FICHA TÉCNICA



Eventos Premios de la Agrupación de Críticos de Teatro de México

Notas Ternas para los premios de la Agrupación de Críticos de Teatro

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 10 enero 1960, p. 2.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

[Premios de la Agrupación de Críticos, 1959]

Mara Reyes

Las ternas que año con año selecciona la Agrupación de Críticos para de ahí escoger a los merecedores de los premios, fueron hechos el lunes pasado, después de algunas discusiones y una que otra injusticia que nunca puede faltar en este tipo de selecciones. Los resultados fueron satisfactorios no obstante que se tuvo que desplazar a personas que como Mario García González trabaja desde hace años infatigablemente y siempre con la calidad de un gran actor o como José Luis Ibáñez que ha demostrado una gran capacidad como director en Asesinato en la catedral y en Las criadas o como Lola Bravo que dirigió estupendamente La comedia de las equivocaciones de Shakespeare; en estas ocasiones la mayoría de los votos resultó favorecedora de otros candidatos y... ¡la democracia es la democracia!

Para el Premio Juan Ruiz de Alarcón al mejor autor del año, quedaron abocados: Héctor Azar por La appassionata y El alfarero; Federico S. Inclán, por Detrás de la puerta y Luz María Servín por La luna del paraje roto.

En la terna de directores quedaron: José de Jesús Aceves por Papá buen Dios; Virginio Mariel, por Detrás de la puerta y Xavier Rojas por El hombre que hacía llover.

Para la primera actriz de 1959, después de reñido combate, quedaron en la terna: Beatriz Aguirre, por El hombre que hacía llover; Dolores del Río por Camino a Roma y María Douglas por La casa de los siete balcones.

Los tres primeros actores se consideraron: José Baviera, José Gálvez y Fernando Soler. Por sus actuaciones en: La carroza del santísimo, El hombre que hacía llover y La mordaza respectivamente.

La terna para la Revelación Femenina, quedó constituida por: Kitty de Hoyos, por su actuación en Sangre verde, Manola Saavedra, por El error de estar vivo y Carmen Salas por La cantante calva.

La única votación que resultó por unanimidad, fue la de la Revelación masculina: Carlos Becerril, por La casa de los siete balcones, Antonio Gama por Todos eran mis hijos y Fernando Luján por El hombre que hacía llover.

Se precisó que “Revelación” femenina o masculina, no quiere decir de ninguna manera que se trata de una actriz y actor novel con aptitudes y posibilidades, sino que ese premio se dará a aquella persona que –puede o no tener tiempo actuando– en un momento dado se revele como una actriz o actor ya seguro de sí mismo, en una palabra: formado.

En la escenografía, de los cuatro candidatos a la terna, resultaron electos: Antonio López Mancera por María Estuardo; Leoncio Nápoles, por Luna de miel..., para diez y Julio Prieto, por La muñeca muerta.

Para el Premio Xavier Villaurrutia, que se otorga dentro del terreno de teatro experimental, fueron elegidos tres grupos para formar la terna: el Grupo de la Escuela Nacional de Arquitectura, dirigido por Juan José Gurrola; el Grupo Experimental de la Penitenciaria, que dirige Álvaro Mutis y el Teatro Experimental Mexicano que dirige Jesús Cervantes Enríquez.