FICHA TÉCNICA



Título obra La Celestina

Autoría Fernando de Rojas

Dirección ¡lvaro Custodio

Elenco Amparo Villegas, Pilar Crespo (Pin), Alma Margarita Pliegot, Ofelia Guilmain, Lina Catal·n, Guillermo Orea,Ignacio LÛpez Tarso, Miguel Maci·

Grupos y compañías Grupo Teatro EspaÒol

Espacios teatrales Sala MoliËre

Referencia Armando de Maria y Campos, La Celestina, novela famosa, llevada al teatro en la sala Molire, en Novedades, 5 agosto 1953.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

La Celestina, novela famosa, llevada al teatro en la sala Molire

Armando de Maria y Campos

La Celestina, La comedia o tragicomedia de Calixto y Melibea, como fue llamada sucesivamente, es una amplia novela castellana, dialogada en veintin actos. De ella dijo Cervantes: "Libro en mi entender divino, si encubriera ms lo humano". Su importancia literaria es de primer orden y comparable a la del Quijote. Para muchos ser una novedad conocer algunos antecedentes de La Celestina de Fernando de Rojas, que el grupo Teatro Espaol en Mxico, ttulo anfibolgico por cierto, present primero en el Ateneo Espaol de esta ciudad, y del 31 de julio al 2 de agosto en la sala Molire.

La edicin ms antigua que se conoce de La Celestina es la publicada en Burgos en 1499, que tena diecisis actos. Tambin presenta diecisis actos la edicin de Sevilla; la de 1502 ofrece ya veintin actos, y a alguna posterior se le agrega otro ms, que como de mano distinta a la del autor de los actos anteriores, revela la colaboracin del pueblo.

Se asegura que el primer acto de la obra circul manuscrito entre los escolares de Salamanca, y se ha lanzado la afirmacin de que sirvi de base al autor para escribir los dems. El primer acto es mucho ms extenso que los otros y compendia la esencia de la Tragedia de Calixto y Melibea. El maestro espaol de todo saber, Menndez y Pelayo, a quien es indispensable recurrir en estos casos, asegura que "sera el ms extraordinario de los milagros literarios y aun psicolgicos que un continuador llegase a penetrar de tal modo en la concepcin ajena y a identificarse de tal suerte con el espritu del primitivo autor y con los tipos humanos que l haba creado". Sin embargo...

Consta en unos versos acrsticos que figuran al principio de La Celestina, que el autor se llamaba Fernando de Rojas y que naci en Puebla de Montalbn. Pero no pasan de aqu las noticias que de l se tienen, ni est demostrado que el escenario de La Celestina fuese Salamanca o Toledo, aunque parece que se trata de Salamanca. Quiz la falta de accin dramtica verdaderamente teatral, se parezca en primer trmino al teatro de Terencio. Pero antecedentes de La Celestina se encuentran en la Biblia, en Aristteles y en Virgilio, en Ovidio y en Pedro Lpez de Ayala, y en el Arcipreste de Hita. El tipo de alcahueta es abundante en todas las literaturas, pero aunque aparece en los clsicos, las caractersticas de perversidad y astucia del tipo castellano le dan al personaje perfiles imborrables.

La Celestina, sin ser comedia ni novela, es realmente la primera comedia y la primera novela de verdadera trascendencia en la literatura castellana. A pesar de su forma, la obra no es representable por su extensin y prolijidad. Para ser desarrollada en las tablas le falta accin y le sobran digresiones. No es sta la primera vez que en este siglo La Celestina se lleva al teatro como comedia. Hace cinco o seis aos se represent en Buenos Aires por un grupo experimental. Escribo esta nota lejos de mis fichas, y paso a las volandas sobre este dato interesante.

Calixto y Melibea son indudables antecedentes de los Romeo y Julieta shakespearianos. Ambos representan el sentido profundamente humano del amor. Celestina es el genio de la inteligencia y la astucia, puestas al servicio del mal o, si se quiere, de la intriga ruin y de la pasin plebeya. El lenguaje de La Celestina es magnfico, digna continuacin de los romances viejos, jugoso y lleno de flexibilidad, y las sentencias y proverbios populares abundan considerablemente, convirtiendo la obra en un arsenal de popular sabidura.

La presentacin y representacin de La Celestina en la sala Molire result muy estimable. Vaya por delante la afirmacin de que el pblico se interes vivamente por ese experimento teatral y acudi en nmero estimable a la sala Molire, cuyo escenario no es en modo alguno apropiado para esta clase de representaciones en las que el cambio de escenarios, aun sugeridos por movimientos de cortinas, es no slo necesario sino indispensable. El texto de La Celestina se redujo claro! considerablemente, y el juego escnico de los diecisis captulos primordiales de la obra, convertidos ahora en cuadros, llev la accin todo lo rpido que le fue posible a la escasa tramoya. El vestuario propio de la poca, muy usado, salvo el que us la Melibea. No vimos por ninguna parte la escenografa de Lpez Mancera, pero s estuvo presente una hbil direccin de lvaro Custodio para hacer teatro ms o menos moderno de una novela dialogada.

Excelente en trminos generales la interpretacin. Amparo Villegas, que es una estupenda hizo una Celestina casi perfecta. La actu y la dijo con maestra. Pilar Crespo, bella y discreta. Fue una revelacin la seorita Alma Margarita Pliegot, llamada seguramente a mucho ms en nuestro medio teatral. Ofelia Guilmain y Lina Cataln completaron el bien conjuntando grupo femenino. Guillermo Orea produjo la mejor actuacin masculina, y hall justa rplica en Ignacio Lpez Tarso. Miguel Maci, en el ingrato rol de Calixto, se mostr ms que discreto.