FICHA TÉCNICA



Título obra El escándalo del alma desnuda

Autoría Álvaro de Laiglesia

Dirección Rafael Banquells

Elenco Carmen Salas, Rosa Elena Durgel, Rafael Banquells, Jorge Mateos, José Peña, Kika Meyer, Gerardo del Castillo, Aurora Campuzano

Espacios teatrales Teatro 5 de Diciembre

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 4 octubre 1959, p. 3.




Título obra Kaleidoscomics

Autoría Sergio Bustamante, Hugo Argüelles, Mónica Nieto

Dirección Sergio Bustamante

Elenco Alejandro Duarte, Guillermo Kuri, Miguel Ángel Gil, Hermanas Sajurs

Espacios teatrales Foro Eón

Notas de espacios teatrales Sergio Bustamante / Director de la Escuela Dramática del Foro Eón

Referencia Mara Reyes (seudónimo de Marcela del Río), “Diorama teatral”, en Diorama de la Cultura, supl. de Excélsior, 4 octubre 1959, p. 3.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

imagen facsimilar

Referencia Electrónica

Diorama de la Cultura, Excélsior

Columna Diorama Teatral

[El escándalo del alma desnuda]

Mara Reyes

El escándalo del alma desnuda. Teatro 5 de Diciembre. Autor, Álvaro de Laiglesia. Director, Rafael Banquells. Reparto (por orden de aparición): Carmen Salas, Rosa Elena Durgel, Rafael Banquells, Jorge Mateos, José Peña, Kika Meyer, Gerardo del Castillo y Aurora Campuzano.

¿Imagina usted que su pensamiento fuera reproducido por un altavoz en sus reuniones sociales o delante de su cónyuge? ¿Calcula el peligro que entrañaría semejante hecho para su propia estabilidad?

Rafael Banquells en esta ocasión acertó en la elección de una comedia que además de tener una trama ingeniosa, está escrita con habilidad; claro está que El hombre, la bestia y la virtud era una comedia más fina, pero indudablemente ésta será mejor acogida por el público. De Laiglesia demuestra en su comedia que es necesaria cierta dosis de hipocresía para poder convivir en cualquier ambiente, pues si todos supieran lo que pensamos…

Dos cosas serían susceptibles de mejorar en la representación: una es acortar ligeramente el segundo acto, o imprimirle un ritmo más rápido, pues al final resulta un poco cansado, y la otra, más importante, es no descubrir desde el primer acto la personalidad de la esposa, pues con esto pierden interés las confesiones de ella en el tercer acto. Ojalá Banquells pudiera solucionar esos detalles, que aunque son propios del texto, la dirección puede corregirlos. Banquells –director– en esta ocasión logró que todos los personajes formaran un conjunto homogéneo –sólo una actriz se desorbitó: Aurorita Campuzano– pero en general resultó una dirección afortunada. Nuestros parabienes a Banquells por haberse salido de un carril de obras que en vez de darle prestigio se lo restaban. Por lo que toca a Banquells –actor– el personaje que aquí representa se adapta mejor a su personalidad que el de El hombre, la bestia y la virtud.

Indudablemente el papel más delicioso que le hemos visto a Carmen Salas, quien se va destacando como una finísima actriz cómica, es el de Laura en esta comedia, que tiene aciertos verdaderamente notables además de gracia y ligereza.

Rosa Elena Durgel, buena figura y elegancia, y si bien es cierto que no es de los papeles que se prestan a lucimiento, ella le da realce. Otro actor que destacó fue Jorge Mateos, poco a poco ha ido demostrando no sólo que es un buen actor sino que posee una gran versatilidad. El resto del reparto saca adelante sus respectivos papeles con acierto. Ojalá Banquells lograra que Aurora Campuzano no se saliera de su justo medio, ella es buena actriz y no necesita recurrir a exageraciones.

En cuanto a la escenografía, desde hace varias obras que es la misma; sólo el mobiliario cambia, tal vez a ello se debe que no tiene crédito en el programa el escenógrafo.

Si quiere usted pasar un rato agradable, vea este Escándalo del que no saldrá escandalizado.