FICHA TÉCNICA



Título obra El show de Rocky

Autoría Richard O'Brien

Dirección Julissa

Elenco Alejandra Espejo, Martha Escobar, Jaime Garza, José Flores

Escenografía David Antón

Espacios teatrales Teatro Fru Frú

Referencia Bruno Bert, “El show de Rocky. Terror en lata”, en Tiempo Libre, núm. 320, 26 junio 1986, p. 36.




imagen facsimilar

Referencia Electrónica


Teatro

El show de Rocky
Terror en lata

Bruno Bert

Decía un slogan comercial hace unos años: "Las conservas se llaman conservas porque se conservan". Este juego de obviedades parece no regir, en cambio, para determinados espectáculos que no-se-conservan, por más que los enlatemos para abrirlos varios años más tarde. Es el caso de El show de Rocky. la obra de Richard O'Brien vuelta a montar ahora por Julissa en el Teatro Fru-Fru.

A pesar de estar trabajando a sala llena, la respuesta del público dista grandemente de aquellos fervores enloquecidos que generó el original fílmico en su momento, posiblemente porque el tiempo, a pesar de las paradojas de los filósofos y científicos, pasa inexorablemente y tanto las modas como las circunstancias que las generan caducan dejando de concordar, como en este caso, con los jóvenes de entre 15 y 25 años, que son los destinatarios naturales del producto. Incluso es casi asombroso que logre aun, con ciertos sectores de entre ellos, un algo de empatía a pesar del olor a viejo que desprende. Lo que alguna vez fue un desprejuiciado romper de esquemas, se nos hace ahora adocenada recurrencia, y es archiconocido el lema que las vanguardias de ayer no son más que las retaguardias de hoy, cuando se manejan como "espanta-burgueses", aunque no como para que dejen de apoyar las superproducciones. Es posible que la afluencia masiva esté determinada, por un lado, en las generosas estructuras de promoción, y por el otro, en la fama un tanto mítica que arrastra el espectáculo y que llama a la curiosidad, aunque una vez lanzado y en acción no responda a las expectativas generadas.

De todas maneras, y más allá del envejecimiento natural de una obra apenas ayer, que dentro de treinta o cuarenta años seguramente vuelva a ser grato ver, hay fallas en esta versión que son imputables a la puesta de Julissa, que si bien no escatima económicamente nada en el montaje, no hace lucir la inversión en parte por el desafortunado trabajo escenográfico de David Antón que se muestra carente de imaginación para adaptar la versión primitiva. Y así, el marco de la acción, que debiera ser apabullante por la fantasía, se vuelve opaco y provinciano, más parecido al reciclaje de materiales varios que a una composición creativa y casi sin límites económicos.

Las actuaciones, además, son muy disparejas. Y no se trata solamente de quien encarna al profesor Frankenfurter, indiscutible pivote del show de O'Brien y que aquí, sin embargo, pasa casi a un segundo plano debido en partes iguales a una puesta un tanto confusa y a su propio trabajo bosquejado en exceso a trazos gruesos y sin mayores abundancias de matices cómicos a partir de su androgínea. Otros hablan Innecesariamente a gritos y en cambio se les comprende bien poco cuando cantan.

Cosa particularmente grave considerando que las canciones ocupan al menos el 50 por ciento del espectáculo. Por supuesto, hay muchos momentos de humor y hay que reconocer la eficacia de los recursos audiovisuales que aligeran bastante el transcurrir de una trama arrítmica y una puesta en escena poco efectiva.

En lo que hace a la temática del transexualismo, que sin embargo propone un final bastante ambiguo, puede que fuera de interés allá por los tiempos de Hair, pero hoy, con una cartelera pletórica de obras gay o con temáticas que bordean, rozan, tocan o coquetean con lo mismo, se me hace más bien repetitivo y de muy poco interés.

En fin, un terror en lata que más hubiera valido dejar sin reabrir y con todo el sabor de lo que bien se recuerda.

Alejandra Espejo, Martha Escobar. Jaime Garza y José Flores enEl show de Rocky, Teatro Fru fru (Donceles 24. Centro, tel. 521-6012, jueves a sábado 19:30 y 21:45 horas. domingos 17:00 y 19:30 horas. (Fotografía de Luis Fernando Moguel).