FICHA TÉCNICA



Título obra La honradez de la cerradura

Autoría Jacinto Benavente

Elenco Ana María Blanch (Anita), Vicente Roig, Celia Manzano, Martínez, Maruja Sen

Espacios teatrales Teatro Ideal

Referencia Armando de Maria y Campos, “Benavente y Usigli en los primeros teatros de México”, en Novedades, 8 agosto 1945.




Título obra Otra primavera

Autoría Rodolfo Usigli

Elenco Prudencia Griffel, Andrés Soler, Francisco Jambrina, Fernando Mendoza, Isabel Sánchez Peral (Isabelita), Celia Manzano

Grupos y compañías Asociación Civil Teatro de México

Espacios teatrales Teatro Virginia Fábregas

Referencia Armando de Maria y Campos, “Benavente y Usigli en los primeros teatros de México”, en Novedades, 8 agosto 1945.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Benavente y Usigli en los primeros teatros de México

Armando de Maria y Campos

Una comedia del mejor comediógrafo mexicano –Otra primavera, de Rodolfo Usigli– debió ser un acontecimiento artístico en nuestro medio teatral, tan frecuentemente sorprendido, y aun humillado, con viejas novedades –como Ha entrado una mujer o El amor brujo, cuyo éxito a través de las gacetillas de contaduría justo es reconocer que no ha tenido precedente entre nosotros–, y lo fue, en parte, por la calidad y la cantidad de público que escuchó vivamente interesado e incrédulo la noche del estreno; interesado, por el tema teatral de la comedia, e incrédulo al comprobar que en Usigli se halla la mejor capacidad del autor dramático de que actualmente puede enorgullecerse el teatro en castellano. Si el éxito que Otra primavera alcanzó la noche de su estreno fue rotundo, definitivo será el que logre en representaciones sucesivas, y absoluto el que legue a su tiempo, no importa la cantidad de público que acuda a presenciar ahora las representaciones de una de las mejores obras teatrales del momento internacional.

Escrita Otra primavera hace varios años, con los ojos puestos en doña Virginia Fábregas, esos mismos tiene la magnífica comedia del autor del Itinerario del autor dramático de andar de mano en mano de empresarios, directores y productores. ¿Por qué no se representaba? ¿Por qué no se filmaba?... Fue preciso que Usigli saliera de México –¿quién que es, es profeta en su tierra?–, para que su obra fuera leída, aprobada fríamente y llevada a escena, punto menos que como una más, y para que apenas transcurridas las primeras escenas se impusiera por su fuerza dramática, por la seguridad en el trazo de los personajes, por la novedad tan humana de su conflicto, por la tersura de su diálogo, en que todos los personajes dicen lo que piensan, y conste que todos piensan, porque no son simples muñecos que el autor mueve a su capricho, sino hombres y mujeres que viven uno de sus más tremendos conflictos familiares, en unas cuantas horas de su vida, dentro de las disciplinadas reglas aristotélicas.

Los actores del Teatro de México, que la noche de su estreno lograron de Otra primavera apenas si una interpretación respetuosa, caminando a tientas, como "ciegos del oído" que no conocen bien el camino que han de recorrer, fueron los primeros sorprendidos al sentir cómo la magnífica comedia dramática de Usigli entraba –y ha seguido entrando– en el público que no entiende de rencores entre autores y empresarios, ni de éxitos en la gacetilla comercial. Si Otra primavera no se hace centenaria en el Fábregas, es señal de que el teatro en México debe seguir disfrutando de... Cobardías, por ejemplo, y con esto el cronista no pretende deprimir la excelente comedia de Linares Rivas, que hace tantos años conocimos, y que pertenece a un teatro español que empieza a ser histórico, ni a la interpretación que de la vieja pieza española dio la trouppe Meliá-Cibrián.

La muy teatral naturalidad de Prudencia Grifell y de Andrés Soler le dan a Otra primavera un cálido ambiente humano, qué difícil de lograr en el teatro. Y secundan a los eminentes actores, Jambrina y Mendoza, la Sánchez Peral y la Manzano. La dirección movió con soltura a sus personajes, tan inquietos todos, y se logró darle a la escena un delicado matiz de intimidad familiar mexicana.

No fue este el único estreno de obra de importancia ocurrido la última noche de fin de semana teatral: en el Ideal se representó por primera vez una de las más recientes comedias del, no menos ilustre que Usigli, autor español Jacinto Benavente. En La honradez de la cerradura, pieza que toca casi todos los géneros teatrales que de verdad lo son para el público. Benavente sigue siendo el Benavente de todas sus obras, en las que juega con temas y personajes y hace de ellos y con ellos lo que le viene en antojo. Un magnífico primer acto, que no opaca a los demás, una fluidez ágil en el diálogo de toda la obra, que impide al público analizar si cuanto ocurre en la escena puede o no pasar en la vida real, pero basta que ocurra en una comedia de Benavente para que todo tome un cuerpo de verdad que no llega a defraudar.

Ensayada con respeto, la obra de Benavente les salió muy bien a todos los del Ideal, destacándose del conjunto Ana Blanch, Vicente Roig, Manzano, Martínez y Maruja Sen.