FICHA TÉCNICA



Título obra Juan Pueblo

Autoría Juan Gabriel Moreno

Dirección Juan Gabriel Moreno

Notas de dirección Marco Antonio Montero / supervisión programa de pantomima

Elenco Juan Gabriel Moreno

Espacios teatrales Teatro de Xalapa, Universidad de Xalapa

Notas Programa doble de pantomima compuesto por Pantomima de Estilo y Juan Pueblo

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral. Juan Gabriel Moreno”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 19 julio 1964, p. 2.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

Juan Gabriel Moreno

Mara Reyes

Pantomima en Xalapa

El arte de la pantomima está encontrando firme asiento en México. Juan Gabriel Moreno es una realidad prometedora. Sus pantomimas dejan ver una técnica de buena factura y una asimilación correcta de ese arte que hiciera renacer en el mundo Étienne Decroux, maestro de Marcel Marceau y de Alejandro Jodorowsky. Este último, al dar por primera vez en México la cátedra de mímica, produjo una generación de jóvenes mimos de los cuales el primero que se lanza por el camino profesional es Juan Gabriel Moreno, quien tomó la responsabilidad de ejecutar él solo todo un programa, con la colaboración de un joven alumno suyo: Alejandro Matus.

Los dirigentes del teatro de Xalapa, Veracruz, dan ejemplo de su amplia visión, al brindar su apoyo a este joven mimo a quien han abierto las puertas, poniendo en sus manos todos los elementos favorecedores para su desenvolvimiento.

El programa consta de dos partes, la primera, a la que llama: pantomimas de estilo, está formada por las pantomimas siguientes: La escalera, La marcha contra el viento, La pelota, La bicicleta, El gasolinero, El carro de carreras, El beisbolista, ¡Soy Papá!, David y Goliat, El cazador de mariposas y La jaula de cristal.

De ellas, la mayoría son estudios de técnica, algunas han sido dadas a conocer por Marcel Marceau o por Alexandro, y otras son de creación de Juan Gabriel, como por ejemplo El gasolinero y ¡Soy papá! En mi opinión estas dos debieran incluirse más que dentro de las pantomimas de estilo, en las que forman la segunda parte y a las que podría llamarse de carácter, puesto que más que demostrar una mecánica, expresan una actitud ante el mundo o sea una filosofía de la vida, una sicología y no solamente una pirotecnia de forma.

Ambas pantomimas expresan la forma de ver la vida de un personaje y quizá lo único que cabría seria que Juan Gabriel Moreno sintetizara un poco más sus elementos, depurándolas para que quede de ellas la esencia más pura.

La segunda parte consta de pantomimas de un personaje de su creación: Juan Pueblo. Estas son: Juan Pueblo Cazador, Albañil, Pintor, Bailarín clásico, Pepenador, Juan Pueblo abre la puerta, J. P. en el café, J. P. Director Sinfónico.

En este personaje de su creación, Juan Gabriel tiene aciertos indudables, como por ejemplo la pantomima de Juan Pueblo pepenador, no obstante, en mi concepto, debe quitarle todo lo que sea superfluo. Algo que debe cuidar es que no haya contradicción en la actitud que tiene el personaje frente a sí mismo y frente al mundo que lo rodea, entre una pantomima y otra. Hay algunas, como las tres primeras (cazador, albañil y pintor) que muestran caracteres disímiles, algo se contrapone en la sensibilidad de estas tres facetas de Juan Pueblo.

Juan Gabriel Moreno muestra un gran sentido humorístico en algunas de sus pantomimas, especialmente en la última (Director sinfónico), pero es indudable que en las que mayor profundidad emotiva demuestra y en las que se expresa más claramente el universo propio del artista son en las de ¡Soy papá! (en la que añade el humorismo y la crítica de carácter) y en J. P. Pepenador.

Juan Gabriel Moreno con este programa se sitúa ya en un plano relevante, su camino es bueno. Debe dársele todo el apoyo necesario para que se perfeccione, se prepare y desarrolle sus grandes facultades, ya que un mimo no se hace en un día, sino que requiere un largo y agotador entrenamiento, una amplia y sólida cultura general, además de otras cosas; todas estas metas están siendo alcanzadas por el joven mimo.

Juan Gabriel Moreno además de su trabajo como intérprete está transmitiendo sus conocimientos mímicos a la juventud xalapeña. La supervisión de su programa corrió a cargo de Marco Antonio Montero, director teatral que ha realizado en Xalapa una gran labor, desde hace años y quien ahora prepara entusiastamente El relojero de Córdoba de Emilio Carballido.

Es de felicitarse a la Universidad de Xalapa, así como al gobierno del Estado por la labor cultural que están realizando en esa ciudad, que bien podría ser muestra para muchas otras que con mayor número de habitantes y mayor riqueza cuentan con mucho menor alimento espiritual.