FICHA TÉCNICA



Título obra Galileo Galilei

Autoría Bertolt Brecht

Notas de autoría Oswald Bayer / traducción

Dirección Ignacio Retes

Notas de dirección Pilar Retes / asistente de dirección

Elenco Guillermo Orea, Carlos Bracho, Rogelio Quiroga, Judy Ponte, Joaquín Lanz, Jorge Gonzal, Antonio González, Gabriel Retes

Escenografía Carlos Olachea

Música Leonardo Velázquez

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral. Galileo, Galilei”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 1 octubre 1967, p. 4.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

Galileo Galilei

Mara Reyes

Autor, Bertolt Brecht. Traducción, Oswald Bayer. Dirección, Ignacio Retes. Escenografía, Carlos Olachea. Asistente de dirección, Pilar Retes. Música, Leonardo Velázquez. Reparto: Guillermo Orea, Carlos Bracho, Rogelio Quiroga, Judy Ponte, Joaquín Lanz, Jorge Gonzal, Antonio González, Gabriel Retes, etc.

Hace diez años, el 15 de enero de 1957, tuvo lugar la premièrede Galileo Galilei, por el Berliner Ensemble. Brecht no pudo ver la representación, había muerto el 14 de agosto del año anterior. En ese 1956 se publicaron varias piezas del dramaturgo alemán que habían permanecido inéditas hasta entonces, entre ellas estaba Galileo Galilei, una de sus obras más importantes y en la que el creador del teatro épico vertió, con un dominio técnico absoluto y ya plenamente maduro, muchas de sus ideas sobre la vida y el papel social que debía jugar la obra teatral.

Galileo Galilei, el hombre que siguiendo a Copérnico se enfrentó a la tesis geocéntrica, que era mantenida como artículo de fe por la Iglesia Romana, finalmente tuvo que ceder ante la presión de la Santa Inquisición, y renegó públicamente de sus teorías científicas. Brecht no se arredra al pintar a Galileo como un hombre capaz del plagio, si éste le procura la manera de continuar sus investigaciones personales; capaz de negar la evidencia científica, si esta negación le permite seguir comiendo unos años más.

Lo presenta como el antagonismo del “héroe” clásico o romántico, que habría preferido la muerte a negar lo que la ciencia le había demostrado. “Pobre de la Humanidad, si necesita de héroes”, exclama el Galileo de Brecht.

Es por eso que este Galileo jamás pronuncia la famosa frase E pur si muove atribuida a Galileo. Es muy posible y casi seguro que Galileo la haya pensado, pero la Humanidad ha querido imaginar que la dijo, como una necesidad, en un esfuerzo desesperado por justificar su debilidad al sabio pisano.

El Galileo que nos presenta Brecht es un “hombre” no un héroe, con debilidades, con momentos geniales, capaz de equivocarse, o de sacrificarse, capaz de dejarse llevar por arrebatos de valor o de echar marcha atrás por miedo o cobardía. Capaz de amor paternal y de sacrificar la felicidad de la hija; generoso y egoísta, en suma: un Galileo grande y pequeño: un hombre.

Y así como Galileo se encontraba solo en su época, en una sociedad que no lo comprendió; así, en esta representación, se encontró solo Guillermo Orea en un escenario donde deambularon como cuarenta actores.

Afirmar que salvo Guillermo Orea, todos los demás eran malos actores, sería una falsedad, puesto que muchos de ellos han demostrado en otras ocasiones no sólo que no son malos, sino que son buenos actores. Entonces ¿qué ocurrió? ¿A qué atribuir la deficiencia global del espectáculo? No puedo ver más responsable que Ignacio Retes, el director, pues a pesar de haber contado con una escenografía excelente de Carlos Olachea –complementada con proyecciones muy bellas–; a pesar de haber contado con la música de Leonardo Velázquez –que recordaba las películas de Laurel y Hardy–; a pesar de haber tenido la colaboración de actores en su mayoría poseedores de muchas cualidades; a pesar de todo esto, repito, su representación queda como paradigma de lo que no se debe hacer en teatro. Como por ejemplo: hacer una farsa de una obra en la que la farsa no tiene cabida. Como no debe dejarse una escena pendiendo sólo del llanto de una mujer (escena de la peste). Como no debe pasarse a la ligera sobre una obra de contenido filosófico-político... etc. Realmente, Guillermo Orea, antihéroe en Galileo, fue un héroe en poder salir adelante tan brillantemente, a pesar de todo...