FICHA TÉCNICA



Título obra Moctezuma II

Autoría Sergio MagaÒa

Dirección AndrÈ Moreau

Elenco Ignacio LÛpez Tarso

Escenografía Graciela Castillo del Valle

Vestuario Graciela Castillo del Valle

Productores INBA

Notas Obra inaugural del ciclo de novedades teatrales organizado por la AsociaciÛn Nacional de Directores del INBA

Referencia Armando de Maria y Campos, Moctezuma II de Sergio Magaa, bajo los auspicios del Instituto Nacional de Bellas Artes, en Novedades, 10 marzo 1954.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

Moctezuma II de Sergio Magaa, bajo los auspicios del Instituto Nacional de Bellas Artes

Armando de Maria y Campos

El INBA ha presentado al pblico de Mxico la pieza en tres actos y un prlogo, Moctezuma II, de Sergio Magaa, joven autor mexicano, inteligente e inquieto, iniciando con este interesante estreno un ciclo de novedades teatrales que queda a cargo de la Asociacin Nacional de Directores, dependiente del propio Instituto tres de cuyos agremiados: Seki Sano, de origen japons; Fernando Wagner, de ascendencia alemana y Celestino Gorostiza, mexicano, se excusaron a su tiempo de dirigirla, imitando a Novo, director tambin mexicano, que dio excusas y no la mont. Dirigi la pieza del joven autor de Los signos del zodiaco, el director de origen francs Andr Moreau.

Singular expectacin un poco artificial, oficial mejor dicho precedi a la postura escnica de esta pieza, a la que su autor anunci como "la primera tragedia" del teatro mexicano y dio sus motivos que, a la postre, visto lo que es este drama entre familiares de Moctezuma, resulta excesivo. Sergio Magaa, inteligente y ambicioso, acert a crear un Moctezuma con perfiles tan singulares y reacciones tan novedosas, que nadie dejar de reconocer que es "su" Moctezuma, personaje antihistrico, tanto como lo son ya el Jurez, el Maximiliano y la Carlota de Usigli.

Conviene recordar quin fue Moctezuma II, segn lo que hasta ahora se sabe de su vida; de la historia, la leyenda y la crnica testimonial. A Moctezuma II se le llam Xocoyotzin, seor saudo; noveno rey azteca de 1502 a 1520. Hijo de Axaycatl. Actu como emperador y sumo sacerdote. De carcter altivo, severo y supersticioso, hizo degenerar la monarqua en absoluta y desptica; impuso tributos onerosos, promovi guerras injustas y cre un ceremonial riguroso, haciendo que se le acatara como un dios. Durante su reinado despleg un lujo extraordinario. Servanle de habitacin y de lugares de recreo los baos y el parque de Chapultepec. Tena a su servicio tres mil personas. Corts se aprovech de su difundida enemistad con los tlaxcaltecas, para llevar al cabo la ruina del imperio mexicano. Muy poco tiempo despus de entrar Corts a Mxico (1 de noviembre de 1519) los redujo a prisin. Habiendo salido Corts para Veracruz para destruir la expedicin de Pnfilo de Narvez, a su vuelta a Mxico encuentra a los espaoles que dejara al mando de Pedro de Alvarado, sitiados en su mismo cuartel; despus de una lucha encarnizada, vise Moctezuma obligado a servir de mediador; sali a la azotea del edificio que le serva de prisin, para arengar a su pueblo, pero apenas haba pronunciado las primeras palabras cuando una lluvia de flechas lo hizo caer herido, sucumbiendo al cabo de tres das el 30 de junio de 1520 si hemos de seguir creyendo la versin de antiguos cronistas y recientes historiadores, aunque no falt quien afirmara que Moctezuma fue asesinado por los espaoles... Nada de estos hechos de elemental historia figura en la pieza dramtica de Magaa.

