FICHA TÉCNICA



Título obra Un equilibrio delicado

Notas de Título A Delicate Balance (título en el idioma original)

Autoría Edward Albee

Dirección Franco Zefirelli

Elenco Sarah Ferrati, Paolo Stoppa, Rina Morelli, Giuseppe Pagliarini, Ernes Zacconi, Fulvia Mammi

Notas Puesta en escena vista por la autora en Roma

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral. Albee, Shaw, Garson”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 12 noviembre 1967, pp. 4 y 6.




Título obra El hombre en la caseta de cristal

Notas de Título The Man in the Glass Both (título en el idioma original)

Autoría Robert Shaw

Dirección Harold Pinter

Elenco Donald Pleasance

Escenografía Voytek

Notas Puesta en escena vista por la autora en Londres

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral. Albee, Shaw, Garson”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 12 noviembre 1967, pp. 4 y 6.




Título obra MacBird

Autoría Barbara Garson

Notas Puesta en escena vista por la autora en Nueva York

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral. Albee, Shaw, Garson”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 12 noviembre 1967, pp. 4 y 6.




Título obra Un equilibrio delicado

Notas de Título A Delicate Balance (título en el idioma original)

Autoría Edward Albee

Dirección Jean-Louise Barrault

Elenco Madeleine Renaud, Claude Dauphin, Edwige Feulliere, Marie-Helene Dasté, Jacques Castelot, Simone Valere

Notas Puesta en escena vista por la autora en París

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral. Albee, Shaw, Garson”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 12 noviembre 1967, pp. 4 y 6.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO 2

imagen facsimilar

imagen facsimilar 2

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

Albee, Shaw, Garson

Mara Reyes

Me tocó en suerte asistir a la première de la última producción de Edward Albee: Delicate balance (Un equilibrio delicado) primero en Roma y después en París. En esta obra, Albee mantiene a lo largo de ella, esa violencia contenida unas veces y explosiva otras, que priva en ¿Quién teme a Virginia Woolf? Hace la radiografía de la conciencia norteamericana a través de las relaciones familiares y de los vínculos efectivos más próximos a la familia. Plantea la alienación de un mundo que ha llevado a la crisis las relaciones interpersonales y en el que mantener el equilibrio es un acto de acrobacia imposible. ¿Hasta dónde son reales los vínculos efectivos? ¿Hasta dónde los lazos familiares? ¿Hasta dónde los derechos de un ser sobre otro? También encontrarnos los temas predilectos de Albee: el fracaso, la angustia, la nostalgia, pero sobre todo el terror, ese terror desconocido e indefinible que se va apoderando del hombre actual, como una enfermedad contagiosa, no quedándole para defenderse de él, más que el egoísmo como refugio, la desvinculación o simplemente, el vicio.

En Roma, dirigía la obra Franco Zeffirelli, figurando en el reparto: Sarah Ferrati, Paolo Stoppa, Rina Morelli, Giuseppe Pagliarini, Ernes Zacconi y Fulvia Mammi. En el mismo orden, en París, la obra de Albee fue interpretada por: Madeleine Renaud, Claude Dauphin, Edwige Feulliere, Marie-Helene Dasté, Jacques Castelot y Simone Valere, bajo la dirección de Jean-Louise Barrault. Nombres conocidos y queridos del público de México, sea porque han venido conBarrault, sea por sus filmes. La diferencia que encontré entre ambas puestas en escena es sólo de matiz.

En Londres, vi una extraordinaria producción: The man in the Glass Both (El hombre en la caseta de cristal) de Robert Shaw, dirigida por Harold Pinter y con Donald Pleasence como protagonista.

A Robert Shaw se le conoce más como actor que como escritor –¿quién no lo recuerda en el papel del asesino [p. 6] rubio de Desde Rusia con amor, que perseguía a James Bond? A Harold Pinter, todos lo conocemos como escritor, a pesar de que trabajó como actor desde 1949 hasta 1957 con el nombre de David Baron. En cuanto a Donald Pleasence, es un actor de un magnetismo y una fuerza dramática insólita. Si se considera a los ingleses como fríos en la exteriorización de sus sentimientos, Pleasence se complace en contradecir esa creencia. Su interpretación del judío confundido con un nazi, y juzgado como tal, está llena de calor humano, de verdad, y de una corrosiva pujanza emocional.Mención aparte merece la escenografía de Voytek que es también de una belleza sorprendente.

Tuve la oportunidad de ver en Nueva York, lo que los críticos neoyorquinos han calificado como el más escandaloso éxito de la temporada: Mac Bird, de Barbara Garson, obra en la cual, con un humorismo de la mejor cepa, la autora parodió a Macbeth, a propósito del asesinato de un presidente de nuestros días –con claras y transparentes alusiones a Kennedy. Sobre esta representación, ha dicho Lyndon B. Johnson: “Rindo tributo a los artistas de la escena que exhiben a toda la humanidad con todos sus disfraces, y nos presentan una imagen de nosotros mismos, como realmente somos...”