FICHA TÉCNICA



Título obra Aquí fue Oaxaca...

Elenco Amparo Arozamena, Roberto Meyer, Margot Tarraza, Chelo Gómez Herrera, Roberto Soto (El Panzón), Trío Mixteco

Espacios teatrales Teatro Lírico

Referencia Armando de Maria y Campos, “Noticias, sentencias y aforismos y alguna anécdota”, en Novedades, 24 enero 1947.




Título obra El corrido de Oaxaca

Elenco Periquín, María Belem, Trío Rosales-Pons, René y Rosita, Susana Cabrera (Sussy), Elisa Berumen, Alejandra, Lupe la Criolla, Joaquíne garcía (Borolas), Alma Flores, Pompín Iglesias hijo

Espacios teatrales Teatro Colonial

Referencia Armando de Maria y Campos, “Noticias, sentencias y aforismos y alguna anécdota”, en Novedades, 24 enero 1947.




Notas Aforismos del autor, estrenos y eventos

Referencia Armando de Maria y Campos, “Noticias, sentencias y aforismos y alguna anécdota”, en Novedades, 24 enero 1947.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Noticias, sentencias y aforismos y alguna anécdota

Armando de Maria y Campos

Oaxaca está de turno en los teatros frívolos. Mejor dicho, en los títulos de las revistas de relativa actualidad que dizque renovaron los programas teatrales la noche del último sábado. En el Lírico los autores animadores empresarios bautizaron el desfile semanal de viejos números, precedidos de un prologuillo que comenta los sucesos del momento con el título de Aquí fue Oaxaca... El prólogo, comentando la actualidad que brinda el conflicto económico de la vieja Antequera fue dicho por Amparo Arozamena y Roberto Meyer. En los demás números actuaron Margot Tarraza, Chelo Gómez Herrera, Soto y el Trío Mixteco.

Cristalizada, enquistada por el error, corre en apariencias de axioma una sentencia teatral: "a papel sabido no hay cómico malo", que es sólo la reversión y la exageración del axioma verdadero: "a papel sabido, no hay cómico bueno".

Los directores y animadores de la temporada de Teatro Norteamericano que actuará en el Iris, ofrecieron hace días una fiesta nocturna a la prensa nacional y elementos que se ocupan de la materia de teatro en los diarios y revistas. Asistieron unos cien periodistas, ninguno de ellos, crítico o cronista de teatros.

El teatro fue siempre arte con palabras, y hoy ante la competencia del cine, debe apoyarse más que nunca en la palabra, generalmente uno de los muchos factores que precisa el cine para triunfar, no el único, como el teatro. Por eso, de lo más importante en un lector de la limpieza y propiedad de la dicción; pero como el teatro es también un arte plástico, que entra ante todo por los ojos, es tan indispensable, y acaso más una buena dicción, una buena acción. El actor que no sabe moverse está más perdido que el que no sabe hablar, porque el movimiento es lo que antes parece, y así, en ocasiones, es más eficaz una buena figura que una buena prosodia. El hombre ha de saber en escena mover los brazos; la mujer, como cuando es fina no tiene brazos –la Venus de Milo sería buen ejemplo para las actrices que se azotan los muslos–, debe cuidar de sus pies; buen actor, el que anda bien: buena actriz, la que se para bien.

El tenor de la pantalla Pedro Infante se ha presentado por primera vez en un escenario, el del Follies, consagrado a las "variedades". Antes de cantar, habló al público, disculpándose de no ser un gran cantante; al público le agradó el gesto. Luego, Pedro Infante cantó acompañado de su orquesta típica denominada Los Charros de Rancho Grande. En el Follies vienen actuando con firme éxito: Palillo, Manolín y Shilinsky, la Panchita, María Victoria, Aldo Gracia y Paco Miller con su popular muñeco don Roque.

El actor que no se sabe los entreactos no se sabe su papel.

De "Palitos", el actor sudamericano que en breve se presentará en México, se dice que es el Cantinflas argentino. Mala comparación, para empezar.

Cuando el estudio del papel no basta, el preguntar suple, si se pregunta a quien sabe respondernos.

Un nombre nuevo, y no un nuevo espectáculo, cubrió el cartel del Colonial: El corrido de Oaxaca. Y en el racimo de números, hasta seis debuts y reapariciones: Periquín, una bella cancionista: María Belem, el trío Rosales-Pons, René y Rosita, y una joven vedette; Sussy Cabrera. En el desfile de números actuaron: Elisa Berumen, Alejandra, Lupe la Criolla, Borolas, Alma Flores, Pompín Iglesias hijo, y veinte artistas más.

La pausa sólo es un vacío cuando el actor no sabe llenarla. El público oye hablar al actor; pero ha de verlo escuchar, y del actor depende que lo vean.

Urgido por las constantes alusiones a su zarzuela Luisa Fernanda, el maestro Moreno Torroba se ha visto obligado a reprisarla cuanto antes. Será la próxima zarzuela que suba al escenario del Arbeu; la cantarán –para mayor novedad y aliciente– dos cuadros.

El actor, soltero, y la actriz.... ¡huérfana!