FICHA TÉCNICA



Título obra Mariposas

Autoría Tito Vasconcelos

Dirección Tito Vasconcelos

Elenco Sergio Cassani, Sergio Torres Cuesta, Tito Vasconcelos

Espacios teatrales Foro Shakespeare

Productores Tito Vasconcelos

Notas

Referencia Malkah Rabell, “Se alza el telón. Mariposas en el foro Shakespeare” en El Día, 4 diciembre 1984, p. 22




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Día

Columna Se alza el telón

Mariposas en el Foro Shakespeare

Malkah Rabell

Tengo el máximo respeto por la vida íntima de cada persona. Pero cuando las personas llevan su intimidad a la calle o al teatro, parecen mucho menos respetables. Algo así sucede con el espectáculo homosexual que Tito Vasconcelos presenta como productor, director, autor y actor, en el teatro Foro Shakespeare, con sus compañeros, Sergio Cassani y Sergio Torres Cuesta. A los dos últimos desconozco personalmente y no se quién es quien. No obstante, me ha molestado mucho menos que otros espectáculos del mismo género. ¿Por qué? Tal vez porque estos tres actores han demostrado en su representación una extraña gracia. Han sido mucho más sugestivos como mujeres que como hombres. Y la defensa de su estado civil, de su "tercer sexo" lo han asumido con bastante dignidad. Sin burlarse ni de sí mismos ni de otros.

Collage en dos actos que reúne distintas escenas ya individuales, ya "colectivas", aunque este "colectivo" no llegue más allá de un "trío". Según dice el boletín de prensa: "como tema principal, el espectáculo aborda diferentes aspectos de la conducta sexual, y específicamente la homosexual dentro de un contexto urbano, utilizando para tal efecto el género cómico musical". En cuanto al título: Mariposas se debe a unos versos de Carlos Pellicer: "Mariposa, flor de aire,/ peina el área de la rosa./ Todo es así, mariposa,/ cuando se vive en el aire.

En realidad, podemos considerar lo único interesante desde el punto de vista teatral en este conjunto de episodios muy cortos. dos sketch. El primero tiene como nombre: La cocina de la Dra. Tatiana Hicamina, en tanto el segundo no sé cuál es el título que lo designa en el programa de mano, y me contentaré en inventarle uno muy simple: Joan Graford y su hija. Las otras escenas no son más que detalles para rellenar el espectáculo. Nos presentaron en el escenario a una cantante de ópera que ejecuta su partitura con un play-back, de lo cual nos damos cuenta recientemente cuando la primadona deja de usar la mímica necesaria para "engañar" a los espectadores. Porque el play-back en fin de cuentas no es más que un engaño usado en nuestra época con toda la libertad. Otras de esas breves escenitas, es una especie de danza entre dos hombres, que, creo, se llama Extraños en la noche, y en el cual el "tercer sexo" de sus intérpretes es bastante visible. También nos queda vivo en la memoria un poema que "actúa" Tito Vasconcelos: Vamos a callejear. Las demás escenitas individuales no tienen mayor interés y no merecen especial comentario.

En cambio quedan grabados en la memoria los dos sketch que presentan en el escenario al "conjunto". Caso de lo más extraño. Tito Vasconcelos, que como hombre es bastante poco atractivo, resulta hasta guapo cuando se viste de mujer. La peluca femenina le cubre las orejas, y el maquillaje le da a los ojos un misterio del cual carece en el "original". En el papel de Joan Graford, esos grandes ojos saltones que tiene el actor; le han servido para imitar a la estrella de Hollywood. El sketch trata de reproducir las relaciones de la famosa star con su hija la autora de Mamacita querida (o algo por el estilo). Libro que denuncia la hipocresía de las estrellas hollywoodenses, y sobre toda la brutalidad de su propia madre adoptiva, la gran Joan Graford.

Mucho más interesante y cómico resulta el sketch La cocina de la Dra. Tatiana Huicamina, el episodio de la doctora que presenta en la pantalla televisiva un programa de recetas alimenticias, y entre un detalle y otro, hace propaganda a los individuos que debido a su conducta homosexual son rechazados por la sociedad bienpensante. Es un episodio que hace reír mucho, sin jamás llegar a lo burdo o a lo vulgar. Tito Vasconcelos como la doctora Tatiana resulta realmente muy gracioso, y demuestra ser un excelente actor (lo que ya demostró en cantidad de obras y en multitud de papeles). Igualmente graciosos resultan sus dos compañeros, Sergio Cassani y Sergio Torres Cuesta, uno en el papel de la telefonista que recibe las llamadas en la televisión, y el otro como toda ciase de personajes que hacen las llamadas al programa, y dan la imagen de toda clase de opiniones acerca del "tercer sexo". El final es realmente inesperado y muy cómico. No lo quiero mencionar para que siga inesperado.

Lo sorprendente de este espectáculo es, que puede llenar el poco calentado todavía Foro Shakespeare en un simple día de la semana. Y todo ese público formado en su mayoría por elementos jóvenes, se reía con ganas todo el tiempo (la verdad sea dicha yo también me reía, pero mucho menos) y demostró que esa clase de espectáculos tiene su público de fieles y de admiradores.