FICHA TÉCNICA



Título obra La noche de Pirandello

Autoría José Luis Cruz

Notas de autoría Basada en textos de Luigi Pirandello y Hugo Hiriart

Dirección José Luis Cruz

Elenco Rosa María Bianchi

Espacios teatrales Foro Sor Juana Inés de la Cruz

Referencia Bruno Bert, “La noche de Pirandello. Final de juego”, en Tiempo Libre, núm. 341, 20 noviembre 1986, p. 39.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica


Teatro

La noche de Pirandello
Final de juego

Bruno Bert

La última obra teatral de Pirandello quedó inconclusa frente a su muerte, y aunque se estrenó en el 37 y publicó en el 38 con un final escrito por el hijo, Stefano Landi, es indudable que constituye —junto con otras inconclusas célebres— un material apetecible para el que tienda a querer aprehender no sólo lo que es, sino el margen de la posibilidad, del ambiguo, el espíritu del escritor y su obra.

José Luis Cruz lo intenta tomando elementos de esta última composición (Los gigantes de la montaña, su anterior inmediata (La leyenda del hijo cambiado) más elementos de la vida de Pirandello y su entorno; y compone con textos del autor italiano y otros de Hugo Hiriart La noche de Pirandello, que evoca los fantasmas de su último día de vida tanto en el ámbito de lo personal como en el corpus creativo de su obra.

Sobre esta última etapa del trabajo pirandeliano nos dice un investigador: "El Pirandello del mito (al que dedica sus últimas cuatro piezas) repropone en el fondo sus temas de siempre, pero en clave absoluta, invirtiendo su método inicial pero confirmando las motivaciones profundas y, para todas ellas, la radical imposibilidad de conciliación entre el individuo y la sociedad".

Es claro que en el trabajo vemos campear a los dos autores, ya que si Pirandello, sus obsesiones y sus propuestas están presentes, no dejan también de estar las imágenes que son caras a Hiriart y que hemos visto desarrolladas, de distintas maneras, en otros trabajos suyos. Por lógica, La noche de Pirandello recurre al laberinto, a los sueños, a la representación dentro de la representación, al juego de identidades, y todo esto hace lleno de complejidad cualquier intento de lectura lineal, introduciendo al espectador en una serie de claves que enriquecen la percepción en cuanto más se conozca al personaje, su obra y los personajes de su época. De todas maneras nunca he creído que el único o más importante valor de un espectáculo esté dado por su fácil aprehensión. Entiendo, por el contrario, que cuanto más rica es una obra más aproximaciones permite, y por ende, se enriquece con los mundos personales del espectador que puedan hallar resonancia en lo que ve y comparte.

La propuesta escenográfica e incluso ciertos vestuarios y la plástica de algunas escenas parecen estar inspiradas en las escuelas pictóricas y autores en boga en las décadas del diez y del veinte, fundamentalmente en De Chirico, a través de las arcadas y el reloj (ámbito múltiple y sugestivo de la representación), y en Carlo Carra, con los fragmentos de maniquíes, ambos exponentes fundamentales de la pintura metafísica, muy en concordancia con el espíritu del espectáculo presentado. El trabajo de los actores presenta desniveles, pero en la multiplicidad de papeles y máscaras logran unidad de propuesta y generan por momentos el clima entre mágico y trivialmente teatral que la obra pide y que el director construye orquestando efectos y situaciones que saltan de un género a otro con engarces bien realizados, climas contrastados y situaciones donde sólo el ritmo, a veces, sufre alteraciones no totalmente efectivas.

El final presenta una bella imagen de contraste con su cuota de sorpresa y poesía, para volver luego a los carriles de una "normalidad" definitivamente cuestionada en la representación.

Interesante comienzo entonces para esta nueva etapa del Foro Sor Juana bajo la dirección de José Luis Cruz, y el más logrado de los homenajes que hemos visto este año en el 50 aniversario de la muerte de Pirandello.

Rosa María Bianchi en La noche de Pirandello, de José Luis Cruz, textos de Luigi Pirandello y Hugo Hiriart, Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, 655-1344), miércoles a viernes 20:30; sábados 19:00 y domingos 18:00 horas. (Fotografía de Luis Fernando Moguel).