FICHA TÉCNICA



Notas Sobre las actividades editoriales, discográficas y teatrales de Álvaro Custodio, director de la compañía Teatro Clásico de México

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral. Álvaro Custodio”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 1 septiembre 1968, p. 6.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

Álvaro custodio

Mara Reyes

Álvaro Custodio, al frente de su compañía Teatro Clásico de México, ha ampliado sus actividades escénicas, al campo editorial, publicando dos volúmenes: La Celestina de Fernando de Rojas y Hamlet de Shakespeare, y a otra esfera no menos importante, la de la grabación de discos de obras clásicas –hasta ahora, de las Coplas de Jorge Manrique y del Romancero Cidiano (recitadas por Ignacio López Tarso)–, grabación a la que seguirá pronto la de El regreso de Quetzalcoatl (una versión en español y en inglés de la creación del Quinto Sol y de la fundación de Tenochtitlán).

La publicación de La Celestina, corresponde a la adaptación en tres actos, realizada por Álvaro Custodio, quien la dio a conocer con anterioridad, sobre el escenario, en su calidad de director. En cuanto al Hamlet, se trata de una traducción en verso blanco –es decir, con métrica y sin rima– forma poética que en la antigüedad se empleó profusamente. Tanto la traducción como el estudio histórico y crítico, los comentarios y las notas son del propio Álvaro Custodio. Se advierte en dicha publicación, un respeto del traductor hacia la numeración silábica, tan difícil de lograr cuando se vierte del inglés al castellano, debido no sólo a que nuestro idioma carece del caudal monosilábico que el inglés posee, sino también a la imposibilidad apostrófica que tanta elasticidad presta al inglés el que por medio de palabras anexadas, cuando no compuestas, permite expresar muchas ideas con un ahorro silábico que el español no tiene. Sirvan de ejemplo estos versos del Acto III, Escena IV:

O Hamlet! speak no more; Thou turn'st mine eyes
into my very soul;
And there I see such black
and grained spots
As will not leave their tinct.

que Custodio tradujo así:

¡No sigas adelante!
Tus palabras me hacen mirar
al fondo de mi alma
y veo manchas tan negras
y profundas
que no puedo borrar.

Además de todas estas actividades, el Teatro Clásico de México tiene el proyecto de realizar los lunes de cada semana, lecturas con efectos de luminotecnia y sonido, de las traducciones, adaptaciones y obras originales del propio Custodio, quien dirigirá y presentará cada obra personalmente ante el auditorio. Las obras son: Hamlet –traducción en verso blanco–; La Reina Galante, de André Castelot –traducción del francés–; Don Quijote y Sancho –adaptación–; y las siguientes obras originales de Álvaro Custodio: Los nueve montes pelados o El milagro de las tres ciruelas> –tragifarsa–; La revolución de los maniquíes –comedia–, y El sacrificio de Pandamurti –tragifarsa.

También presentará en octubre próximo, dentro del Programa Cultural de los Juegos Olímpicos, la reposición de Fuenteovejuna, en el mismo sitio donde se escenificó hace nueve años, o sea, en la Plaza de Chimalistac. La compañía proyecta además para febrero de 1969, el montaje de La trágica historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca (en la versión castellana de Álvaro Custodio) frente al Castillo de Chapultepec.