FICHA TÉCNICA



Título obra La condenada

Autoría Ceferino R. Avecilla

Elenco María Teresa Montoya, Virginia Fábregas, Virginia Manzano, Aurora Cortés, Ricardo Mondragón, Felipe Montoya, Fernando Mendoza, Manuel Santamaría

Notas Función en beneficio de María Teresa Montoya

Referencia Armando de Maria y Campos, “Informaciones y noticias”, en Novedades, 22 octubre 1946.




Título obra Dos docenas de rosas

Autoría Aldo de Benedetti

Notas de autoría J.J. Bolla / versión

Elenco Gloria Guzmán, Juan Carlos Thorry, Eduardo Malcolm (Lalo)

Referencia Armando de Maria y Campos, “Informaciones y noticias”, en Novedades, 22 octubre 1946.




Título obra La pícara Susana bailó con don Porfirio

Autoría Carlos M. Ortega y Francisco Benítez

Elenco Mapy Cortés (María del Pilar)

Espacios teatrales Teatro Lírico

Referencia Armando de Maria y Campos, “Informaciones y noticias”, en Novedades, 22 octubre 1946.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Informaciones y noticias

Armando de Maria y Campos

Beneficio de María Tereza Montoya.– Celebró su función de honor y beneficio la primera actriz dramática de la escena nacional, María Tereza Montoya, llevando a escena, por primera vez –rigurosa premier mundial, diría un columnista joven–, el drama en tres actos y un epílogo de Ceferino R. Avecilla La condenada, dedicado "a la inmortalidad de Federico García Lorca, poeta, patriota y mártir", según rezaba un cartel a todo foro que apareció después de levantarse el telón.

Noche de apoteosis para la gran trágica mexicana. La sala llena. En una platea, la primera dama –electa– del país, doña Beatriz Velasco de Alemán, esposa del licenciado don Miguel Alemán, presidente electo de México. Magnífica señal. A la presidenta le gusta el teatro. Este simple hecho puede ser –lo será– indicio de una nueva era para el teatro en México.

La obra de Avecilla, tremenda. Hecha para que luzcan en todo momento las facultades dramáticas de María Tereza. El primer acto es un guiñol completo –hecho y derecho–, en el que la acción deja en segundo lugar al diálogo, interjeccional de propósito, que si bien le quita fluidez a la forma de expresión de los personajes, lleva viva la acción, en la que los actores viven bajo la amenaza de la fatalidad suspendida sobre sus cabezas, y el público siente cerrada la garganta por un nudo de angustia. Es un poco La malquerida, sin Benavente.

En el segundo acto, el diálogo, fluido, literario, suple a la acción. No está ligado al primero sino por alguna referencia. En él, la señora Fábregas tiene un papel que se antoja arrebatado de la realidad, así de humano es. En el tercer acto la obra de Avecilla, rica en efectos dramáticos, toma nuevamente otro rumbo, pero no deja escapar el interés creciente del público. El epílogo es un marco natural para que luzca en toda su magnífica plenitud el excepcional temperamento de La condenada, la protagonista, María Tereza Montoya, única posible intérprete de esta obra estrujante, sombría, amarga, que deja en el ánimo del público una profunda zozobra, que no logran espantar las ovaciones que se tributan en premio a su magnífica labor a la Montoya y a la Fábregas, a la Manzano y a la Cortés, a Mondragón y a Felipe Montoya, a Mendoza y a Santamaría, etc., etc.

La Guzmán y las rosas.– En vísperas de concluir su breve y brillante temporada, la compañía de Gloria Guzmán repuso la deliciosa comedia italiana de Aldo de Benedetti, Dos docenas de rosas, versión de J.J. Bolla, en la que la exquisita actriz, Thorry y Malcolm –las tres mejores figuras de la compañía que se despide en México mañana–, hicieron derroche de su finura, gracia y naturalidad características para comedias de la índole frívola de ésta de Benedetti, que nuestro públio conocía a través de otra versión literaria, la de Gustavo Villatoro, y de las escénicas de Anita Blanch y María Tereza Montoya.

Hoy se beneficia Gloria Guzmán con la comedia de Carlos Darthel y Camilo Damel Tres mil pesos, y mañana da la compañía su última función.

Mapy Cortés en el Lírico.– No fue suficiente el cupo del teatro Lírico para dar acomodo a los miles de espectadores que acudieron la noche del sábado a presenciar la presentación de la tiple portorriqueña Mapy Cortés en varios números "de su repertorio", que fueron encajados en una obrita de circunstancias de Ortega y Benítez, titulada La pícara Susana bailó con don Porfirio. La salada artista se hizo aplaudir cantando y actuando como actricita, y no dejó decaer un instante la alegría del público, que la aplaude y celebra. Su marido, Fernando Cortés, también actuó, cantando y hablando. Se batió el récord de entradas anteriores, contándose en taquilla hasta once mil pesos.

Un argumento en el Tívoli.– Es apenas un apunte de argumento, el que justifica el desarrollo de las escenas de la piececilla presentada por la empresa del Tívoli con el título de Por qué no fui presidente. Se trata de la pintoresca aventura del palmista y cafetófilo Pedro Rendón, que caracteriza Medel. Además, abundan los números frívolos, bien presentados.

19 mujeres en el Ideal.– Con la comedia Presidio, de origen bonaerense, que firman los señores De Benza y De Lavalle, debutará el viernes de esta semana en el Ideal la compañía que encabeza y dirige la actriz argentina Josefina –Pepita– Serrador, integrada por Carmen Montejo, Consuelo Guerrero de Luna, Fany Schiller, Maruja Grifell, María Teresa Squella, Lola Tinoco, Pilar Mata, María Gentil Arcos, Pilar Sen, Ester Coalla, Blanca Marroquín, Concha Carracedo, Carmen Manzano, Esperanza Valdivieso, Josefina Segarra, María Stein, Josefina Delgado y Dolores Gutiérrez.

A provincias.– Esta semana concluye su temporada en el Arbeu Conchita Piquer. Irá a algunos estados. El 30 y 31 irá a Puebla, al teatro Guerrero, contratada por la Junta Española de Puebla, para actuar a beneficio del Sanatorio Español angelopolitano. Luego visitará Guadalajara y Veracruz.

La compañía de Gloria Guzmán también visitará el estado jarocho. Y es probable que después la Perla de Occidente.

En el Degollado de Guadalajara se presentará a fines del presente mes la Compañía de las Hermanas Blanch, que permanecerá en provincias, o en los estados, como deberíamos decir en México, hasta que hayan actuado en el Ideal la compañía de la Serrador y la de Angel Garasa, que viene después de la de Pepita.

El repertorio de zarzuelas que pondrá Moreno Torroba en su inminente temporada en el Arbeu –después de la breve que hará Pepito Cibrián– es variado; La caramba, para empezar. Después... no se sabe todavía con qué se seguirá. Lo que sí se sabe es el elenco de artistas que vienen de España. Eugenio Casals, director de escena y Augusto Vila, de orquesta, y según los datos que se tienen en la Secretaría de Gobernación: Lolita Pastor, Charito Leonís, Marianella Borondalla, Carmen Figuerola, Agustín Godoy, Tomás Alvarez, Plácido Domingo, Luis Bellido, Rosa María Martí, Jacinto Obregón, América Paz, Josefina Vera, Agustín Pedrote, Angel Barrera, Asunción Reyes, Jerónimo Díaz, y naturalmente el maestro Moreno Torroba. El debut será el 8 de diciembre. El resto de la compañía se contratará en México. Ya hay algunos escriturados: Freyre y Urcelay, Manolo Noriega y Mario Martínez Casado.