FICHA TÉCNICA



Notas El crítico informa y comenta algunos nombramientos de funcionarios culturales. La nota es una publicación en el día de los inocentes

Referencia Noé Morales, “Año nuevo, teatro nuevo”, en La Jornada Semanal, 28 diciembre 2003.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

La Jornada Semanal   |   28 de diciembre de 2003

Columna El mono de alambre

Año nuevo, teatro nuevo

Noé Morales

Conforme a los rumores circulantes, la Muestra Nacional de Teatro efectuada en Morelia culminó con una invitación sutil: "Restaurant Las Espadas, Antonio Alzate esquina con Madero Oriente, Centro Histórico, 20:00 horas. Se ruega puntualidad", rezaba la tarjeta que apareció bajo la puerta de la habitación de hotel de varios de los asistentes. Movidos por la curiosidad, y venciendo el cansancio acumulado de ocho días de borrachera, la mayoría decidimos responder al críptico llamado, confiando secretamente en ver un espectáculo más estimulante que todos los que hubimos de sufrir en la semana previa.

Pero cualquier expectativa, por más optimista, se vio rebasada. Cuando los meseros recién servían los primeros tequilas, el lugar se oscureció, y en una de las paredes se proyectó un video con un mensaje grabado de Sari Bermúdez, quien tras disculparse por su ausencia física, anunciaba la noticia: congruente con su política de "ciudadanizar" la cultura, y aun cuando tardó más de la mitad de su sexenio en convencerse de su importancia, el Gobierno Federal acababa de decidir un incremento del noventa por ciento en el monto destinado a la producción y promoción de las artes escénicas del país. Dicen los oriundos que el estallido de júbilo que sobrevino sólo se compara con los que motivan los Monarcas, equipo hoy en desgracia futbolística.

Acordes con la algarabía imperante, los tragos fluyeron con solvencia, y se volvieron ideales para acompañar las noticias subsecuentes. La primera: se nombró como nuevo Coordinador Nacional de Teatro a Fernando de Ita, con la seguridad de que es la persona ideal para unificar a las distintas etnias del teatro mexicano aunque sea en su contra. En medio de una cálida ovación, pues se sabe que sus años en la crítica le han traído el cariño y la simpatía de toda la gente de teatro, De Ita afirmó que esperaba que su gestión "fuera al menos tan innovadora como mi obra La enfermedad del amor, y gozara de la credibilidad que en su momento despertó mi entrevista a Samuel Beckett". Como medidas iniciales, anunció la prolongación de la temporada del Don Juan, de Martín Acosta ("lo que escribí sobre él fue un exabrupto; ahora reconozco su valía"), además del nombramiento de Juan José Gurrola como titular del Centro de Teatro Infantil del INBA. Gurrola abrió su intervención en el improvisado podio con un "pedagogías infantiloides my ass", al tiempo que informaba de la reapertura del espacio Titiriglobo con una versión suya de El gato con botas, con Rocío Boliver, mejor conocida como La Congelada de Uva, en el papel protagónico.

De Ita prosiguió con los anuncios: se destinará una partida cercana a los cincuenta millones de pesos a la promoción de la nueva dramaturgia mexicana. Esto ocasionó que, como si se tratara de una sesión de la Bolsa de Valores, varios directores asistentes pidieran mano para montar alguna obra de Edgar Chías. Sin embargo, fue el propio Chías quien apaciguó la euforia al declarar que acababa de firmar un convenio con OCESA para la producción de sus obras, ciclo que se inaugurará en el bar de Hotel Meliá de Cancún con el estreno de Crack, por lo que tenía que desairar a los directores allí presentes.

Pero lo anterior sólo fue un pequeño impasse, pues la alegría siguió aflorando al ritmo de las buenas nuevas. Se remodelarán y reactivarán varios de los foros que se han cerrado en fechas recientes; el Foro de la Conchita, el Foro Isabelino y el Teatro Milán serán reabiertos y en su programación se dará cabida a grupos independientes, quienes tendrán recursos para salarios, producción y promoción en televisión. Reconocidos creadores escénicos serán invitados a realizar un trabajo a largo plazo en distintas ciudades del país (pagándoseles sueldo, casa y automóvil con chofer), para acabar de una vez por todas con el centralismo. Las convocatorias del FONCA serán trimestrales, incluida la del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Se pugnará por la restitución de espacios destinados a la crítica teatral en la prensa y, de ser necesario, se creará un periódico exclusivo para tales fines. Se mejorará la calidad del vino de los brindis de estreno. Las temporadas serán de al menos 200 funciones. La revista Paso de Gato pagará a sus colaboradores. Pero lo mejor de la noche fue atestiguar la unión y solidaridad del medio teatral, lo que hace prever que el próximo será el primer año de la nueva era del teatro mexicano. Salud y enhorabuena.