FICHA TÉCNICA



Título obra Cita de amor

Autoría Aldo de Benedetti

Notas de autoría Irma Terragnuolo / traducción; Enrique Rambal / adaptación

Dirección Enrique Rambal

Elenco Lucy Gallardo, Enrique Rambal, Jesús Salinas Ortega (Chucho), Betty Catania, Ramiro Orci

Escenografía Julio Prieto

Espacios teatrales Teatro del Músico

Productores Enrique Rambal

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 22 mayo 1966, pp. 4 y 6.




Título obra La pícara Cocó

Autoría Marcel Mithois

Notas de autoría Antonio Haro Oliva y Carlos León / traducción y adaptación

Dirección Antonio Haro Oliva

Elenco Nadia Haro Oliva, Guillermo Orea, Alejandro Ciangherotti (padre e hijo) Azucena Rodríguez, Sergio Kleiner, Alonso Castaño

Escenografía Antonio López Mancera

Espacios teatrales Teatro Arlequín

Productores Antonio Haro Oliva

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 22 mayo 1966, pp. 4 y 6.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO 2

imagen facsimilar

imagen facsimilar 2

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

[Cita de amor]

Mara Reyes

Después de algún tiempo de frecuentar los teatros que, unas veces con éxito y otras sin él, van conformando el cuadro cultural de nuestra escena, quise echar una ojeada al teatro comercial, por ver si había variado alguna de sus características.

Tres son los teatros que integran la base más sólida y estable del teatro comercial –y que laboran generalmente con repertorio extranjero–; me refiero a los encabezados por Manolo Fábregas, los Rambal y los Haro Oliva. Cada uno de ellos, haciendo un teatro de características diversas y diferenciables. El resto de las compañías comerciales se presenta al público, si no en forma esporádica, sí menos constante. Caso aparte es el del Teatro Fábregas, que desde hace tiempo trabaja sólo con repertorio mexicano.

Las obras en cartelera actualmente, de esas tres compañías son: La pareja dispareja –en el Teatro de Manolo Fábregas–; Cita de amor, en el de Rambal (Teatro [p. 6] del Músico) y La pícara Cocó, en el de los Haro Oliva (Teatro Arlequín). Excluyo de este comentario La pareja dispareja por haberla comentado ya.

Cita de amor. Teatro del Músico. Autor, Aldo de Benedetti. Traducción, Irma Terragnuolo. Dirección, producción y adaptación, Enrique Rambal. Escenografía, Julio Prieto. Reparto: Lucy Gallardo, Enrique Rambal, Chucho Salinas, Betty Catania y Ramiro Orci.

Cita de amor, de Aldo Benedetti es la clásica comedia burguesa que hemos visto repetirse hasta el infinito, sólo cambiando, cada vez, los nombres de sus personajes: la mujer celosa que quiere recuperar al marido haciéndose pasar ella misma por infiel. El amigo del marido, que se presta al juego de la esposa, y la aparición sorprendente de otro personaje femenino que viene a resolver el supuesto triángulo, en un cuadrángulo. Por supuesto, con su mensaje moralista sobre la estabilidad conyugal.

Tal género de teatro tiene un público adicto, que ve sin hastiarse estas eternas variaciones sobre un tema, con el sólo requisito de verlas representar por sus actores predilectos –y Rambal y Lucy lo son, así como lo es Chucho Salinas. Los tres desempeñan con su habitual desenvoltura sus respectivos papeles. Muy bien también, en un personaje episódico, Betty Catania, actriz a quien vimos por primera vez en la obra Historias para ser contadas, de Osvaldo Dragún, que trajo a México, desde Argentina, Carlos Catania.

La pícara Cocó. Teatro Arlequín. Autor, Marcel Mithois. Traducción y Adaptación, Antonio Haro Oliva y C. León. Dirección y Producción, Antonio Haro Oliva. Escenografía, Antonio López Mancera. Reparto: Nadia Haro Oliva, Guillermo Orea, Alejandro Ciangherotti (padre e hijo), Azucena Rodríguez, Sergio Kleiner, Alonso Castaño, etc.

En el Teatro Arlequín se representa otra comedia para satisfacer la moralidad (¿inmoralidad?) burguesa. La mujer que busca un millonario, tema que ha sido tratado también en infinitas variaciones. Y como doble happy end, son dos millonarios los que caen en las redes de la familia: uno en brazos de la madre (Nadia Haro Oliva) y otro en los de la hija (Azucena Rodríguez).

Teatro en el que los gags de gran comicidad se barajan con los momentos sentimentaloides y las escenas de picardía. Teatro para divertir a un público poco exigente de ideas, que se contenta con ver a su actriz favorita bien vestida (¿o desvestida?) rodeada de actores que lo hagan reír.

Por supuesto, Nadia se luce, como siempre, así como Guillermo Orea, que es un cómico de recursos eficaces y Alejandro Ciangherotti, que conoce los resortes de la risa y los usa, a veces sin discriminación de lo vulgar.

Con actuaciones discretas, cumplen con su cometido, Azucena Rodríguez, Sergio Kleiner y Alejandro Ciangherotti Jr.

Como puede verse “nada ha cambiado bajo el sol”.