FICHA TÉCNICA



Título obra Los tres perfectos chiflados

Autoría José Vázquez Méndez

Elenco Manolín, Borolas

Espacios teatrales Teatro Colonial

Referencia Armando de Maria y Campos, “Durante la primera semana del año...”, en Novedades, 10 enero 1946.




Título obra El tecolote

Autoría Antonio Venegas Arroyo / autor atribuido

Elenco Berta Flores Salinas

Espacios teatrales Monumento a Juárez en la Alameda del Distrito Federal

Referencia Armando de Maria y Campos, “Durante la primera semana del año...”, en Novedades, 10 enero 1946.




Notas Espectáculos de la semana

Referencia Armando de Maria y Campos, “Durante la primera semana del año...”, en Novedades, 10 enero 1946.




Título obra Tú y yo, solos

Autoría Luis Manzano

Grupos y compañías Compañía de Comedias Cómicas del Ideal

Espacios teatrales Teatro Ideal

Referencia Armando de Maria y Campos, “Durante la primera semana del año...”, en Novedades, 10 enero 1946.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Durante la primera semana del año...

Armando de Maria y Campos

Mínimo de novedades en los teatros metropolitanos durante la primera semana del año. Solamente una obra nueva, y qué vieja, sin embargo. Tú y yo, solos, se llama la pieza de oriundez madrileña más o menos reciente. Su autor, el señor Luis Manzano. Comedia falsa, para público burgués. El olfato económico del empresario del teatro en que se representa esta obrilla olió el nulo éxito económico que había de alcanzar esta comedia, y en vísperas de su estreno dio los siete días a su compañía; enseguida rectificó. No daría por concluida su temporada de tantos años, si la compañía aceptaba el 25 por ciento de rebaja en los sueldos. La Compañía de Comedias Cómicas del Ideal continúa representando Tú y yo, solos.

María Tereza Montoya no quiso prolongar su temporada de comedias en el Bellas Artes, alternando con el Ballet Ruso. Representó los primeros días del año la comedieta italiana Dos docenas de rosas escarlata, de Aldo de Benedetti, y para su función de honor a su beneficio, la noche del primer viernes del año, representó ante un público azorado que la había olvidado completamente, no obstante el escándalo que su estreno provocó en 1941 la comedia de Jean Cocteau Los hijos terribles. Dio seis representaciones de esta audaz, tremenda obra, y dio por concluida esta breve temporada, memorable en la por ahora raquítica vida teatral mexicana por los estrenos de La hija de Iorio, de D'Annunzio y de El deseo bajo los olmos de O'Neill.

¿Será verdad, como se afirma en los corrillos de chismografía teatral, que la ciudad de México por conducto de su gobernador, subvencionó a la compañía frívola que debutó en el Arbeu a fines del año 45 con la cantidad de $10,000.00. Ojalá y lo sea, y es una pena que estos generosos acuerdos del ilustre gobernante vengan a favorecer al mundo teatral de la ciudad cuando el Lic. Rojo Gómez está a punto de dar por concluida su gestión administrativa. Por lo demás el alegre espectáculo del Arbeu no ha logrado interesar al público metropolitano.

No podía faltar la parodia –anunque como de costumbre se reduzca al título– a la pieza en boga. El Fábregas continúa anunciando en su cartelera dos representaciones diarias de la comedia de Alejandro Casona Las tres perfectas casadas, ergo los autores rutinarios del Lírico o del Colonial tenían la obligación de escribir un título parodiando la obra de candelero. El Colonial se adelantó al Lírico con Los tres perfectos chiflados. No se limitó al autor José Vázquez Méndez al título, sino que compuso una bonita revista, con algunas escenas para los cómicos excéntricos Manolín y Borolas, quienes, cosa poco frecuente en estos teatritos, se ven obligados a bisar algunas de las escenas.

Los animadores del Lírico, mitad autores, mitad empresarios y en todas sus obras animadores de los principales elementos que tienen a mano, reunieron bajo el título de El enigma de España –cuya malicia política no pasó del título– varios números, algunos nuevos en esta plaza, como el cantaor Juan José Padilla, y las nuevas bailarinas que acompañan al viejo, hábil y muy estimable bailarín Peña, quien está haciendo de una hija suya, juncal chavalilla de trece o catorce años que responde al nombre de Celia, una excelente bailarina y la mejor novedad por ahora en el elenco del Lírico, que sigue contando con la exquisita voz de Ana María González, y con el Resortes, el Mantequilla, Meyer, Contla, etc., etc.

Y como la afición no falta, un grupo de muchachos que desde hace tiempo vienen haciendo teatro por radio, levantó un tingladillo en la Alameda, al pie del monumento al Benemérito de las Américas, y representó el sábado último para el público transeúnte una comedia atribuida a Venegas Arroyo y titulada El tecolote. La intervención del licenciado en Filosofía y Letras y miembro del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional de México, autor de una excelente obra sobre el teatro en la Nueva España durante el siglo XVI, José Rojas Garcidueñas, dio a esta presentación un valor singular. Registramos, por ahora, el hecho significativo; un nombre, el de la joven actriz Berta Flores Salinas, y la circunstancia de que entre el no escaso público atónito, detenido en su cotidiano tránsito por esta representación en medio de la calle, no faltaron los espectadores de calidad, que se hacían lenguas de la novedad de este sistema de teatro, tan antiguo como el teatro mismo. El programa de obras que se propone desarrollar es tan amplio como ambicioso: desde Pushkin hasta G.B. Shaw, pasando, naturalmente, por García Lorca, que hizo también este teatro.