FICHA TÉCNICA



Título obra Reinar despuÈs de morir

Notas de Título The late Edelvina Black (tÌtulo en el idioma original)

Autoría Luis VÈlez de Guevara

Notas de autoría Eleazar Canale / traducciÛn

Dirección ¡lvaro Custodio

Elenco Ignacio LÛpe Tarso, Lina SantamarÌa, Guillermo Orea, Cipriano Rivas CherifPilar Crespo (Pin), Amparo Villegas

Escenografía Vlady

Música Jes˙s Val y RamÛn Gay

Notas de Música Antonio Gama / intÈrprete

Vestuario Isabel Richart, Ester Bolio

Grupos y compañías Teatro EspaÒol de MÈxico

Notas de grupos y compañías ¡lvaro Custodio / director

Espacios teatrales Sala MoliËre

Referencia Armando de Maria y Campos, Luis Vlez de Guevara en la sala Molire. Reinar despus de morir, por Ignacio Lpez Tarso, en Novedades, 22 mayo 1954.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

Luis Vlez de Guevara en la sala Molire. Reinar despus de morir, por Ignacio Lpez Tarso

Armando de Maria y Campos

Para quienes conocen el difundido cuadro de Martnez Cubells titulado Doa Ins de Castro o Reinar despus de morir, prodigio de fantasa y de composicin, con la impresionante presencia de la desventurada princesa, ya cadver, sentada en el trono al lado del rey don Pedro, la versin escnica que de este trgico Reinar despus de morir ofrece el Teatro Espaol de Mxico en la sala Molire, debe haber desilusionado, por su modestia y convencionalismo. Pero cuenta poco para la magnfica interpretacin guardando las proporciones de lugar, hora contempornea y espacio escnico que al precioso y conmovedor drama de Luis Vlez de Guevara dio el grupo de actores profesionales y excelentes experimentales reunido por el animoso animador lvaro Custodio para continuar su temporada de teatro espaol clsico, tan bien recibido por los buenos catadores de este gnero cuyo jugo oro lquido amamant el teatro de Francia, Inglaterra y Alemania.

No importa que me tilden de erudito de ocasin. Conviene decir cuatro palabras sobre el autor Vlez de Guevara, tres sobre esta fina y potica obra y dos sobre la desventurada Ins de Castro. Trgica historia la suya, de la que se apoder la leyenda, dando motivo a la literatura y a la pintura para crear obras maestras. Reinar despus de morir, de Luis Vlez de Guevara, debe ser una consecuencia de la obra de Lope de Vega de igual argumento y ttulo, hoy perdida. No se sabe si fue representada en vida del autor, pero apareci por primera vez impresa, ya muerto Vlez de Guevara, en 1652. Vlez de Guevara naci en Ecija, Sevilla, en 1578. Muri en 1654. Sus obras dramticas, al decir de sus contemporneos, pasan de 400, pero apenas si han llegado 80 hasta nosotros.

Reinar despus de morir es, sin duda, la pieza dramtica ms notable y de ms alto vuelo potico que describe la muerte de doa Ins de Castro, obra excelente lo mismo en pintura de los efectos que en la de las violentas pasiones que dan pattico inters dramtico a la accin, fina y viril al mismo tiempo con la que se entrelazan, formando una trenza, tres guedejas: poesa, emocin, pasin. Este es en sntesis el argumento: El prncipe don Pedro hijo del rey de Portugal don Alfonso, enamorse al quedarse viudo de doa Ins de Castro, dama de ilustre familia castellana, con quien se cas en secreto. Don Pedro se ve obligado por su padre a casarse con la infanta doa Blanca de Navarra. Esta orden produce la desesperacin de los amantes esposos, que ven perdida su felicidad para siempre y la de sus dos hijos, Alonso y Dions. Don Pedro intenta en vano convencer a su padre y a su prometida de la imposibilidad de aquel casamiento, pues no puede amar a mujer alguna por adorar a su esposa Ins. El rey no se deja conmover por las splicas del hijo, y doa Blanca, al verse despreciada, jura tomar cruel venganza de su rival, no descansando hasta conseguir la sentencia de muerte de la desventurada esposa de don Pedro. Apenas es ejecutada doa Ins, cuando muere repentinamente el rey Alfonso, y la infanta huye a Navarra, renunciando a sus ambiciosos proyectos de casamiento. Don Pedro proclama esposa suya a doa Ins, sienta su cadver en el trono, le corona y hace que toda la corte le rinda vasallaje:

Todos los que estis aqu
besad la difunta mano
de mi muerto serafn;
yo mismo ser el rey de armas.
Silencio, silencio, od:
esta es la Ins laureada,
esta es la reina infeliz
que mereci en Portugal
reinar despus de morir.

El drama de Vlez de Guevara es de una belleza insuperable. Verso fluido y bien cortado, raudal de metforas, finura y elegancia en sus escenas. Conviene recordar que fue imitado no slo en Espaa, sino en Portugal, Francia, Italia, Inglaterra y Holanda. Figur siempre en le repertorio de las grandes compaas dramticas espaolas. Mara Guerrero lo hizo en Mxico a principios de siglo, y yo tuve la fortuna de vrselo a Ricardo Calvo, no recuerdo si en el Principal o en el Iris, en 1926. Ms recientemente a Asuncin Casals y Eduardo Casado, en el antiguo Fbregas, en 1945. Ahora Lina Santamara, que ha actuado en Espaa largamente al lado de Enrique Borrs, y al excelente y ya gran actor mexicano Ignacio Lpez Tarso, dejndose ver al lado de ellos un fresco fruto de actor cmico de mrito, Guillermo Orea.

La presentacin de Reinar despus de morir por el Teatro Espaol de Mxico, bajo la direccin de Alvaro Custodio, es digna de elogio por la propiedad con que ha sido realizada, particularmente en lo que se refiere a la suntuaria, muy rica y propia; por el decoro en los detalles y el respeto en general por el texto, todo limitado al precario foro de la sala Molire.

La interpretacin, dentro de las exigencias del gnero y de las proporciones de tan ambicioso propsito, es buena en general, y muy buena en detalle. Ignacio Lpez Tarso confirma sus grandes dotes para este gnero. Avanza de obra en obra. Dice su don Pedro con bro y sentimiento y acta con soltura y dominio. Pisa bien la escena, en una palabra, y se alza con las mejores escenas. Lina Santamara, actriz de profesin, manda sobre el escenario y lo llena todo con su desparpajo y dominio. Tratndose de este gnero, sabe romper la cortina. Ella, y los enterados, saben bien lo que digo. Conmueve honda y dramticamente en el preciso y teatral momento en que debe hacerlo. Guillermo Orea, el primer gran actor cmico de las recientes generaciones que nutren nuestro teatro entendi al "gracioso" clsico que es Brito, embebe y distrae con sus gracejadas y arranca a ley el aplauso en mutis. Cipriano Rivas Cherif dice el Rey como un catedrtico de castellano, pero luce fro. Pilar Crespo, discreta, no desentona. Como Amparo Villegas loba mansa de la escena.

La escenografa de Vlady, mediocre. Magnfico, en cambio, el vestuario de la poca, de Isabel Richart y Ester Bolio. Durante la accin, Antonio Gama entona melodas populares por Jess Val y Gay, que le acompaa a la guitarra Galo Herrera.

Vale la pena ver esta versin de Reinar despus de morir. Advertencia. No es para paladares estragados.