FICHA TÉCNICA



Notas Comentarios aclaratorios de la reinaguraciÛn del Teatro de La Paz de San Luis PotosÌ a cargo del Patronato de dicho teatro

Referencia Armando de Maria y Campos, “Más fechas y fichas sobre el nuevo teatro de La Paz, en San Luis Potosí”, en Novedades, 18 marzo 1954.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrónica

Novedades

Columna El Teatro

Más fechas y fichas sobre el nuevo teatro de La Paz, en San Luis Potosí

Armando de Maria y Campos

La publicación en esta columna de una breve historia del teatro de La Paz, de San Luis Potosí, dio motivo al Patronato que maneja ahora el gran coliseo del interior a algunas aclaraciones que vienen a completar aquella incompleta semblanza.*

El Patronato del teatro de La Paz está formado a la fecha por don Constantino Villalobos que funge como presidente, por el licenciado Antonio Rocha, quien actúa como secretario y por Agustín Castillo que maneja las finanzas como tesorero. A estas tres grandes comisiones se une la Comisión Artística, que está integrada por Vicente Cuadra, Juan Pons hijo, y Rafael Andrés, quien a la vez funge como gerente.

Aclarando como habilitado el hasta hace poco inútil teatro de La Paz, don Rafael Andrés me comunica que, la total reconstrucción interior de este edificio se debió al decidido empeño del entonces gobernador del estado don Gonzalo N. Santos, secundado posteriormente en forma también entusiasta por el gobernador actual don Ismael Salas. Para el efecto se creó un Patronato cuyos cargos son vitalicios y fue esta institución, con aportaciones de dichos gobernantes, las de los propios patronos y las de la Sociedad de San Luis, quien se encargó de llevar adelante los trabajos relativos que comprendieron también la construcción del ala izquierda, de la sala de conciertos Flavio Carlos con un cupo de 256 lunetas y las galerías de Arte Germán Gedovius que constan de dos pisos en el ala derecha. Esto, amén de la cantina, dulcería, guardarropas, contaduría y otros departamentos indispensables. En las obras intervinieron, además, el arquitecto Francisco J. Cossío, el arquitecto Ignacio Algara y los ingenieros Roberto Gómez Fernández y Flavio Madrigal. El Patronato tiene a su cargo la administración y vigilancia del teatro y de sus anexos y cuenta como patrimonio con el beneficio de una Ley expedida por el señor Santos que grava con un impuesto especial a todos los espectáculos, excepto los teatrales. El producto, que hasta la fecha ha venido dedicándose a cubrir el saldo del importe de la reconstrucción podrá destinarse más adelante al fomento de las actividades artísticas, figurando entre éstas principalmente, la subvención de los espectáculos teatrales. Que nosotros sepamos –dice el Patronato– es San Luis el único estado que cuenta con una ley semejante y resultaría de interés darla a conocer pues de ser imitada por otras entidades mucho podría contribuir a la solución de la actual crisis teatral que tanto lamentamos.

La reinauguración del teatro no se celebró con "lujoso baile", como yo, mal informado, aseguré porque ha sido muy especial empeño, tanto de las autoridades como del Patronato, que no tengan verificación dentro del recinto de aquel coliseo ninguna clase de festejos ajenos a las finalidades a las que están destinadas las distintas dependencias del mismo.

El hecho de que a pesar de su grandiosidad tenga un lunetario reducido, 1446 localidades exactamente, obedeció al deseo de alejar desde un principio toda posibilidad de que llegara un día en que pudiera pensarse en aprovecharlo para funciones cinematográficas. Por lo que hace a los conjuntos que han actuado en la sala principal, se hacen notar algunos nombres, con la aclaración de que corresponden a todas las compañías que han salido de gira por los estados y aún a los de algunas formadas exclusivamente para actuar en San Luis: compañías cómicas-dramáticas: María Tereza Montoya 2 temporadas; Armando Calvo; Luis G. Basurto; Joaquín Pardavé, 2 temporadas; Enrique Rambal; repertorio del INBA, grupos experimentales de Monterrey y Saltillo y cuadros de aficionados locales, sin mencionar a los espectáculos aislados de corta permanencia. Compañías de ópera y zarzuela cómica: Pepita Embil: (tres temporadas), Marcos Redonda; y Marianela Barandalla.

Ballets y danzas: ballet clásico, Lupe Serrano; español, Pilar López; hindú, Marinalini Sarabi. Baile español: Mariemma.

Recitadores y concertistas: Berta Singerman y Nicanor Zavaleta. Sinfónicas, las de Jalapa, Guanajuato y Guadalajara.

Folklore y atracciones: Jorge Negrete, Cabalgata, María Antinea,"Chang", Paco Miller –5 temporadas– profesor de Alba, Fu-Manchú y otros muchos.

El arreglo de los camerinos que se construyeron en número de 24, para nada influyó en que el teatro perdiera su famosa y magnífica acústica, pues la que tiene actual es muy superior a aquélla, tan elogiada.

Con estas ampliaciones a la breve historia del teatro de La Paz que me ha proporcionado don Rafael Andrés, queda en su justo medio mi semblanza de divulgación, y hago justicia a la patriótica labor que viene desarrollando el Patronato del teatro de La Paz.


Notas

* Se refiere a las crónicas publicadas el 4 y el 12 de febrero de 1954.