FICHA TÉCNICA



Título obra El puente

Autoría Carlos Gorostiza

Elenco Ignacio Sotelo, Margarita Zavaleta

Escenografía Joan Zinser

Grupos y compañías Grupo del Teatro Estudiantil de la UNAM

Espacios teatrales Teatro de la Universidad

Eventos Primera Temporada de Teatro Latinoamericano

Notas Fernando Wagner fue el director del Seminario de Experimentación Teatral; Antonio López Mancera fue el director del Seminario de Producción Teatral; y Miguel Sabido fue el Asistente del Set. En el programa de mano no se aclara quién fue el director de la puesta en escena.

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 3 junio 1962, p. 4.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

[El puente]

Mara Reyes

El puente. Teatro de la UNAM. Autor, Carlos Gorostiza. Director (?). Escenografía, Joan Zinser. Reparto: Grupo del Teatro Estudiantil de la Universidad de México.

Continúa la Primera Temporada de Teatro Latinoamericano con una obra de autor argentino: Carlos Gorostiza. Labor magnifica ésta del Teatro Estudiantil de la Universidad, de dar a conocer el teatro que se escribe en Iberoamérica; lástima que las obras seleccionadas por ahora no hayan sido de mayor calidad. Tanto Cuando los perros ladren, del autor chileno: Sergio Vodanovic, como El puente, acusan una bien intencionada preocupación social en sus autores, desgraciadamente mal llevada a la escena. Ambas obras caen en el discurso, en la explicación obvia de un hecho social que vivimos, pero se olvidan de hacer arte con sus ideas.

El puente, sea dicho con sinceridad, no es teatro: son pláticas de familia, reflexiones sobre los problemas sociales, narraciones de hechos que han sucedido, lecciones de economía elemental, etc., y no debe olvidarse que drama en su origen significa acción, así pues, una pieza dramática tiene que contar en su haber con un mínimo de acción que la justifique como pieza de teatro, diferenciándola del ensayo filosófico, económico o social. Cuando mucho, cortándole a la obra todo lo superfluo quedaría apenas un primer acto de una obra, ya con esto se verá todo lo que hay en ella de paja, además de que la obra no llega nunca a resolverse, no tiene desenlace.

Un acierto teatral si existe: planteamiento de un suceso similar en dos planos diferentes y simultáneos. En el primer cuadro, en la calle, entre la gente de la clase baja del barrio se espera con impaciencia la llegada de “Andresito” –que trabaja en el puente como ayudante–; después, en el segundo cuadro, en la casa rica, se espera a Luis –ingeniero que construye el puente–, y esta espera se desarrolla en forma simultánea a la de la calle. La forma en que está resuelta esta simultaneidad en el tiempo sería para el autor un buen camino para explorar.

En cuanto a la escenificación los muchachos no podían hacer más de lo que hacen. Ignacio Sotelo borda materialmente su papel, lo exprime sacándole hasta la última gota de su jugo y es que Ignacio Sotelo es ya un actor. Margarita Zavaleta tiene un papel bien ingrato para poder lucirse como lo ha hecho en otras piezas que le hemos visto representar, pero ¿quién –salvo dos de los actores–, puede lucirse en la interpretación de esos personajes? De los muchachos callejeros en general todos actúan con espontaneidad.

La escenografía está resuelta en forma bastante funcional por Joan Zinser.

La nota que aparece en el programa especificando que el director del Seminario de Experimentación Teatral es Fernando Wagner, que el director del Seminario de Producción Teatral es Antonio López Mancera y el asistente del set (¿), es Miguel Sabido, no aclara sin embargo quién es el director de escena de la obra en cuestión, no obstante, esta dirección, aun ignorando de quién pueda ser, se ve ágil –en contraposición con la pesantez de la obra–, y bastante atinada.

Esperemos que en lo sucesivo las piezas que se presenten en esta temporada estén mejor seleccionadas.