FICHA TÉCNICA



Título obra Asesinato a la hora exacta

Autoría Ernest Dudley y Arthur Watkyn

Notas de autoría Eleazar Canale / traducción

Dirección José de Jesús Aceves

Elenco Francisco Muller, Isabel Blanch, Maty Huitrón, Eric del Castillo, Bruno Rey, Alberto Pedret, Felipe Cueto, Berta Cervera, Ángel Merino

Escenografía A. Cañarc

Espacios teatrales Teatro Arcos Caracol

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 27 diciembre 1959, p. 2.




Grupos y compañías Teatro de Cámara de Alemania [Die Deutschen Kammerspiele]

Notas de grupos y compañías Reinhold K. Olszewski / director de la compañía

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 27 diciembre 1959, p. 2.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

[Teatro de Cámara de Alemania, Asesinato a la hora exacta]

Mara Reyes

Die Deutschen Kammerspiele. (Teatro de Cámara de Alemania).

Uno de los acontecimientos de mayor trascendencia en el año es, sin duda, la presentación del Teatro de Cámara de Alemania.

Este grupo, fundado hace apenas diez años por el director y actor Reinhold K. Olszewski, trabaja en forma de verdadero equipo. No hay en él el sistema que pregonaba Gordon Craig, cuando decía que el director debía ser la cabeza que moviera a los títeres actores.

Tampoco concuerda con la opinión de Konstantin Stanislavski de que el actor es la tecla más importante del teatro. En este grupo, todos son importantes. No hay estrellas, cada uno va tomando papel y preponderancia de acuerdo a las necesidades de la pieza. En realidad el Teatro de Cámara de Alemania ha logrado lo que es el ideal de todo aquel que verdaderamente ama al teatro.

El género de la actuación de ellos es el reverso de la medalla de la Comedia Francesa: nada de academismos, nada de reglas perennes; todo lo contrario, aquí todo es evolución, transformación.

¿Que sus escenografías son pobres? Todo aquel que conoce el teatro, comprende que en una gira es imposible disponer de todos los elementos escenográficos que se desean, ellos llevan consigo la carga más importante: la interpretación de una obra artística. Es una lección ver cómo la voluntad puede lograr que un grupo que trabaja en condiciones adversas, puesto que habla una lengua incomprensible para los pueblos que visita, puede comunicar tanto y llevar un mensaje artístico que es el mejor, para hacer que los pueblos se comprendan.

Y ojalá que de ese grupo salga el dramaturgo que Alemania tanto necesita en estos momentos.

Asesinato a la hora exacta. Teatro Arcos Caracol. Autores, Ernest Dudley y Arthur Watkyn. Traducción, Lic. Eleazar Canale. Dirección, José de J. Aceves. Escenografía, A. Cañarc. Reparto: Francisco Muller, Isabel Blanch, Maty Huitrón, Eric del Castillo, etc.

Aceves ha realizado una proeza: estrenar en días de posadas y llenar el teatro. La comedia se presta, es un género del que la gente gusta: el policíaco. Los personajes de la obra, trazados con todo el deliberado propósito de hacerlos sospechosos de un asesinato, sirven, como en toda comedia de este género, al autor para realizar la trama, sin embargo, no son marionetas. Viven y sienten como seres humanos.

Aceves, con esta obra, seguramente se recuperará de los gastos ocasionados por el fallido estreno de una obra que el licenciado Peredo –del cual usted, lector, ya habrá oído hablar más de una vez– le prohibió llevar a escena hace aproximadamente un mes, cuando ya tenía todo preparado.

Pero volviendo a la obra que nos ocupa, en ella vimos a Francisco Muller con su actuación limpia, sobria. Isabelita Blanch, aun cuando llena de simpatía y comicidad, deja ver un estilo de actuación pasadita de moda. Un consejo para Eric del Castillo, quien por lo demás está muy bien: recita –sobre todo en el primer acto– y es tiempo aún de corregirlo. A Bruno Rey, que se desterró cinco años de nuestros escenarios, lo encontramos más fresco, le damos una calurosa bienvenida. Bien Maty Huitrón, Alberto Pedret y Felipe Cueto. Un poco fría Berta Cervera, necesita más estudio y más sensibilidad, y Ángel Merino algo artificioso, era mucho más sincera su actuación en El hombre que hacía llover.

La dirección de Aceves es apropiada para este género de comedia y un gran acierto el uso de cortinas en la escenografía, simplifica y no distrae. En resumen una comedia bien lograda que le tendrá durante dos horas haciendo las más variadas suposiciones.