FICHA TÉCNICA



Título obra Los empeños de una casa

Autoría Sor Juana Inés de la Cruz

Dirección Salvador Novo

Elenco Héctor Gómez, Virginia Gutiérrez, Yolanda Mérida, Graciela Doring, Carlos Fernández

Eventos Celebración de los 25 años del Palacio de Bellas Artes

Productores Instituto Nacional de Bellas Artes

Referencia Rafael Solana, “Teatro. [Con Los empeños de una casa de Sor Juana Inés de la Cruz celebran los 25 años del Palacio de Bellas Artes]”, en Siempre!, 14 octubre 1959.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Siempre!   |   14 de octubre de 1959

Columna Teatro

Con Los empeños de una casa de Sor Juana Inés de la Cruz celebran los 25 años del Palacio de Bellas Artes

Rafael Solana

Fue un acierto del departamento de teatro del INBA el escoger la muy graciosa comedia de Sor Juana Inés de la Cruz Los empeños de una casa para celebrar, con una velada teatral, los 25 años del Palacio de Bellas Artes, que también fueron festejados con dos formidables exposiciones, la de Juan Soriano, que puede recomendarse como estupenda, y que nadie debe dejar de ver, y la estupenda del alemán Rugendas, y con una función de ópera, un cumplido Rigoletto, y una de ballet, a la que asistieron el señor presidente de la República y el señor Secretario de Educación.

El Palacio de Bellas Artes fue inaugurado el 29 de septiembre de 1934 con La verdad sospechosa, de Juan Ruiz de Alarcón, el más ilustre de los autores mexicanos; bien estuvo escoger para esta celebración del primer cuarto de siglo una obra del segundo, de la monja jerónima, Juana también que dio lustre en la Colonia a nuestras letras. Fue una selección indudablemente atinada.

La dirección fue del propio maestro Novo, y los intérpretes fueron varios jóvenes artistas muy empeñosos y de mucho talento. El mejor, el gracioso Héctor Gómez,(1) hoy tan de moda entre las quinceañeras televidentes; también muy simpática Virginia Gutiérrez; bien Yolanda Mérida, a pesar del poco estudio, y Graciela Doring. Carlitos Fernández, uno de los jóvenes actores mejor dotados de México, con figura, y con voz, y con escuela, parece irse estancando, acartonando y pedantizando; ojalá que volviera a poner los pies en la tierra y recuperar una naturalidad que ha perdido.

Fue una velada muy agradable la de la presentación de Los empeños de una casa.(2)


Notas

1. En el programa de mano se registra el nombre de Héctor Cruz. P. de m. A: Biblioteca de las Artes.
2. La obra se presentó en la temporada de Teatro Clásico para estudiantes de secundaria en el teatro del Bosque. Idem.