FICHA TÉCNICA



Título obra Corona de sombra

Autoría Rodolfo Usigli

Dirección Rafaél López Miarnau

Elenco Jacqueline Andere, Claudio Obregón, Antonio Medellín, Ada Carrasco, Lucy Tovar

Escenografía Guillermo Barclay

Vestuario Guillermo Barclay

Grupos y compañías Teatro de la Nación

Espacios teatrales Teatro Hidalgo

Referencia Rafael Solana, “Teatro. [Corona de sombra de Rodolfo Usigli, dirige Rafaél López Miarnau]”, en Siempre!, 15 junio 1977.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Siempre!   |   15 de junio de 1977

Columna Teatro

Corona de sombra de Rodolfo Usigli, dirige Rafaél López Miarnau

Rafael Solana

El de mañana es un día importante para el teatro mexicano; se rinde público y oficial homenaje, con motivo de sus bodas de oro como autor, a don Rodolfo Usigli con la posición de una de sus mejores obras; dentro un catálogo como el de este dramaturgo es muy aventurado decir "su mejor obra", ni siquiera "su mayor obra" (que no siempre lo más grande es lo más bueno); hay criterios, hay puntos de vista, hay gustos; la más famosa, la que le ha dado mayor número de triunfos, nacionales o internacionales, es El gesticulador; pero Corona de sombra tiene tal vez mayor aliento, ambiciones más grandes; en lo que no hay disputa ni división de opiniones es que Rodolfo Usigli es el mayor de los comediógrafos mexicanos, vivientes o no (don Juan Ruiz de Alarcón, la única personalidad con la que podría medírsele, es más bien un autor español, nacido en Taxco cuando esa población pertenecía, como toda la Nueva España, a la corona española, y toda su obra la escribió y la estrenó en Madrid).

Nos tocó conocer Corona de sombra en la primera lectura que de ella hizo su autor en San Miguel de Allende, en la casa de José Mojica, ante Dolores del Río y Emilio Fernández. También estuvimos presentes en la inauguración, con esa obra, del teatro María Tereza Montoya, en Monterrey, con esa gran actriz a la cabeza del reparto. Aquella noche Rodolfo Landa, a nombre de la entonces prestigiosísima ANDA, puso una medalla de oro en el pecho de doña María Tereza(1).

Corrió con poca suerte esta Corona la noche de su estreno en México, en el Arbeu, con Josette Simó en el papel de la emperatriz; de aquella función, que se dio en circunstancias económicas sumamente precarias, más valdrá no acordarse; la obra ha sabido sobrevivir a aquel naufragio, y todavía está viva sobre los escenarios; ha sido representada también en teatros de Europa.

Al saberse que Teatro de la Nación había decidido reponer Corona de sombra(2),se produjo cierta curiosidad por conocer a qué actriz encomendaría el director Rafael López Miarnau el papel alguna vez ofrecido a la señora Del Río, y con el que triunfó la señora Montoya; no dejó de causar sorpresa que esa actriz fuese Jacqueline Andere, que ha solido actuar en comedias ligeras, o en telenovelas; pero López Miarnau dejó saber a quienes lo interrogaron que estaba plenamente satisfecho del rendimiento de esta joven artista en un personaje de tan grave responsabilidad; siempre es aventurado hacer los papeles que hizo la Montoya (María Rivas se prepara para La malquerida, y en el cine Blanca de Castrejón se atrevió con algunas escenas de Locura de amor); pronto todos podremos opinar sobre la actuación de Jacqueline, y sobre las de Claudio Obregón, Antonio Medellín, Ada Carrasco, Lucy Tovar y los demás intérpretes de los papeles principales de la obra de Usigli, cuya escenografía y cuyo vestuario esta vez fueron encomendados a Guillermo Barclay.

Esta será la segunda salida de Teatro de la Nación (la primera, con El mercader de Venecia, le significó un completo éxito) y la única, en su programa del año actual, en que contará una obra de autor mexicano.


Notas

1. Véase la crónica respectiva con fecha del 22 de febrero de 1956 incluida en este volumen.
2. La obra se estrenó el 10 de junio en el teatro Hidalgo. Teatro de la Nación 1977-1981. Memoria. México, Instituto Mexicano del Seguro Social. 1982. p. 71.