FICHA TÉCNICA



Título obra Matrimonio liberado

Autoría Darío Fo

Elenco Luis Bayardo, René Azcoitia

Referencia Rafael Solana, “Teatro. [Matrimonio liberado de Darío Fo]”, en Siempre!, 4 diciembre 1991.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Siempre!   |   4 de diciembre de 1991

Columna Teatro

Matrimonio liberado de Darío Fo

Rafael Solana

Felipe Santander decidió cambiar la dieta de su clientela de Cuernavaca, y tras algunas piezas muy dramáticas y de complicada producción ha montado una comedia de dos o tres personajes, todo el tiempo risueña, e incesantemente divertida y aguda. Él mismo se ha ocupado de la dirección y ha asumido el papel principal, al que ha adornado con algunas viñetas no previstas por los autores originales. Hay un cierto trabajo de adaptación, que no consiste en solamente cambiar los nombres de lugares italianos por los de otros morelenses; fue también tarea del adaptador convertir en teatro lo que fue pensado para ser representado por televisión, principalmente a base de acercamientos, por los escritores, que son el conocido y acreditado Darío Fo y su esposa.

La comedia, Matrimonio liberado, ya fue conocida hace algún tiempo en la ciudad de México, muy probablemente en el teatro del Granero; pero son muchas las razones que nos hacen preferir la versión de Santander a la que primero vimos, y el nombre de cuyo director se nos ha ido de la memoria; los intérpretes, en la capital fueron Salvador Sánchez y Margarita Sainz. En Cuernavaca hacen esa pareja Felipe y la joven y linda Alina Davidoff, a quien por primera vez hemos visto (pero parece ser que ya ha trabajado en televisión y en algunas películas de Ripstein) y que nos ha agradado muchísimo y convencido plenamente.

Felipe Santander comenzó su carrera teatral como un guapo y escultural joven Hipólito, en una de las muchas Fedras que existen. Tenemos entendido que hizo su lanzamiento el maestro Salvador Novo. Más adelante se volvió escritor, por cierto, excelente, sobre todo con una trilogía de primera fuerza, constituida por los dramas de carácter social El extensionista, Los dos hermanos e Y... el milagro, enderezados contra fuerzas poderosas como la burocracia bancaria ejidal, el Ejército y el Clero. También ha brillado como adaptador, por ejemplo, de Panorama desde el puente, de Arthur Miller. A esas actividades ha agregado, también con completo éxito, las de director de escena y maestro de actores.

A pesar de que no tiene una vis ni una voz cómicas, Santander, a fuerza de talento y de estudio, saca con gran lucimiento el papel escrito por los esposos Fo. No se limita a hacer el marido de este matrimonio, sino también se ha dado unas estampas en que hace corporalmente personajes que solamente estaban platicados y también pone en ellos gracia y ligereza.

Para nosotros, y para otros críticos, ha sido una sorpresa la señorita Davidoff, que tiene un papel, además de muy largo, muy matizado y que exige mucho de ella. Rendimos a esta linda damita un aplauso muy entusiasta y muy sincero.

Tiene además la obra un tercer personaje de brevísima intervención y escasa importancia.

Vale la pena desplazarse a Cuernavaca (después de todo, siempre un paseo muy agradable, y el teatro Ocampo no está en el centro de la metrópoli sino una hora más lejos que la sala Olin Yoliztli o que los espacios teatrales de Ciudad Universitaria) para disfrutar de uno de los más gratos espectáculos de comedia que pueden por ahora ver los capitalinos.