FICHA TÉCNICA



Notas Reposiciones y estrenos de la semana

Referencia Armando de Maria y Campos, “Estreno de Crí Crí y el rey Bombón en el Bellas Artes. Por los otros teatros”, en Novedades, 16 octubre 1945.




Título obra Crí Crí y el rey Bombón I

Autoría Francisco Gabilondo Soler y Carlos Toussaint

Dirección Clementina Otero

Escenografía Avelino Artis Gener (Tisner)

Notas de escenografía Manuel Meza / realización

Coreografía G. Martínez del Campo

Vestuario Josefina Piñero

Notas El autor menciona a las obras ganadoras del concurso de la Secretaría de Educación Pública para el repertorio de su Teatro Infantil

Referencia Armando de Maria y Campos, “Estreno de Crí Crí y el rey Bombón en el Bellas Artes. Por los otros teatros”, en Novedades, 16 octubre 1945.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Estreno de Crí Crí y el rey Bombón en el Bellas Artes. Por los otros teatros

Armando de Maria y Campos

El Teatro Infantil tiene en México una larga historia que contar. La simple reseña de la más popular temporada por la memoria de nuestros contemporáneos recuerda, aquella que dirigieron los maestros Austri y Palacios, y de la que salió la aún superviviente –y que lo sea por muchos años– Esperanza Iris, daría tema para cubrir de anécdotas muchas cuartillas. En épocas más recientes, el ahora veterano autor Alberto Michel dirigió con éxito y fruto otra temporada en el Festival Palace, después teatro Ideal. Posteriormente no han escaseado temporadas de esta índole, que tienden a preparar a los niños para futuros espectadores, y a los aficionados a representar para actores de verdad.

La Secretaría de Educación Pública viene desarrollando una labor que se encuentra tan madura y bien orientada, que ha hecho posible una representación como la que se desarrolló el domingo por la mañana en la Sala de Espectáculos del Palacio de Bellas Artes, con asistencia del titular, don Jaime Torres Bodet, y con todas las localidades ocupadas por una chiquillería que siguió con interés la representación de la pieza Crí Crí y el rey Bombón I, interpretada por actores profesionales, que se encargaron de los papeles de mayor responsabilidad, y por un numeroso y disciplinado conjunto de niños de los dos sexos, bajo la dirección de la señora Clementina Otero de Barrios, quien tiene a su cuidado estas temporadas anuales hace dos o tres años.

Hace unos cuantos meses la SEP convocó a un concurso para formar el repertorio de su Teatro Infantil, resultando permitidas la pieza Crí Crí y el rey Bombón I, de Francisco Gabilondo Soler y Carlos Toussaint, con el primer galardón, con el segundo la de Amparo Gutiérrez, titulada Marujilla, y con mención honorífica y con derecho a ser representada, como las dos primeras, la titulada, El hijo del náhuatl, de Josefina Rodríguez y Eduardo Galván. La primera en ser montada, como corresponde a su mérito, fue Crí Crí y el rey Bombón, pieza en dos actos y ocho cuadros, con canciones de Gabilondo Soler –previamente popularizados por sus programas radiofónicos que transmite la emisora XEW–, evoluciones coreográficas de G. Martínez del Campo, escenografía de Tizner, realizada por Manuel Meza, vestuario, muy rico, de Josefina Piñero, etc., etc. Más de 20,000 niños han presenciado las representaciones 12 ó 14 hasta la fecha, de esta deliciosa comedia que el domingo se representó, ante un público que previamente pasó por las taquillas, y que, me dicen, se mostraron tan entusiasmados como el formado únicamente por escolares.

La representación del domingo por la mañana tuvo carácter de extraordinaria, porque se organizó para que el secretario don Jaime Torres Bodet hiciera personal entrega de los premios y diplomas a los autores premiados, y, a la vez conociera la obra premiada y a los actores niños que la interpretan.

Durante el intermedio subió al proscenio el señor Torres Bodet e hizo entrega a los señores Gabilondo Soler y Toussaint, señores Jiménez de Ruano y Solís Rodríguez, y señores Mendoza Gutiérrez y Galván H., de sus respectivos premios, y dirigiendo a los autores de Crí Crí y el rey Bombón I, les dijo: –Han tenido ustedes la mejor de las recompensas, el aplauso de los niños para quienes han trabajado–.

Siguió la representación de la deliciosa farsa, que, entre otros aciertos, tiene el de dar ocasión a los niños del público a que intervengan en la representación, condenando al malo –el Abejorro Mostachón– y premiando con sus aplausos al héroe, el simpático Grillito Crí Crí, que salva a la princesa, linda como un jazmín, hija del ventrudo rey Bombón I.

–Por los otros teatros nada, o poco hay que registrar –.

–En el Fábregas se reprisó Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores, la mejor, sin duda, de todas las comedias de García Lorca. María Tereza Montoya, insuperable en su doña Rosita.

–En el Arbeu, María Antinea –que está a punto de dar por concluida su temporada de variedades– repitió los números más gustados de su repertorio. Los Bocheros siguen gustando y no han dejado de constituir el número más interesante del programa.

–La Compañía el Ideal reestrenó la farsa: ¿Quién tiene vergüenza aquí?, que tantas veces ha hecho aquel grupo de actores tan especializados en este género, que los doy –como diría un colega– como los más aptos de cuantos se han dedicado al astrakán y a las comedias de "risa loca".

Finalmente, en el Lírico, en el Colonial y en el Nacional, se estrenaron títulos, y con esto dicho está que gustaron los números presentados, entre otras razones, porque siempre han gustado. Aunque, dicho sea de paso, el público hubiera preferido otros menos populares y más originales.