FICHA TÉCNICA



Título obra Galería de moribundos

Dirección Jorge A. Vargas

Elenco Roberto Sosa, Ricardo Leal, Alicia Laguna, Jorge A. Vargas

Grupos y compañías Teatro Línea de Sombra

Eventos XVII Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México

Referencia Rodolfo Obregón, “Poética del cuerpo (I)”, en Proceso, 22 abril 2001, p. 66.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Proceso

Columna Teatro

Poética del cuerpo (I)

Rodolfo Obregón

La falta de continuidad y de proyectos a mediano o largo plazo ha impedido, en nuestro medio, el desarrollo de estéticas o tendencias teatrales que establezcan un contacto contundente y progresivo con un tipo particular de espectador.

En el mejor de los casos, el ejercicio crítico podrá esclarecer constantes temáticas y estilísticas en determinadas individualidades (autores, directores y algunos escenógrafos). Siendo el teatro un arte colectivo, estos creadores enfrentan una y otra vez la incomprensión de sus propios colaboradores y –¿por qué no?– de observadores y analistas.

En el caso de los actores, la idea de un intérprete eficaz en cualquier ámbito ha terminado por engendrar una legión de trabajadores, sujetos a la oferta del mejor postor, cuyas deficiencias se manifiestan en proporción directa a la exigencia del medio o del producto específico.

Por ello, la iniciativa de Teatro Línea de Sombra representa una auténtica bocanada de aire puro en un medio regido por la generalidad y la inmediatez. A través del Encuentro Internacional de Teatro del Cuerpo (cuyas últimas dos ediciones hemos comentado aquí), sus impulsores, Jorge A. Vargas y Alicia Laguna, mantienen el diálogo con el gran teatro del mundo y estimulan la formación de especialistas.

A esta segunda función, el riguroso entrenamiento de actores capaces de cultivar una poética corporal, se han abocado con la apertura del Diplomado en Teatro del Cuerpo que llevan a cabo gracias a la hospitalidad del Centro Cultural Helénico.

Por su parte, los vasos comunicantes con el teatro del mundo se han extendido al terreno de las publicaciones. A instancias de Teatro Línea de Sombra, la magnífica colección “El apuntador” (El Milagro/CNCA) suma ahora a sus títulos un libro de extraña y cautivante belleza: Palabras sobre el mimo, de Etienne Decroux.

Una tercera vertiente, donde confluyen las dos anteriores, la constituye su propia producción escénica. Múnich-Atenas y El censor forman parte de un primer repertorio donde, bajo la influencia de su experiencia pedagógica en la Casa del Teatro, Jorge A. Vargas intentaba reconciliar su característica grafía corporal con textos dramáticos tradicionales en torno a conflictos de orden íntimo o deliberadamente psicológicos.

La experiencia difiere de la brillante renovación que Vargas hiciera del teatro regiomontano, donde estimuló el surgimiento de un dramaturgo que adaptaba curiosos relatos regionales a sus vigorosas propuestas escénicas: Gabriel Contreras; y donde sacó provecho de la libertad otorgada por otras adaptaciones de materiales no dramáticos, tales como El patio de monipodio, la versión que Álvaro Custodio hiciera de las novelas cervantinas.

Como nueva afirmación de un proyecto a largo plazo, Teatro Línea de Sombra estrenó en el marco del XVII Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México su última producción, Galería de moribundos, un espectáculo claramente inscrito en la corriente que los franceses denominan Teatro del Gesto, a partir de los personajes y el agónico universo creado por Samuel Beckett.

Con una visible coherencia en la trayectoria de su creador, esta Galería de moribundos, que inicia su temporada regular de fines de semana en el Teatro Jiménez Rueda y de la cual nos ocuparemos la próxima semana, pone de manifiesto una más de las rupturas características del teatro nacional: aquella que abandonó, al finalizar los años ochenta, la exploración y el desarrollo de un lenguaje corporal no supeditado a las exigencias narrativas del teatro textual e interpretativo.