FICHA TÉCNICA



Título obra Militares y paisanos

Autoría Emilio Mario LÛpez Fenoquio, hijo

Elenco Gerardo del Castillo, Miguel Maci·, Leopoldo OrtÌn, JosÈ G·lvez, Bugarini, Florencio CastellÛ, Emilia Gui˙, Kippy Casado, Carmen CortÈs, Micaela CastejÛn, Lola JimÈnez, Carmen Pel·ez

Espacios teatrales Teatro Ideal

Productores Carlos Ortega

Referencia Armando de Maria y Campos, El pasado vuelve: estreno de Militares y paisanos de Emilio Mario, la ltima noche del ao, en Novedades, 3 enero 1954.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

El pasado vuelve: estreno de Militares y paisanos de Emilio Mario, la ltima noche del ao

Armando de Maria y Campos

El ya viejo, sucio, destartalado teatro Ideal al que cronistas de origen espaol, aorantes de sus salas madrileas de espectculos dieron en llamar "la bombonera" de Dolores, en recuerdo de un coquetn teatrito de la ex corte de Alfonso XIII gan muy bien ganado, el mote de "teatro de la risa", porque durante muchos aos acogi el repertorio cmico que preferentemente llegaba de Espaa. Todo Mxico saba que al Ideal iba a rerse con obras de corte cmico, astracanesco y aun bufonesco, interpretadas por una compaa conjuntada a base de actores que no carecan de vis cmica, tan difcil de poseer. Desde Luis G. Barreiro hasta Angel Garasa, pasando por Manuel Tamez y el "Chato" Leopoldo Ortn, todos los actores cmicos que un da fueron alguien en la escena nuestra encabezaron largas temporadas de este gnero fcil, regocijado, entretenido y divertido, que cont con partidarios por legin. Quin no recuerda La venganza de don Mendo y La casa de salud, estrenadas la primera nada menos que por Mara Tereza Montoya y Julio Taboada, y la segunda por ngel Sala y Leopoldo Ortn? El primer gran xito del gnero fue Quin te quiere a ti? por Manuel Tamez e Isabelita Blanch, con la que la actriz valenciana descubri su verdadera lnea de trabajo, de la que vivi largos lustros...

Una vez cuando el repertorio cmico pareca agotarse, el estoico e invencible empresario Carlos Lavergne se inclin por otros gneros, y el teatro Ideal vino a menos, hasta quedar en nada. Otros empresarios no lograron que obras de corte serio hicieran huesos viejos, y el que en todas sus crnicas segua llamando "la bombonera de Dolores". Cmo poda prolongarse en el cartel una Sinfona domstica donde haba reinado, como rey absoluto de la risa, el astracn de Muoz Seca! Y el teatro Ideal estuvo a punto de desaparecer del mapa del Mxico que se divierte!

Ahora el viejo autor y reincidente empresario Carlos Ortega cuya fecundidad teatral slo halla un rival en la obra mltiple de Lope de Vega ata el cabo suelto de la tradicin cmica del teatro que fue de Barra Vilela, y anuncia una nueva temporada a base exclusivamente de obras para rer, que no tienen la pretensin de llamarse arte, ni se atribuyen transcendentalismo ninguno, ni aspiran a conmovernos el corazn ni la mente.

La temporada cmica del Ideal se ha iniciado la noche ltima del ao con la reposicin, estreno en verdad para las ltimas generaciones de la comedia en cinco actos y en prosa Militares y paisanos de Emilio Mario, hijo del actor espaol del mismo nombre, popularsima en toda Espaa y en Hispanoamrica hace ms de sesenta aos, tan recordada an que ahora tuvo la virtud de llenar la sala del viejo teatro y proporcionar al pblico sano que acudi al reclamo de Carlos Ortega dos horas del ms sano y regocijado esparcimiento. El pblico ri hasta troncharse, como en los mejores aos del "teatro de la risa" de Pepe y Braulio Junco.

Conviene recordar, brevemente, quien fue Emilio Mario. Hijo del actor espaol Mario Lpez Chvez, que cubri una etapa del teatro espaol que abarca de 1860 a 1899, el autor de Militares y paisanos creci en el teatro; naci en Madrid el ao 68, cuando su padre era ya gran actor. Su primera obra fue sta, Militares y paisanos que les estren Emilio Mario, su padre, y fue tan rotundo y espontneo su xito, que el joven autor, que ya era abogado, colg la toga y afil la pluma, y ya no hizo otra cosa que escribir para el teatro, con xito siempre. Como era costumbre entonces, tradujo, adapt e hizo cosas originales con y sin colaboradores. Algunos ttulos de sus obras, todas representadas en Mxico, encendern gratos recuerdos a muchos viejos aficionados al teatro; citar a algunos: Al mejor cazador, Los gansos del Capitolio, El director general, El crimen de la calle de Leganitos, El libre cambio, La verdadera ta Javiera, Tocino del cielo, El revisor, Carambolas de amor, El abanico y cincuenta ms. Muri en Madrid en 1911. Militares y paisanos fue estrenada en Mxico por la actriz cubana Luisa Martnez Casado en el papel de Tula, y a fines del siglo pasado Virginia Fbregas la representaba con pimpante picarda...

Bien, Militares y paisanos es ahora y fue siempre, una comedia intrascendente. Ocurre en Espaa, figuraos, cuando el pretendiente don Carlos mantena en pie y en armas a algunos cientos de ilusos partidarios, y, lo que es ms, en una escondida provincia espaola. Se habla en ella mucho de Cuba, se toca una huaracha, y se menciona a un "ingls" de Nueva York con un conmovedor desconocimiento de la geografa.

Pero es divertidsima, inocente hasta el pudor, y entretenida para todo aquel que no busque ms; abunda en situaciones no por inverosmiles menos teatrales, y todava es un raro ejemplo de hbil construccin de situaciones cmicas y de tipos entonces tan indispensables como inconfundibles, que se embrollan entre s sin ms objeto que quedar resueltos a satisfaccin de todos al final de la obra.

No se le hizo corte de importancia, representndose los actos cortos como cuadros para hacer slo dos intermedios. Una planta de actores profesionales en este gnero, tan modestos como estimables, interpret con desenfado responsable la divertida comedia: Gerardo del Castillo, nieto de nuestro fabuloso actor de igual nombre; Miguel Maci, Leopoldo Ortn que exager un poquillo, pero de casta le viene al galgo ; Jos Glvez, Bugarini, Castell de ellos, y de ellas, Emilia Gui de voz abaritonada y sin matices; por cierto no visti a Tula como una "seorita de provincia", sino como una vedette de cine; Kippy Casado, muy desenvuelta; Carmen Corts; Micaela Castejn, muy en carcter como caracterstica; Lola Jimnez y Carmen Pelez, que debe ser mejor aprovechada, pues ya demostr en El baile, al lado de Andrea Palma, que es excelente actriz.

La escena pobrsima, pero la voluntad de todos incalculable. Y el pblico, ese que nada sabe ni quiere saber de otra cosa que divertirse, contentsimo...