FICHA TÉCNICA



Título obra La discreta enamorada

Autoría Lope de Vega y Carpio

Dirección ¡lvaro Custodio

Grupos y compañías Teatro EspaÒol de MÈxico

Notas de grupos y compañías ¡lvaro Custodio / director

Referencia Armando de Maria y Campos, La discreta enamorada, comedia de enredo de Lope de Vega, por el Teatro Espaol de Mxico, en Novedades, 17 febrero 1954.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

La discreta enamorada, comedia de enredo de Lope de Vega, por el Teatro Espaol de Mxico

Armando de Maria y Campos

Son irreprochables los antecedentes de La discreta enamorada que con ocasin de su estreno este siglo ha divulgado el Teatro Espaol de Mxico. En efecto, La discreta enamorada fue escrita por Lope de Vega hacia 1625, poco antes de que el papa Urbano VIII le concediera el capelo de doctor en Teologa, la Cruz de la Orden de San Juan y el derecho de anteponer a su nombre el ttulo honorfico de "frey". Lope le haba dedicado poco antes su drama histrico La corona trgica, sobre la infortunada Mara Estuardo. Las fuentes de inspiracin de Lope para nutrir su portentosa produccin fueron mltiples; para escribir La discreta enamorada se inspir en un cuento del italiano Bocaccio, el 3o., que se halla en la Jornada 3a. del famoso Decamern. Jernima de Burgos fue, probablemente, su primera intrprete.

Lope cambi personajes, cre otros, enred an ms la picaresca accin del cuento de accin muy italiana de Bocaccio, y logr una de las mejores comedias de enredo de situaciones, no por ilgicas menos entretenidas, para justificar, una accin que slo pretende servir de diversin de su tiempo, modelo ms tarde del que se sirvi el gran Molire para construir algunas de sus farsas ms movidas, aquellas que tienen un viento tan suave e indomable que obliga a moverse "en tiempo de baile" y con "ritmo de fantochines" a los personajes del enredo. En muchas escenas de La discreta enamorada se echan de menos el do musical, el concertante a cuatro o cinco voces. Amadeo Vives, gran compositor espaol de este siglo, vio en los enredos de Fenisa una zarzuela moderna, y compuso para el enredo que sobre el canev de "la discreta enamorada" le escribieron Romero y Fernndez Shaw su magnfica Doa Francisquita, que an se canta por el amplio mundo de la escena espaola, y que tuve la fortuna de ver estrenar en Mxico en 1923, en funcin inaugural del cine Olimpia dirigida por el propio Vives, quien en una entrevista que le hiciera al pisar tierra mexicana me habl mucho y con entusiasmo del teatro de enredo de Lope de Vega, anticipndose a su tiempo, y en el que a cada escena vea personajes que deban cantar y bailar.

Mxico es adicto a Lope de Vega desde hace siglos. Basta un dato para consagrar a Mxico lopista. Un indio mexicano, descendiente de los reyes de Texcoco y discpulo de los jesuitas, don Bartolom de Alva, tradujo en 1641 la pieza de Lope La madre de la mejor a la lengua azteca de su patria. En teatro colonial nuestro se nutri con infinidad de obras de Lope, y la gran gaditana Antonia de San Martn represent tantas veces y tan bien La discreta enamorada ella, en su vida privada se mostraba todo lo contrario, que algn cronista del virreinato la llam en papeles que causaron escndalo "Fenisa San Martn, la indiscreta enamorada". Probablemente el director de la San Martn, que lo era Fernando Gvila, no le dara a su Discreta Enamorada otro ritmo que el acostumbrado entonces, pobre en presentacin, un tanto esttico, atento slo a la recitacin. El director del Teatro Espaol de Mxico, lvaro Custodio, hombre de Tala que vive alerta al desarrollo ascendente del gran espectculo del mundo, vio la comedia como seguramente su autor, que escriba para el vulgo y el vulgo es necio, y pues lo paga es justo, etctera y no para eruditos, y le imprimi un encantador aire de farsa italiana, a tono con la ancdota bocaciana que Lope incorpor a su teatro castellano. Los personajes todos menos Fenisa, tan humana y discreta, tan inteligente y traviesa se convierten ahora en lo que fueron en su origen, fantoches de una farsa, a los que mueve la discrecin impaciente de una dama enamorada, ridculos en sus movimientos como tteres, como ellos siempre en paso de baile, obedientes a los deseos, pasiones, celos e intrigas, que les impone all arriba, en el telar de su imaginacin, su Autor, es decir, su Creador. Despus de la versin que al teatro de hace siglos Lope y Caldern, Shakespeare, Molire o Goldoni le han dado Meyerhold en Rusia, Copeau en Francia, Craig en Inglaterra y Bragaglia en Italia, no es imaginable una Discreta enamorada como la hicieron Mara Guerrero o Rosario Pino. Quin despus de saber lo que con el teatro clsico con Molire nada menos! hizo Jouvet (recordad su Escuela de los maridos, montada en el Bellas Artes, con lmparas colgadas del cielo, y sus personajes todos movindose siembre en aire de danza y farsa) se atrevera a montar una pieza alegre de Lope como en los tiempos de Antonia de San Martn y de nuestro Coliseo?

La comedia de enredos y situaciones La discreta enamorada de Lope, gana en gracia y ternura con los aos. Entre ms aeja, mejor. Bienvenido este "teatro espaol clsico" de Custodio, que se sirve al pblico refinado de ahora como aconsejaba Rubn, gran bebedor: vino viejo en odre nuevo... Custodio presenta, muy antiguo y muy moderno, una comedieta italiana con versos oro puro, y travesuras del siglo de Lope, flor de aventura e intriga. Casi sin cortes, y con un escenario aniado, esquemtico y funcional, que ayuda a las carreras, del corazn y del pensamiento, de Belisa y Fenisa, de Bernardo y Lucindo, de Gerarda y Doristeo.