FICHA TÉCNICA



Título obra Micaela

Autoría Joaquín Calvo Sotelo

Dirección Julián Duprez

Elenco Lorenzo de Rodas, Antonio Carbajal (Tony), Luis López Somoza, José Peña (Pepet)

Escenografía Abel Cano

Espacios teatrales Teatro Sullivan

Referencia Armando de Maria y Campos, “Micaela, de Joaquín Calvo Sotelo, en el teatro Sullivan”, en Novedades, 2 abril 1963.




TRANSCRIPCIÓN CON FORMATO

Crítica teatral de Armando de Maria y Campos: Micaela

Micaela, de Joaquín Calvo Sotelo, en el teatro Sullivan

Armando de Maria y Campos

    La comedia de Joaquín Calvo Sotelo, uno de los más distinguidos autores españoles contemporáneos, Micaela, en dos actos y en tres cuadros, tiene su origen en un cuento del escritor Vasco Juan Antonio Zunzunegui. No conozco el cuento, pero Calvo Sotelo logró construir con la idea central de este relato un primor de comedia que tiene el doble mérito de reflejar las costumbres de la clase media bilbaína, que es igual a la de todas las providencias del mundo, y de renovar con mano maestra un tema viejo, tanto que viene de los tiempos de Pluto, autor romano nacido 254 años antes de Cristo, que lo llevó al teatro por primera vez.
    Calvo Sotelo goza haciendo filigrama superficial durante la primera mitad de la comedia con las situaciones que crea el parecido de dos gemelos barbados y farmacéuticos, solteros además, que toman a su servicio a una moza vasca también, viuda, fresca, y, naturalmente conflictiva. Uno de ellos la enamora, y ella cae; el otro la enamora, ella se desploma, porque cree que el segundo es el primero y así, sin advertir quién es quién, yace

con los dos hasta que se anuncia el fruto de este amor triangular y gemélico. A partir de este punto la comedia adquiere profundidad y da motivo a más escenas de fina comicidad, porque ambos se creen padres de la criatura y ella no acierta a saber de quién lo es. Interviene el cura del lugar felizmente encuentra una situación que termina con la triple aventura y con la comedia. Teatro simple y sencillo, no comprometido ni con mensaje, entretiene y será fuente de ingresos en la taquilla, porque hay público suficiente en todas partes para comedias de este corte y entretenimiento.
    Es magnífica labor de Lorenzo de Rodas y de Tony Carbajal como los gemelos; María Idalia se muestra actriz de máxima excelencia y Luis Aragón logra un cura como sólo puede obtenerlo quien es actor de los pies a la cabeza.
    Luis López Somoza, Peña Pepet y Consuelo Monteagudo dibujan tres excelentes tipos. La representación en general, considerados obra e intérprete, se resuelve en una diversión deliciosa. Profesional y acertada la dirección de Julián Duprez. Buena en general la escenografía de Abel Cano. íOjalá y el público quiera ver esta divertida comedia!