El joven autor cre varias situaciones, dramticas algunas, teatrales la mayora, para que Moctezuma a veces Xocoyotzin, en ocasiones Ilhuicamina tuviera y sostuviera escenas violentas con el rey de Tlacopan (galn con tcnica a lo Romeo, enamorado, claro, de una Julieta azteca, Tecuixpo, hija de Moctezuma, que haba de adoptar el nombre de Isabel al recibir las aguas cristianas); Ixtlixchitl, Cacama, Cuauhtmoc, Cuitlhuac, los seores de Culhuacn, de Xochimilco y de Coyoacn, el embajador maya Chan, y el ministro (especie de poder tras el trono, anticipo teatral de Richelieu). Tambin aparecen la madre del emperador azteca, y el hijo menor, Axaycatl. Todos intervienen para que el poderoso Seor Saudo se convierta en guila que cae en medio de discusiones, disputas y aun un monlogo hamletiano; todo con un marcado propsito dramtico, nunca trgico, a pesar de la aparicin reminiscencia del teatro trgico de los griegos de tres viejas agoreras y adivinas, que despus, a su tiempo y en su tiempo, el genio de Shakespeare haba de fijar en la escena universal como brujas macbethianas... Construida la pieza de Magaa con intuicin y habilidad, hablada con dignidad, a veces el lenguaje se eleva ms all de lo normal pero en ocasiones roza lo vulgar; las metforas no siempre son claras, exponentes al fin del fino y fresco ingenio de los indgenas. Pero es en todo instante una gallarda muestra del talento de quien no se conforma con la urea medicritas del teatro de aficionados y estudiantes que es caracterstica de esta poca nuestra.

Cuando apenas contaba quince aos de edad, el gran poeta cubano Jos Mara Heredia, tan incorporado a la vida poltica y literaria de Mxico, escribi una tragedia en tres actos y en verso, que titul Moctezuma y los mexicanos. No lleg a representarse, tampoco a imprimirse. De esta obra dijo Heredia: "El siguiente ensayo, hijo de la presuncin y juego de los quince aos a que se escribi, debiera condenarse a las llamas por cualquiera que no fuera su autor. Empero, no he querido destruir estos borradores y los conservo para divertir alguna vez mis horas melanclicas con estos primeros vagidos de mi poesa, que sea cual fuere su absurdidad, se emplearon para desfogar pasiones altas y generosas...", como las que movieron a Magaa a escribir su apasionada versin sobre un Moctezuma II segn l lo ve, lo siente y lo sufre. Quin sabe si con el tiempo el Moctezuma verdadero an desconocido, se nutra de esta o de aquella escena del drama de Magaa, porque la tradicin o la leyenda, sin fantasa o sin imaginacin, a quin interesan, entretienen o divierten...?

Lo ms selecto de los actores experimentales, aficionados y estudiantes de la materia teatral, integran el amplio reparto de Moctezuma II, y todos con plausible dignidad. Algunos son ya casi profesionales por la continuidad de sus actuaciones en grupos experimentales o de radio y televisin, y stos son los que naturalmente ms dominio demuestran en tan apasionado oficio. A la cabeza de todos, el joven Ignacio Lpez Tarso en Moctezuma, que lleva el mejor camino para hacerse profesional y vivir con comodidad y respeto en tan ingrata profesin. El resto creo que es intil citar a todos e injusto dejar de hacerlo con algunos desempea sus partes con amor y disciplina. No se puede pedir ms a quienes se acercan al teatro movidos por el noble y generoso impulso de su aficin.

El director profesional Moreau acert al extraer de la accin y del sentido esotrico del dilogo, lo mejor del sabor local, ese aire de historia que sopla a lo largo del argumento convencional. A veces se antoja que el movimiento es lento, que la accin se arrastra. Pero, no podra ser esta caracterstica del tema y de la tragedia que los personajes llevan en su pecho, cargada de sangre, guerras y supersticiones...? El decorado escenografa y vestuario de Graciela Castillo del Valle simple, no da idea nunca de lo que fue la residencia imperial de Moctezuma II y, los trajes, si bien propios, no del mejor gusto en la eleccin y seleccin de los colores y de los atuendos.

Es de reconocer el respeto que campea en toda la postura Moctezuma II. Es natural que as sea, si un hombre como Celestino Gorostiza anima esta actividad teatral oficial. Con el teatro ocurre lo que con algunas personas, que cuando ms se las conoce, ms se las respeta. Es un privilegio excelso. Hoy resulta infrecuente encontrar quien respete medianamente el teatro; por eso escasea la reverencia hacia l.