FICHA TÉCNICA



Título obra El asalto a la Lupita

Autoría Betty Catania

Dirección Betty Catania y Marylin Ichasso

Elenco Juan Ángel Martínez, Ulises Juárez Benhumea, Ana María Verea Nava, Hilda Mor, Alfredo Torres Guillén, Salomón Morales, Mario Alvarado

Espacios teatrales Teatro Félix Azuela

Eventos Año Internacional del Niño

Referencia Malkah Rabell, “Se alza el telón. Espectáculo infantil: El asalto a la Lupita”, en El Día, 19 marzo 1979, p. 21.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Día

Columna Se alza el telón

Espectáculo infantil: El asalto a la Lupita

Malkah Rabell

El repertorio infantil es más bien raro en México. Uno de los poquísimos autores de teatro para niños es Betty Catania, v con su última obrita: El asalto a la Lupita la Jefatura de Servicios de Prestaciones Sociales del IMSS inició el Año Internacional del Niño en el teatro Félix Azuela situado en Tlatelolco. Y pese a la inmensa población infantil que existe en esta Unidad, el público de menores no se distinguió por su presencia la tarde del estreno el sábado 17 del presente. Esperamos que con el tiempo cuando los "tlatelolcos" se enteren del espectáculo, mandarán a sus hijos y hasta los acompañarán, y no dejarán de divertirse ya que se trata de una deliciosa obrita con su pizca de emotividad, otra pizca de sentido didáctico, y mucho de comicidad.

El asalto a la Lupita podría muy bien servir para actores profesionales. Tiene dos personajes infantiles, el resto del reparto es para adultos, compuesto de papeles con el suficiente material interpretativo como para dar realce a las actuaciones, sobre todo en el plan cómico. Una pequeña comedia policial de 50 minutos de duración donde el bueno es el ladrón quien termina por ayudar a la maestra en su compleja tarea de llevar por el camino recto a sus discípulos. Hay bastante de crítica contra el abuso de la televisión en los hogares modestos, donde los menores aprenden la violencia y tratan de imitar a los "héroes" de la pantalla chica pistola en mano. Pero la pistola del ratero resulta de juguete y el más inocente de todos es el pobre ladrón, cuyo "cuerpo de delito" son varias cajas de chocolate, pero que todo el barrio persigue como si fuera un terrible asesino.

Esta comedieta infantil de Betty Catania tuvo dos directoras de escena. La misma dramaturga y la escritora y crítica de teatro Marilyn lchasso quien con esta obrita se inicia en las tareas directivas. No sé lo que hubiese hecho en el mismo caso un director ya con muchas tablas. Ni Betty Catania ni Marilyn lchasso buscaron hallazgos ni originalidades, pero en el escenario reinó el orden y cada uno de los actores cumplió con su cometido. El fondo musical, muy bien elegido tal vez pecó de falta de unión con los sucesos dramáticos. No obstante agregó emotividad y ritmo a la acción escénica.

En cuanto al reparto contó con la presencia de Juan Ángel Martínez como actor invitado quien en este papel del género cantinflesco se mostró excelente actor cómico, sin exageraciones ni payasadas, muy justo en las posturas y reacciones del personaje. Lo acompañó un grupo de actores discípulos de los cursos dramáticos del IMSS. Sobre todo llamaron la atención los dos niños. Ulises Juárez Benhumea, de 12 años, como Jesús, el escolar poco dedicado a sus tareas, pero apasionado por las historias policiales de la televisión, a las que trata de imitar; y Ana María Verea Nava, de nueve años, como Rosita la hermanita menor del anterior, ambos demostraron una naturalidad en sus interpretaciones muy rara de encontrar en actores infantiles, quienes por lo general exageran su "infantilismo". Hilda Mor, como la maestra, Alfredo Torres Guillén como uno de los discípulos de Jesús y Rosita, y sobre todo los dos policías. Salomón Morales y Mario Alvarado, demostraron una disciplina dramática y una comprensión de sus personajes dignos de profesionales.

Esta breve comedia infantil, con su ternura y su comicidad, con su amor por el niño Y su amor por el hombre, merece ser vista por niños y papás. Todos se divertirán por igual.