FICHA TÉCNICA



Título obra La prueba de las promesas

Autoría Juan Ruiz de AlarcÛn y Mendoza

Dirección Salvador Novo

Elenco Beatriz San MartÌn, Rosa MarÌa Moreno, JosÈ Neri Ornelas, ¡ngel Merino, Julio Monterde, ¡ngel CasarÌn, Roberto Lagos, Ignacio Navarro, Fern·ndez

Escenografía Miguel Prieto

Grupos y compañías Teatro Universitario

Espacios teatrales Teatro de la ComisiÛn Federal de Electricidad

Eventos IV Centenario de la Facultad de Jurisprudencia

Referencia Armando de Maria y Campos, Teatro Universitario. Estreno mundial de La prueba de las promesas de Juan Ruiz de Alarcn, en Novedades, 23 junio 1953.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

Teatro Universitario. Estreno mundial de La prueba de las promesas de Juan Ruiz de Alarcn

Armando de Maria y Campos

Un acontecimiento que honra a la Universidad de Mxico lo constituye el estreno premier mundial se acostumbra a decir ahora, de la comedia en tres actos La prueba de las promesas, escrita, segn todas las probabilidades en 1618 e impresa por primera vez en Espaa en 1634. Ha sido preciso para que ocurra tal acontecimiento, la celebracin del IV Centenario de la Facultad de Derecho mexicano, uno de cuyos actos conmemorativos ha sido este estreno, al que seguir una serie breve de representaciones. La prueba de las promesas, es una bella, ingeniosa y muy graciosa comedia de magia, una de las ms habilidosamente construidas por aquel mexicano ejemplar, el primero que llega a la categora de autor mundialmente conocido y reconocido. Mont la obra Teatro Universitario en el teatro de la Comisin Federal de Electricidad y el estreno tuvo lugar el sbado ltimo. Fue un acierto la eleccin de esta comedia absolutamente desconocida fuera de la erudicin literaria, y de la que ya di algunos antecedentes. El Teatro Universitario la mont suntuosamente con el mayor respeto y dignidad, confiando la direccin al talentoso y competente Salvador Novo, que ya ha dado nueva vida a otros de nuestros clsicos: sor Juana y Gorostiza, y Acua, que lo es de nuestro periodo romntico. Novo le dio singular movimiento a la ya muy movida accin que provoca el "mgico" don Illn. Apenas le hizo cortes, y eso para tener la accin ms viva, y supo hacer entender y expresar a los actores las muy vagas oscuridades del dilogo en verso del gran taxquense. El pblico apenas advierte las caractersticas ahora curiosas del modo de "faglar" de damas y galanes, criados y amas del siglo XVII. Escrita La prueba de las promesas por mil seiscientos, resulta a la fecha una ingeniosa, entretenidsima comedia, saturada de teatralidad. Oh, los deliciosos "apartes" de don Enrique, de Tristn y de Luca! con sus caracteres muy bien dibujados, los clsicos del ureo siglo. Est conducida muy bien, con maestra naturalidad y la ficcin de los dos mundos que viven los personajes por virtud de las artes de nigromancia de don Illn de Toledo, y que conduce a don Juan a sufrir el castigo de perder a doa Blanca y a don Enrique alcanzar el amor de sta, mientras don Illn asiste al proceso de la intriga con natural tranquilidad, como que sabe que todo lo que est sucediendo no tiene ms realidad que un sueo provocado por sus artes de cauto hechicero, y su moraleja final, sutil y del mejor efecto teatral. La conclusin a que llega el autor es sencilla: el caballero preferido provoca su propia ruina, y quien al fin merece el premio del amor es el amante verdadero, pues el amor con slo existir y perseverar alcanza correspondencia.

La mayor dificultad para presentar ahora el teatro del siglo XVII se haya en su economa de decoraciones y en la rpida posibilidad de variar la escena, porque descansaba en la imaginacin del espectador, y dbale a la accin un extraordinario ritmo acelerado que poda pasar, en un parpadeo, sin transicin, de lo real a lo fantstico. As como ocurre en la hasta ahora representada obra Prueba de las promesas. El gran escengrafo y fino artista que es Miguel Prieto dio la solucin al director Novo, respetando la indispensable economa de decorado, muebles y utilera, y hasta lo precario en este caso del foro, y cre un escenario simple y colorido, mitad sueo mitad realidad, abierta la escena, dividida slo por paredes ilusorias, con un fondo estilizado de Toledo. El vestuario, nuevo, rico, se ajusta en todo y por todo al de la poca que reproduce.

La interpretacin est a cargo de actores no comerciales. En el reparto hay dos mujeres, la dama y la criada confidente, un viejo grave (don Illn), dos galanes, dos criados de stos; y tres personajes para ligar, porque fueron suprimidos, por su intervencin episdica, tres pretendientes y criados. Beatriz San Martn, de serena belleza, claro talento y finsimo temperamento hizo la dama que visti esplndidamente con gusto y distincin. La hizo, dicindola con transparente y musical claridad, y la represent con graciosa femnea seguridad. No me pone sombras en el entendimiento el hecho de que Beatriz sea la compaera legtima de mi vida. As la veo y la siento como espectador crtico, y as lo digo y lo asiento. Rosa Mara Moreno, en la confidente vivaracha y sutil en achaques de psicologa amorosa, dijo sus partes graciosa e insinuante, tuvo su mejor momento al susurrar el soneto: Tristn, amor se precia de humildades... (acto II, escena 13), y uno poco feliz: un "mutis" respingado. Jos Neri Ornelas est excelente en el don Illn viejo grave actundolo con sobriedad y ponderacin. Acta como actor experimental cuajado que lleg y sabe estar. Bien estn los dos galanes ngel Merino, don Juan y Julio Monterde, don Enrique. Merino un poco fro, pero certero en sus cmicos "apartes", y ms seguro, muy desenvuelto y entonado Julio Monterde. ngel Casarn, que procede del teatro infantil, hizo el criado Tristn con soltura que es promesa de mayores empeos. Lagos, Navarro y Fernndez actan discretos entonando sus breves actuaciones con el armnico conjunto.