FICHA TÉCNICA



Título obra El payaso o la triste historia del conejo blanco

Notas de autoría Les aventuriers / autor del cuento Les aventuriers; Alfonso Virchez / adaptación teatral

Dirección Alfonso Virchez

Espacios teatrales Teatro de la Universidad y Teatro anexo a la Facultad de Arquitectura, UNAM

Eventos Muestra de Verano de Teatro Estudiantil

Notas El Teatro de la Universidad estuvo ubicado en Av. Chapultepec no. 409

Referencia Malkah Rabell, “Se alza el telón. Teatro de estudiantes para estudiantes de la UNAM” en El Día, 5 agosto 1981, p. 30




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

El Día

Columna Se alza el telón

Teatro de estudiantes para estudiantes de la UNAM

Malkah Rabell

Ya van dos años consecutivos que la UNAM, a través de su Difusión Cultural presenta al público universitario una Muestra de Verano de Teatro Estudiantil en la que participan trece grupos de diferentes Escuelas y Facultades de la Universidad de México. Esta actividad se realiza con la finalidad de lograr un "teatro como medio de comunicación a nivel formativo", según lo señala el coordinador general, Hugo Galarza Torres, quien agrega que tales representaciones deben servir de: "apoyo al desarrollo de la personalidad a través del conocimiento y la práctica de nuevas formas de comunicación: primero con sus compañeros de grupo, después con su comunidad estudiantil, y luego, en consecuencia, con su medio social... Con esto queda entendido que el teatro estudiantil no se propone hacer o formar actores, sino como ya hemos establecido, desarrollar sus personalidades y en última instancia, ganarlos como espectadores del teatro, más informados y más enterados de la tarea teatral".

En esta Muestra tomarán parte trece grupos, ocho de éstos con autores nacionales, entre quienes figuran: Filadelfo Sandoval, Jesús González Dávila, José Rubial, Adolfo Torres, Mauricio Magdaleno y Ricardo Flores Magón. Algunas obras serán estrenos, pero la mayoría ya son conocidas. Entre las puestas en escena del año pasado, ya se encontraban algunos espectáculos muy dignos, que traspasaron los límites de un público estudiantil, como Los justos de Camus, que podía enfrentar la crítica de un auditorio más heterogéneo y amplio. Veremos si también en el presente año podremos contar con algunas representaciones de igual valor.

En la presente Muestra, la primera representación que me tocó ver fue el montaje de Alfonso Virchez realizado con un cuento de Pierre Bellmare y Jacques Antoine, parte de su libro Les Aventuriers, adaptado para la escena por el propio director escénico, bajo el título de El payaso o la triste historia del conejo blanco, que nos narra las aventuras de Rufus D. Dryler, presidente de una gran empresa industrial de Florida, perla cuya verdadera vocación es la de ser payaso de circo. Y tal vez en un rapto de amnesia, o de desesperación, se hace pasar por muerto, asesinado, y desaparece de su ambiente de riqueza y bienestar para unirse a una compañía trashumante de cirqueros.

Pretender que esos jóvenes intérpretes ya conocen el difícil oficio de actores, sería faltar a la verdad y engañarse a sí mismos. Este grupo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, emprende su actividad con mucho entusiasmo y buena voluntad, pero con muy poco "profesionalismo". Aunque esta expresión ha llegado a tener mala fama, su verdadero significado es. el de "conocimiento de oficio". Y el de actor es un oficio muy complejo que necesita numerosos años de aprendizaje y experiencia, además de la capacidad intuitiva y espontánea. A nuestros jóvenes intérpretes de una Facultad tan seria (¿es seria?), aún les falta libertad de movimiento en la escena y claridad para expresarse. En cambio el montaje tiene hallazgos graciosos, como este hospital donde unas cajas dan a luz unos niños ya grandecitos, adultos, entre quienes nace un payaso. A este niño, cuando, con el tiempo, se le enseña, con mucha dificultad, el abecedario y se le ponen unos anteojos, se le coloca ante un escritorio y es nombrado presidente de la Compañía Clark Paint Oil and Glass Co. probablemente debido a influencias y razones familiares. Los estudiantes-actores hasta, aprendieron algunos trucos de magia que divirtieron mucho al público. Igualmente divertidos resultaron al auditorio ciertos elementos escenográficos, tomo ese lujoso automóvil de millonario, realizado con cartón muy hábilmente y sobre todo con mucha gracia.

En resumen, los espectadores, que tienen la entrada libre tanto en el teatro de la Universidad en la Av. Chapultepec 409, como en el teatro anexo a la Facultad de Arquitectura en la C.U., se divierten, se ríen y a veces se emocionan, sin prejuicios y sin mayores exigencias.