FICHA TÉCNICA



Título obra ¿Conoce ud. La vía Láctea?

Autoría Karl Witlinger

Dirección Lorenzo de Rodas

Elenco Lorenzo de Rodas, Rafael Llamas

Referencia Malkah Rabell, “Se alza el telón. ¿Conoce ud. la Vía Láctea?”, en El Día, 4 noviembre, 1975, p. 22.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Día

Columna Se alza el telón

¿Conoce usted la Vía Láctea?

Malkah Rabell

Historia de locos, escrita por un dramaturgo muy cuerdo, muy inteligente, que tiene una mirada de peculiar fuerza dramática para juzgar nuestra enloquecedora sociedad kafkiana. Historia de una identidad humana, ¿qué es el hombre? ¿un ser biológico, o un conjunto de datos apuntados en una ficha desde su nacimiento? Desaparecida la ficha, también es considerado difunto el hombre, aunque su corazón siga latiendo. Mas, muerto o vivo, tanto su muerte como su vida han de servir los intereses de quienes detentan el poder.

Obra del alemán Karl Witlinger, el autor podría llevar la tragedia hasta la incontenible desesperación. Pero el dramaturgo tiene el sentido de la medida, y nunca destroza los nervios de los espectadores, nunca lleva la desolación del público a un estado enfermizo, a un estado de desgarramiento emocional. Más aún, tiene tal sentido del humor, que su obra nunca llega a un dramatismo incontenible, y siempre escapa por la tangente de la poesía, tal como su héroe descubre que la mejor manera de escapar de nuestro mundo de miseria es emprender un viaje por la vía láctea.Y en los momentos cuando creemos estallar en llanto amargo, una escena inesperada de repente nos hace estallar en risa, en una risa grata e incontenible, tal como ese precioso final, cuando ya no sabemos de verdad quién es loco y quién es cuerdo; dónde está ese poético mundo de las estrellas y dónde nuestro prosaico mundo de aquí abajo.

El arte del dramaturgo aún llega más lejos en su conocimiento de la teatralidad. Logra llevar su obra a la "necesidad" de emplear al mismo actor para cinco papeles distintos. Algo digno del teatro clásico de la antigüedad griega, cuando dos o tres actores, bajo distintas máscaras actuaban en todos los papeles. Teatro en el teatro, Rafael Llamas, como el médico siquiatra que anteriormente fue actor, representa los cinco diversos personajes del drama que escribió uno de sus pacientes: ¿Conoce usted la Vía Láctea? Y los interpreta con un arte histriónico de gran calidad, sin caer jamás en exageraciones, pese a que cada uno de sus personajes se diferencia física y moralmente uno del otro. Lorenzo de rodas, en el papel del desdichado "Hombre" que en tiempos de guerra pierde su identidad junto con su documentación (lo que nos recuerda una novela de Bruno Traven: El barco de los muertos) logra una espléndida actuación. Dos actores que mantienen al público en una constante tensión que de tanto en tanto se desahoga en un estallido de risa.

La dirección que estaba a cargo de Lorenzo de rodas, no exigía muchos esfuerzos directivos, fuera del manejo de los dos protagonistas, que siendo ambos excelentes profesionales, cada uno por su lado creó su personaje con el arte apropiado. Y entre ambos lograron que el público se emocionara, se divirtiera, y sobre todo que amara el teatro, ante una obra, auténticamente teatral.