficamente un par de habitaciones, transformándolas en la antesala y prisión de una pequeña delegación policial de algún remoto y pequeño poblado perdido en el desierto norteamericano. Obviamente la capacidad es mínima y sólo 16 personas pueden compartir la intimidad de ese acto teatral. Y está bien que así sea porque se trata, como aclara el programa de mano, de un trabajo en proceso, ya que formar a un actor dentro de los meandros del Método lleva más que el tiempo hasta ahora empleado en los jóvenes actores, y lo que se muestra es un tramo de ese aprendizaje que necesita ya comenzar a confrontarse con el público y recibir de él, en la intimidad de la charla que sigue a la presentación, el aliento por lo logrado hasta el presente y las opiniones que pueden conducir a una superación en ese proceso de aprendizaje y profesionalización.

Y visto bajo esta perspectiva en un trabajo que merece ser presenciado porque algunos elementos humanos que participan comienzan a perfilarse como embriones de excelentes intérpretes, con un grado de verosimilitud y entrega encomiables en la doble vertiente ética y técnica. Necesitados como estamos de espacios para la formación de actor, esta pequeña célula puede transformarse de una interesante propuesta en una fértil realidad con el andar de no mucho tiempo, insertándose tal vez en la un tanto anémica corriente del teatro independiente mexicano.

La obra elegida para este primer trabajo pertenece a un autor un tanto menor dentro de la dramaturgia contemporánea norteamericana, cuyo auge estuvo por los años de la década del cuarenta. Sin embargo, presenta características interesantes para un ejercicio de esta índole, por su carácter intimista, la ambigüedad de valores que reseña en los personajes y la poética de los protagonistas, con un pesimismo de visión un tanto extraño en la perspectiva generalmente ingenua y optimista de Saroyán.

Dentro del plantel es especialmente interesante el trabajo de Nube Valbuena, en el papel de un ser insignificante y marginado, capaz de contener una enorme capacidad de afecto de un cuerpo y un espíritu absolutamente indefensos para la más mínima oposición a la brutalidad que la rodea. La minuciosa composición del personaje en la multiplicidad de pequeñas acciones físicas y matices emotivos cercanos casi al instinto de un animal temeroso y golpeado, muestran la mejor parte de las técnicas del "Método", que en definitiva no es más que una adecuación personalizada por Strasberg de lo que Stanislawski llamaba "Sistema".

Vaya una bienvenida a este nuevo grupo y ojalá podamos continuar viéndolo en sucesivos montajes, cosa posible a pesar de la crisis y de las indiferencias iniciales de un público que hay que ganar con lo que ellos están construyendo: perseverancia y talento para el trabajo, recordando en los hechos la frase de Strasberg de que el mejor tributo de un actor está justamente en su trabajo.

Juan Zermeño y Nube Valbuena en Hola, ¿quién está allí?, de William Saroyan, Compañía Actores del Método, dirección René Pereyra, Foro Actores del Método, Zamora 11, Condesa, tel. 373-1482, viernes 20:30; sábado 19:00 y 21:00; domingos 17:00 y 19:00 horas. (Fotografía de Luis Fernando Moguel).