FICHA TÉCNICA



Notas AnÈcdotas de Jacinto Benavente, RamÛn MarÌa del Valle-Incl·n y Gregorio MartÌnes Sierra

Referencia Armando de Maria y Campos, Olvidos y recuerdos. Jacinto Benavente, Ramn de Valle Incln y Gregorio Martnez Sierra representan sus propias obras, en Novedades, 11 junio 1953.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Referencia Electrnica

Novedades

Columna El Teatro

Olvidos y recuerdos. Jacinto Benavente, Ramn de Valle Incln y Gregorio Martnez Sierra representan sus propias obras

Armando de Maria y Campos

Entre Paloma de Anouilh, y Lzaro de Obey, tengo un pequeo respiro en mi tarea de informador y comentarista teatral de la actualidad mexicana, que aprovecho para traer a esta columna una curiosa ancdota del teatro en Espaa, que he espigado en mis lecturas retrospectivas. Se trata de la poca de bohemia de los que con el tiempo haban de ser maestros del teatro espaol: Jacinto Benavente, Ramn Mara del Valle Incln y Gregorio Martnez Sierra.

Conclua el siglo XIX. La llamada generacin espaola del 98 tena un ao de nacida. Todava privaban en la escena espaola Echegaray, Eusebio Blasco, Vital Aza, Ramos Carrin, Mariano de Larra, Ricardo de la Vega. El joven Benavente estren el ao de 1899, La gata de angora, comedia, y Viaje de instruccin, zarzuela, con msica de Amadeo Vives; los hermanos Quintero a quienes llamaban "los nios sevillanos" su comedia grande El patio; Carlos Arniches, la zarzuela en tres actos La cara de Dios, con msica de Chap, y Antonio Paso y Enrique Garca lvarez La alegra de la huerta, con msica de Chueca. Era la poca en que los que cobraban del teatro, en Espaa y en Amrica, eran los "ingeniosos literatos", como Javiero de Burgos y Sinesio Delgado.

Sin embargo soplaban vientos de fronda. Un diario de Madrid public el 12 de diciembre de 1899 un suelto que deca: "Jacinto Benavente, el aplaudido autor que ha sabido colocarse en breve plazo a la cabeza de la juventud literaria, ide hace tiempo la creacin de un teatro artstico para que los literatos pudiesen ofrecer al pblico las producciones sin las trabas que empresas y direcciones artsticas ponen diariamente".

Gran expectacin haba por presenciar la funcin inaugural, anunciada para la tarde del 12 de diciembre del ltimo ao del siglo XIX, en el teatro Lara, de Madrid, a la sazn ocupado por la compaa de Juan Balaguer, que ese ao llevaba como primera actriz a Nieves Surez. La obra de xito de la temporada era La muela del juicio, del reputado escritor Miguel Ramos Carrin, que alcanz 100 representaciones, pero tambin haban merecido el favor del pblico otros dos estrenos: La sala de armas de Vital Aza y El Barn de Tronco Verde de Ricardo de la Vega.

Benavente organiz la funcin a beneficio de don Ramn de Valle Incln, presentndolo como autor. Cenizas, comedia dramtica en tres actos, primera produccin de Valle Incln, "fue escuchada benvolamente por el auditorio, compuesto casi en su totalidad por gente de pluma, que no pudo premiar la labor del dramaturgo, pero s celebrar el fino trabajo del escritor". En suma, que la pieza teatral fue un fracaso. Una novedad y un aliciente para "la gente de pluma y el pblico en general" fue la interpretacin de algunos papeles a cargo de los jvenes autores y de elementos de otros teatros. "La notable caracterstica de la comedia, Josefina lvarez, y los seores Jacinto Benavente, Martnez Sierra (don Gregorio) y Antonio Palomero, representaron muy bien el drama y fueron aplaudidos", dice el cronista de la poca seor Jos de Lace.

"El segundo estreno de la tarde dice el mismo cronista fue el de Despedida cruel, monsima comedia en un acto, de Jacinto Benavente, que escuch entusiastas y legtimos plcemes en el doble concepto de actor y autor. Josefina Blanco estuvo muy inspirada y Martnez Sierra acompa bien a los principales intrpretes de la nueva obra del autor de Gente conocida. Los que asistieron a la primera funcin del teatro artstico, salieron muy satisfechos del empleo que haban dado a la tarde del 12 de diciembre".