FICHA TÉCNICA



Título obra Tiene razÛn don Sebasti·n

Autoría Rafael Fern·ndez Shaw

Dirección Pl·cido Domingo

Elenco Antonio Medio, Marianela Barandalla Medio, Tom·s ¡lvarez, Adelina Ramallo, Alberto Catal·,, Pl·cido Domingo, Sara LÛpez, Pepita Embil

Música Jacinto Guerrero

Notas de Música Luis Mendoza LÛpez y Miguel Campos, / directores concertadores

Espacios teatrales Teatro Cervantes

Referencia Armando de Maria y Campos, Estreno de Tiene razn don Sebastin y presentacin de Antonio Medio en el teatro Cervantes, en Novedades, 8 mayo 1954.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

Estreno de Tiene razn don Sebastin y presentacin de Antonio Medio en el teatro Cervantes

Armando de Maria y Campos

Cuatro "ases lricos" de la zarzuela espaola: Pepita Embil, Marianela Barandalla, Toms lvarez y Antonio Medio encabezan o encabezaron, porque a estas alturas no s si continan actuando peridicamente la compaa de este gnero que ha estrenado en el teatro Cervantes, enclavado en el populoso barrio del Salto del Agua, Tiene razn don Sebastin, sainete madrileo en tres actos de Rafael Fernndez Shaw y msica de Jacinto Guerrero, desgraciadamente ante la indiferencia del pblico mexicano y el increble desdn de la colonia espaola, que por tradicin sostuvo durante tantos aos este gnero de tanta solera.

Antonio Medio, bartono asturiano o vetense, estren en Madrid esta divertida zarzuela, y ha recorrido interpretndola la Amrica espaola desde Buenos Aires hasta nosotros. Llega a Mxico todava con facultades, manejando su rica voz con habilidad de quien domina el oficio, y ms actor que cantante. Le acompaaron en la interpretacin mexicana de Tiene razn don Sebastin, la bella y arrogante Marianela Barandalla, en la plenitud de su doble belleza fsica y lrica, y Toms lvarez, que es hoy por hoy, seguramente, uno de los mejores tenores del gnero y tambin excelente actor, en los principales papeles, y Adelina Ramallo, que se revela como simpatiqusima tiple cmica; Alberto Catal, que es tambin excelente actor cmico, y Plcido Domingo, sobrio actor y discreto director de escena. La batuta estuvo o est en manos de los maestros Luis Mendoza Lpez y Miguel Campos.

"Ay... la zarzuela! Dijo alguien que se encontraba moribunda? Pues dijo la verdad, toda la verdad y nada ms que la verdad. Una verdad amarga, indiscutiblemente. Moribunda, en efecto y con escasas seales de posible salvacin". Si as se piensa en Espaa de este gnero las palabras anteriores pertenecen a un crtico espaol, Federico Carlos Sainz de Robles qu hemos de pensar y de decir nosotros? Se quejan en Espaa de falta de msicos y de libretistas, y as explican la existencia lnguida y peligrosamente jalonada de colapsos de la en un tiempo insustituible zarzuela. No faltan ttulos y an xitos, por estas latitudes ignorados, porque fuera de tales o cuales intentos de Pepita Embil, de la Barandalla y de lvarez, nada se hace desde hace aos, para ser preciso desde aquellas temporadas en que triunfaron en el Arbeu, Boch y Calpe. Para los aficionados al gnero quiero traer a esta crnica los ttulos de los mayores xitos recientes de este gnero: Entre Sevilla y Triana, letra de Fernndez de Sevilla y Tejedor, msica de Pablo Sorozbal; La condesa de la aguja y el dedal, de Torrado y Arozamena y partitura de Jess Guridi, y La perla de Embajadores, partitura de Fernando Moraleda, en 1949-1950. Lola la Piconera libro de Jos Mara Pemn y msica del maestro Conrado del Campo, que tiene, casi, categora de pera; La fama de Luis Candelas, libro de Eduardo M. del Portillo y partitura de Duo Vital; Los reyes de la paleta y Colorn, colorado, libro de Guillermo y Rafael Fernndez Shaw y maestro Manuel Parada; Las gafas, de Ramos de Castro, Lpez Marn y maestro Fernndez Moraleda; Las alegres cazadoras ya conocida en Mxico y La media naranja, de Luis Tejedor, Fernndez Sevilla, y, respectivamente, los maestros Garca Morcillo y Moreno Torroba; Amor partido por dos, de Tejedor, Vzquez Ochando y maestro Juan Quintero; El tercer hombro, de Ramos de Castro, Vizcano y maestro Jacinto Guerrero; La hechicera en Palacio, lvarez Prez y maestro Jos Padilla, durante la temporada 1950-1951.

El canastillo de fresas, letra de Guillermo y Rafael Fernndez Shaw, msica de Jacinto Guerrero, a la que se le otorg el premio Nacional 1951 a la mejor zarzuela. La rumbosa, letra de Pilar Milln Astray y Fernndez de Sevilla y msica de Francisco Alonso; La Lola se va a los puertos libro inspirado en el de los Machado, por los Fernndez Shaw, con msica de ngel Barrios; La marquesa chulapa, letra de Pedro Llabres y Jos Lpez de Lerena, msica de Manuel Quiroga y Aquella cancin antigua, letra de Federico Romero, msica del maestro Dotrs Villa, por no citar sino las cinco de ms xito en Espaa, durante la temporada 1951-1952.

Sin embargo, la zarzuela decae, yo creo que no se muere... De qu carecen las producciones de hoy, como las mencionadas?, se preguntan en Espaa, y se dan esta respuesta, que estimo como viable: de humanidad, de originalidad, de gracia genuinamente popular, de emocin, la letra; de garbo, de entraable meloda, de sencillez y frescura, de inspiracin, la msica. Casi nada...! Lo cierto es que ni teniendo a mano el candil de Digenes se encontrara un Miguel Echegaray, un Lpez Silva, un Ricardo de la Vega, un Luis Mariano de Larra, un Barbieri, un Jernimo Jimnez, un Chap, un Chueca o un Caballero. A Guerrero y a Moreno Torroba les hacen falta libros y les sobra... fecundidad y facilidad.

El libreto de Tiene razn don Sebastin es una nadera. Graciosillo, pero pueril; tema manido, desarrollo mediocre. Guerrero compuso para el libreto de Fernndez Shaw catorce nmeros, pero le fueron suprimidos en la versin mexicana dos. Un bello paso doble "A los toros, a los toros", una mazurca, que cantan Asuncin, Sebastin y Simn; un do, inspirado entre don Sebastin y Sebastin; un brioso concertante; una marcha: "Hasta la vista, don Sebastin"; un bugui, que cantan y bailan Asuncin, don Sebastin, las chicas y los pollos; una habanera, varios chots, otra habanera, otra mazurca... Variedad en la partitura, no falta, ni pegajosidad, caracterstica en Guerrero, sin que los arrastre la inspiracin ciertamente. Tratndose de un sainete madrileo, vuelan como golondrinas aorados temas de La verbena de la paloma y de la La revoltosa. Entretiene el libro y deleita la partitura. Pero nada ms.

La presentacin fue modesta, pero excelente interpretacin por cuenta de Marianela Barandalla, Medio, que hace gala de simpata y aun se atreve a galanear; Alvarez, Adelina Ramallo, Alberto Catal, Plcido Domingo y Sara Lpez, toda una caracterstica. Ojal y contine la temporada! La solera de este gnero espaolsimo no debe perderse del todo.