FICHA TÉCNICA



Título obra Seis personajes en busca de autor

Autoría Luigi Pirandello

Dirección Charles Rooner

Grupos y compañías Teatro Universitario de la Ciudad de MÈxico

Espacios teatrales Auditorio del Seguro Social

Notas Comentarios y citas de la crÛnica de Manuel Machado sobre la representaciÛn de Seis personajes en busca de autor en Madrid, en 1926, con motivo de su estreno en MÈxico

Referencia Armando de Maria y Campos, Historia castellana de Seis personajes en busca de autor. I, en Novedades, 11 abril 1954.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

Historia castellana de Seis personajes en busca de autor. I

Armando de Maria y Campos

El Teatro Universitario de la ciudad de Mxico ha presentado en el auditorio del Seguro Social la pieza Seis personajes en busca de autor de Luigi Pirandello. Su reposicin ahora ha despertado encontrados comentarios que han venido a revelar mucha falta de conocimiento sobre los antecedentes de esta extraordinaria produccin teatral. Me encontraba de viaje la noche de su reestreno verdadero estreno para estas generaciones y por la misma causa an no he podido presenciar la interpretacin que le dan los integrantes del cuadro que dirige Charles Rooner.

Considero no slo conveniente, sino til y oportuno en tanto tenga oportunidad de ver las representaciones de ahora, referirme a Seis personajes en busca de autor desde su aparicin en el mundo de habla espaola, hasta estos das.

Fue la guerra europea de 1914-1917 la que revel el genio de Pirandello como dramaturgo. Por lo general, los autores teatrales, hasta los ms clebres, han rondado en su temprana edad las puertas de los escenarios de sus ciudades natales. Goldoni contaba cmo, de pequeo, haba construido teatritos de juguete para irse con una compaa de cmicos de la legua. Cuntos autores modernos no han seguido el ejemplo del veneciano y se han sentido irresistiblemente atrados por el teatro, desde pequeos? Pirandello fue caso distinto. En 1912 dio a luz una obra en un acto titulada El torno, que era un fuerte estudio de un hombre despiadado que obliga a su mujer a suicidarse cuando descubre que es culpable. Traigo aqu ahora este dato porque acabamos de verlo hecho interesante pasaje de pelcula Otros tiempos.

Para entender mejor y situar en su verdadero lugar la pieza Seis personajes en busca de autor de Pirandello, sera preciso conocer toda su produccin teatral y novelstica anterior, porque, en sta, forma el autor una especie de coda de todas las anteriores, y resume toda la filosofa pirandelliana, exponiendo al mismo tiempo sus teoras respecto al arte teatral.

Estrenaron Seis personajes en busca de autor, en Roma, en 1921 o 1922, eminentes artistas que formaban parte de la compaa que diriga el comedigrafo Daro Nicodemi: Vera Vergani, como la hijastra; Luigi Almirante, como el padre; Luigi Cimara, como el hijo, y Lupi como el director. A fines de 1923 lleg la compaa de Nicodemi a Espaa en gira de divulgacin del teatro pirandelliano y estren en el teatro de La Princesa, de Madrid, Seis personajes en busca de autor, estremeciendo, conmoviendo al buen pblico burgus de la corte de Alfonso XIII. Tres aos despus, nuestro gran actor, Alfredo Gmez de la Vega, que encabezaba, en unin de la actriz siciliana Mimi Aguglia quien actuaba en castellano su propia compaa, estren en el teatro de La Latina Seis personajes en busca de autor. El teatro de La Latina haba sido sede de las compaas de Mara Guerrero y Fernando Daz de Mendoza y de Francisco Morano, y gozaba de mxima categora entre los de la Villa y Corte. Alfredo y Mim haban estrenado ya La hija de Jorio y La antorcha escondida, ambas de D'Annunzio, cuando anunciaron en castellano la ms discutida obra de Pirandello. Alfredo hara al padre, Mim la hijastra, y el hijo Elvira Morla. El director de teatro fue encomendado al discreto actor Valenti.

Claro que no vi esta representacin. Pero tengo excelentes referencias de ella. La mejor, la crnica que public el poeta y crtico Manuel Machado en La Libertad, de Madrid. La saco de mi archivo y la prendo as se encienden estas lneas en seguida:

"He aqu de nuevo los Seis personajes en busca de autor traducidos al espaol por el seor Salvador Vilaregut... La prueba fue verdaderamente feliz. El pblico sabore hasta donde le era posible el placer puramente intelectual y literario que la obra podra proporcionarle. Es decir: que con notable intuicin supo ponerse en el caso del autor, para el cual el supremo inters de la vida empieza y termina de teln adentro. Sin la menor vacilacin acept los trminos del problema. Sin repugnancia alguna penetr y aun tom partido claramente en el conflicto entre el mundo real y el imaginario que Pirandello plantea.

"Y supo, adems, sonrer, comprensivo y avisado, a la miseria espiritual de los intrpretes con relacin a las creaciones del dramaturgo. Percibi que es ms toda la tristeza de los seres imaginados, creados por el autor cuya realidad es ms cierta y sobre todo ms fija que la constantemente mudable de los mismos hombres de carne y hueso pugnando por incorporarse en la grosera persona de ciertos cmicos admirablemente incomprensibles e incorregibles.

"Lo que no supo sentir el pblico de La Latina fue la emocin cordial por los "seis personajes" cuyo problema la angustiosa "busca del autor" es demasiado sutil para interesar humanamente a la generalidad del auditorio. A ste podra pedrsele en rigor que comprendiera; no haba modo de exigirle que sintiera. As ocurri, pues, al pie de la letra. Y tocamos aqu el punto dbil del teatro de Pirandello. Como si el ejercicio cerebral hubiera cercado casi del todo su corazn, la parte emotiva y sentimental ms de media vida y lo ms dramtico y teatral de la vida le falla siempre, poco menos que en absoluto. La misma ntima tragedia de los "seis personajes" no es la de los sentimientos de amor, de venganza, de odio, que el autor haba empezado a infundirles, sino la desesperacin ante la incomprensin de los cmicos y el director en cuanto a la interpretacin escnica exacta de esos mismos sentimientos. Su drama, pues, no es el suyo, sino el del autor. Fuera de esta falta de jugo sentimental, propia de toda obra de Pirandello, los Seis personajes en busca de autor valen por s solos todo un teatro y constituyen la ms admirable escuela de tcnica escnica y de interpretacin hasta hoy conocida. La comedia da fare de Pirandello es, adems, una stira formidable de las pretensiones de los cmicos y de sus inocentes pero terribles vanidades".

Hasta aqu el breve captulo inicial. En el prximo traer a esta columna otros comentarios y juicios sobre la interpretacin de la Aguglia y de Gmez de la Vega. Conviene, antes de seguir adelante, fijar la fecha madrilea de la primera representacin en castellano de Seis personajes en busca de autor: 12 de abril de 1926. En seguida vendr lo de Mxico, en 1927.