FICHA TÉCNICA



Título obra Charles Atlas también muere

Autoría José Solis

Notas de autoría Sergio Ramírez / autor del cuento

Dirección José Solis

Elenco Víctor Zeus, José Ortiz Suárez, Yolanda Jano

Espacios teatrales Teatro Celetino Gorostiza (antes Comonfort no. 72)

Notas Obra premiada en el Festival de Otoño de 1975 organizado por el INBA

Referencia Malkah Rabell, “Se alza el telón. Charles Atlas también muere ”, en El Día, 19 febrero 1976, p. 22.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Día

Columna Se alza el telón

Charles Atlas también muere

Malkah Rabell

Se trata de una obrita de José Solís basada en un cuento de Sergio Ramírez, premiada en el festival de Otoño de 1975, que organizó el Departamento de Teatro del INBA. La idea en que se basa es buena, pero se nos hace difícil distinguir donde termina el cuento y dónde se inicia la construcción dramática. En la pieza que hemos visto en el teatro Comonfort No. 72, rebautizado Celestino Gorostiza, aparecen dos corrientes que en lugar de unirse en una sola unidad, iban cada una por su lado hasta separarse por completo y olvidarse una de la otra. Por una parte teníamos una obrita con pretensiones políticas, que podrían muy bien dar una pauta sólida si no fueran tan ingenuamente maniqueistas. El maniqueismo termina siempre por molestar y en lugar de convencer logra lo contrario. Así que la primera parte de Charles Atlas también muere, el autor (o el novelista) nos presenta un pueblo latinoamericano donde se imponen las fuerzas imperialistas norteamericanas y donde un muchacho lugareño, no por maldad sino por ingenuidad y un poco por tontería, traiciona a sus compatriotas. Básicamente, una idea excelente para crear un drama. Pero he aquí que este drama político se desvía y se transforma en comedia. El "héroe", Juan, el muchacho lugareño, se dedica a seguir las reglas de educación física de un famoso maestro en la materia –que realmente ha existido y se murió hace apenas unos años– Charles Atlas, norteamericano cuya imagen y nombre transmitió por el mundo entero una gritona publicidad en folletos y periódicos. El muchacho, Juan, a fuerza de seguir las instrucciones de Charles Atlas, que aprende en folletos –aprendizaje por correspondencia– se transforma a su vez en gloria nacional a quien recompensan con un viaje a los Estados Unidos. El viajero tiene una sola ilusión: conocer a su ilustre maestro. Y cuanta no es su desilusión al enterarse que "Charles Atlas" es tan sólo una marca de fábrica, que como ser humano no existe. Lamentablemente el autor –o el cuentista– no supieron unir esos dos elementos: el aspecto político de la primera parte, y el aspecto cómico de la segunda, que entre ambos pudieron haber formado una farsa feroz, una auténtica farsa política que hiciera caer de su pedestal a los "héroes" que la publicidad comercial –o la publicidad política– del imperialismo lanza por el mundo para seducir las jóvenes imaginaciones, y que al fin de cuentas no existen. Esperemos que con un poco más de oficio dramático, con unos retoques y reestructuraciones esta misma obrita –o cualquier otra– pueda transformarse en la farsa para la cual se me antoja tiene numerosos elementos.

En cuanto a la dirección del propio autor, José Solís, aunque todavía muy novicio, ya demuestra ciertas facilidades que prometen para un futuro cercano a un director de agallas, y ojalá no me equivoque. Como actores se destacan Víctor Zeuz, apellido como exprofeso para interpretar a un "Atlas" y que protagoniza a Juan. también se nota la presencia de José Ortiz Suárez, el oficial norteamericano, cuya auténtica personalidad se nos llega a perder ¿es un villano o un guía espiritual? Sobre todo me llamó la atención como actriz Yolanda Jano, que sin embargo no fue la que obtuvo el premio como la mejor actriz del festival, sino la intérprete anterior: María Fe Magallanes. Desde luego, todos necesitan aprender el oficio, olvidarse de las facilidades que a menudo significa el trabajar en grupo de amigos, y en el futuro justificar los premios obtenidos.