FICHA TÉCNICA



Notas Extractos del decreto argentino para la creación del Teatro de la Zarzuela Argentina, que el autor cita con motivo de la creación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura

Referencia Armando de Maria y Campos, “La creación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y un decreto argentino que crea un teatro lírico popular”, en Novedades, 31 diciembre 1946.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

La creación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y un decreto argentino que crea un teatro lírico popular

Armando de Maria y Campos

La creación de un Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, la próxima presentación de una compañía española de zarzuela, y... el desfallecimiento que sufre nuestro teatro lírico, es decir, nuestro teatro "chico" de zarzuela, revista, sainete musical, etc., hacen de actualidad un curioso decreto del gobierno argentino del presidente Farrel, culminación de los trabajos que se vienen realizando en la gran república del Plata, desde hace cuatro años para crear, con carácter oficial, el teatro lírico popular argentino: la zarzuela.

Como considero que la aportación de datos, sugestiones, proyectos, relacionados con las actividades que en breve empezará a desarrollar nuestro Instituto le pueden ser de utilidad, si su aplicación es viable, en seguida hago un extracto del curioso decreto del presidente argentino, general Farrel, refrendado por la del ministro del Interior, contralmirante Teisaire.

Fechado en Buenos Aires, en septiembre de 1944, dice: "Vista la conveniencia de crear un Teatro Lírico Popular Argentino, expuesta por la Dirección General de Espectáculos Públicos, y el proyecto auspiciado por la Sociedad General de Autores de la Argentina, y considerando: 1o.) Que la notoria falta de escenarios que por sus características permitan la representación de obras de música nacionales de manera digna y continuada, y sirvan al mismo tiempo de escuela experimental para compositores, autores e intérpretes noveles, torna necesaria la organización de un teatro estable dedicado al fomento y desarrollo de las expresiones populares de raigambre popular; 2o.) Que de esa manera se brinda además oportunidad, a los compositores nacionales, para que afronten con sus producciones el juicio de la crítica y del público, permitiéndoles la posibilidad de ver sus obras representadas para el pueblo; y a éste la de reconocerse en las melodías de los músicos, que llevará al plano superior de la creación artística el rico acervo de leyendas, tradiciones, episodios históricos y motivos literarios y musicales argentinos; el Presidente de la nación argentina...” y aquí, el famoso, curioso decreto.

Consta el decreto de 12 artículos. Este es el primero: "Créese el Teatro de la Zarzuela Argentina, que representará las comedias y dramas musicales que reflejen costumbres, modalidades y expresiones de carácter popular que, por su construcción, no sean indicados para alternar con los géneros líricos que se ofrecen preferentemente en otros teatros oficiales". El segundo artículo no es menos interesante: "El Teatro de la Zarzuela Argentina fomentará la producción de obras inspiradas en el folklore nativo en afirmación del espíritu nacional y defensa del acervo que define el auténtico temperamento argentino". Como consecuencia –artículo 3o.– "El Teatro de la Zarzuela Argentina ofrecerá espectáculos de comedia musical, opereta, zarzuela y sainetes líricos de autores nacionales o extranjeros con más de quince años de radicación en la República. Representará asimismo obras españolas en las que podrán intervenir directores y artistas de esa nacionalidad radicados en la República". Además –artículo 5o.–, "se representarán también en la proporción que se determine, obras del teatro lírico universal".

¿Cómo se formará el repertorio del recién creado –.primero en América– Teatro de la Zarzuela Argentina? Dice el artículo 4o.: "El repertorio estará formado por producciones de reconocido mérito, de maestros consagrados, por las obras que hayan sido premiadas en los concursos oficiales y en los que organice el Teatro; por las que se solicite a autores y compositores de reconocida capacidad profesional". ¿Y el personal artístico, cómo se formaría? Lo específica el artículo 6o.: "...estará integrado en un noventa por ciento de artistas nacionales, o extranjeros de habla española con más de 15 años de radicación en el país y que hayan contribuido a la difusión de la literatura musical hispanoamericana", dándose preferencia, en igualdad de condiciones, a los elementos procedentes de los conservatorios oficiales", previene el artículo 7o.

Naturalmente, la sede de este Teatro de la Zarzuela Argentina será Buenos Aires –artículo 8o.–, pero –artículo 9o.–, "la realización de las giras por el interior será obligatoria, y al cabo de cinco años de funcionamiento los conjuntos de teatro deben haber actuado en todas las Provincias y Territorios de la Nación".

"La Dirección del Teatro –artículo 11o.– está a cargo de un Director General Artístico y de un Administrador, responsables directos de su funcionamiento ante la Dirección General de Espectáculos", pero –artículo 12 y último– "la Comisión Honoraria integrada –artículo 10– por el Director General de Espectáculos Públicos y por los Jefes de las Divisiones de Teatro y Folklore, respectivamente, de un representante de la Sociedad General de Autores de la Argentina, de un representante de la Sociedad Argentina de Empresarios Teatrales, de un representante de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música, de un representante de la Sociedad Argentina de Actores y de un representante de la Asociación Argentina de Artistas Plásticos, designados por sus respectivas entidades–, podrá considerar la constitución de una junta consultiva no mayor de siete miembros, la que funcionaría con carácter honorario, etc., etcétera.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura "Alemán" debe estar enterado de estas cosas, cosas de Teatro en que interviene, el Estado protector y orientados, por si acaso.