FICHA TÉCNICA



Título obra Con algo de música

Autoría Jaime Cortés

Dirección Jaime Cortés

Elenco Beatriz Marín, Jorge Basulto, Moisés Suárez

Música Juan José Calatayud / piano

Espacios teatrales Teatro 11 de Julio

Productores Producciones San Millán

Referencia Malkah Rabell, “Se alza el telón. Otro espectáculo infantil Con algo de música que no hace reír”, en El Día, 30 marzo 1979, p. 21.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Día

Columna Se alza el telón

Otro espectáculo infantil Con algo de música

Malkah Rabell

Cada vez se me hace más difícil definir el género de espectáculos que a un público infantil pueda divertir y mantener quieto. Siempre habrá parte de ese auditorio que andará de un lado para otro de la sala, jugando con otros niños y creando su propio mundillo teatral; otra parte se pondrá a llorar o simplemente sc quedará dormida. En una época cuando los infantes ya desde el vientre materno ven televisión ¿qué puede aún sorprenderlos en un escenario? ¿Tal vez la presencia de una imagen que adquiere vida y que a menudo hasta subyuga a los adultos que nunca vieron actores en carne y hueso? El nuevo espectáculo que presentan las "Producciones San Millán" en el teatro "11 de Julio" los sábados y domingos por las mañanas, bajo el título Con algo de música, parece divertir sobre todo a los muy chiquitos, a unos espectadores entre 3 y 6 años, que participan en la representación, tomando constantemente parte en el espectáculo, aunque éste carece de argumento, apenas atravesado por un tenue hilo temático, y toda su producción consiste en un piano y una escalera: un piano para Juan José Calatayud, y una escalera para el payaso. Este Algo de música se halla casi enteramente basado en canciones y bailables, y su musicalidad da la impresión de atraer no sólo a los niños sino a los adultos, a los papás.

En el escenario 3 actores: Beatriz Marín, Jorge Basulto y Moisés Suárez, quienes parecen constantemente improvisar para darle a su presencia cierto viso de reunión natural. Mas, en realidad sus ligeros parlamentos, su prosa casi infantil, no son improvisados, se basan en un libreto y son razonablemente conducidos por una dirección. Libreto y dirección debidos a Jaime Cortés, quien desde bastante tiempo hablase ausentado de los escenarios de la capital. Anunciada como representación didáctico-musical, por fortuna es más musical que didáctica y tiene justo la pizquita de enseñanza necesaria para tranquilizar la conciencia de la empresa y del director-libretista. Esa pizquita de enseñanza llega hacia los niños a través de uno de esos personajes que los pequeños del mundo entero aman: el payaso, Moisés Suárez, que forma parte del trío escénico. Un payaso que no se contenta con los habituales chistes cirqueros, sino que es un actor, además de dominar con mucha gracia el canto y el baile.

En más de una docena de canciones recogidas en el repertorio universal de comedias musicales, de operetas y hasta alguna que otra obra musical más seria, así como en el caudal popular de diversos países y distintos idiomas, con letra traducida al español igualmente por Jaime Cortés, los 2 jóvenes actores, Beatriz Marín y Jorge Basulto, hacen gala de hermosas voces. También baila y actúa con temperamento artístico Beatriz, en tanto Jorge si no sabe bailar, en cambio toca guitarra, tiene muy agradable presencia y como actor, aunque todavía no es maduro, promete. Y tanto él, como la linda Beatriz dan la impresión que en el futuro serán una excelente pareja en el género de la comedia musical.

Pero es sobre todo Juan José Calatayud y su piano que divierten a los papás, quienes salen de la representación Silbando una canelón o canturreando. Este es un mundo de rosas.